Costa Rica: diputadas denuncian machismo por parte de sus compañeros en el Congreso

Desde chistes pasados de tono y abrazos que se vuelven incómodos, hasta la discriminación en la toma de decisiones por asuntos de género, son muestras del machismo que todos los días perciben algunas diputadas de parte de sus compañeros en la Asamblea Legislativa.

Según ellas, el machismo, actitud de prepotencia de los varones respecto a las mujeres, es uno más de los integrantes del plenario .

En un cuerpo legislativo donde hay 20 mujeres y 37 hombres, este tipo de roces enfrenta cada vez más a los congresistas, sin importar el color político que representen.

“Claro que hay machismo en la Asamblea Legislativa (…). En la vida cotidiana nos invisibilizan, podemos estar echándonos el discurso más valioso y trabajado, que no hay atención para esas cosas”, afirmó la diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC) Emilia Molina.

Para Patricia Mora, legisladora del Frente Amplio, el parlamento no se escapa de lo que sucede en la sociedad. “Predomina un talante masculino que para muchas mujeres es ofensivo. Nosotras, día con día, necesitamos demostrar mucho más, para que nos reconozcan la mitad, y eso es desgastante y supone crispación de parte de algunas mujeres que hemos ingresado a la política sabiendo que es un terreno de hombres”, dijo Mora.

Según declaró la congresista del Movimiento Libertario, Natalia Díaz, en el Congreso se dan constantes muestras de invisibilización de las mujeres, ya sea en la elección de las presidencias legislativas o en la discusión de propuestas.

En tanto, la diputada del PAC Nidia Jiménez afirmó que el machismo se hace presente en la toma de decisiones y la discusión de acuerdos, donde “los machos son los que se encargan”.

Una percepción. Sin embargo, ese machismo que apuntan las diputadas no es compartido por la mayoría de los legisladores.

“Soy respetuoso de las compañeras, pero parte de nuestro trabajo es el control político, y algunas veces usan ese argumento (machismo) para poner una mordaza en temas donde se tocan intereses de sectores”, opinó el diputado de Renovación Costarricense Gonzalo Ramírez.

El jefe de fracción del Movimiento Libertario, Otto Guevara, dijo que no se da un machismo como lo plantean las diputadas.

“Sinceramente, yo no he visto lo que algunas compañeras señalan como actitudes machistas de parte de compañeros diputados. Comportamientos hirientes, sí, está el tema de algunas bromas o chistes, que se hacen en el cafetín especialmente, pero nada aparte de ese tipo de bromas, que son muy de la cotidianidad, realmente”, dijo Guevara.

Sin embargo, el diputado del PAC Ottón Solís reivindicó el reclamo de sus compañeras, al señalar que es un asunto de sensibilidad de cada persona, y dijo que si ellas lo perciben, es porque se da, y se debe respetar.

Mientras, para el socialcristiano Luis Vásquez, es una cuestión de percepción, y negó que el machismo sea un problema en la Asamblea.

La Nación