Crisis en el Mercosur: Argentina, Brasil y Uruguay aceptaron activar el mecanismo de solución de controversias pedido por Venezuela

Argentina, Brasil y Uruguay accedieron al pedido de Venezuela de activar el mecanismo de solución de controversias del Mercosur previsto en el Protocolo de Olivos y, de esta manera, la diplomacia venezolana podrá “defender” el “hostigamiento” del cual se siente víctima por parte de la “triple alianza” (en referencia a Argentina, Brasil y Paraguay) el próximo 15 de diciembre en Montevideo, dijeron fuentes del gobierno a El Observador.

Buenos Aires, Brasilia y Montevideo ya le notificaron al gobierno de Nicolás Maduro su posición favorable a la activación del mecanismo. Paraguay , quien se opuso a esa posibilidad, decidió no formar parte de este proceso.

Caracas solicitó la aplicación del mecanismo el 30 de noviembre, un día antes que se venciera el ultimátum que los socios fundadores le colocaron para que regularizara su situación en el bloque respecto a la incorporación de normas en su ordenamiento interno. En la nota que envió al resto de los socios, Venezuela convocó al bloque para el lunes 12 de diciembre, fecha que resultaba inviable en tanto que no había sido acordada por todas las partes.

Ahora Uruguay, Brasil y Argentina proponen el 15 de diciembre y esa fecha deberá ser aceptada por todas las partes.

Uruguay manifestó desde un primer momento su posición de que el gobierno de Maduro tenía un legítimo derecho de acudir a este mecanismo a los efectos de que pudiera exponer sus argumentos. Pero esa no parecía ser la postura del resto de los socios en una primera instancia.

Presionados por la institucionalidad del bloque y por un antecedente fundamental -el mecanismo de solución de controversias se activó en 2012 a pedido de Paraguay luego de que fuera suspendido-, los gobierno de Macri y Temer accedieron a que se abra esta instancia.

El primer paso previsto por el mecanismo son las negociaciones directas, que serán conducidas por los Coordinadores Nacionales del Grupo Mercado Común (GMC) de los estados parte en la controversia o por los representantes que ellos designen.

En caso que esas negociaciones no prosperen está prevista la posibilidad de un arbitraje.

La primera reunión será un día después que Argentina asuma la presidencia pro témpore del bloque. El gobierno argentino es quien hará las invitaciones para el Consejo del Mercosur y será quien determine si Venezuela participará o no de esa reunión.

El Observador


El Frente Amplio se opuso a la exclusión de Venezuela del Mercosur

Mesa Política del Frente Amplio del Uruguay (en el gobierno) manifestó su oposición a la medida de excluir a Venezuela del Mercosur y denunció que la ofensiva liderada por la derecha en la región, al servicio de intereses imperialistas, va dirigida a afectar los mecanismos de integración regional, construidos en los últimos 15 años en América Latina y el Caribe, que se llevó adelante sin exclusión de países por diferencias políticas o ideológicas.

 

Asimismo, la Mesa Pol´pitica del FA respaldó la actitud del presidente Tabaré Vázquez de responder afirmativamente a la entrevista que le solicitara el presidente Nicolás Maduro y la voluntad del Gobierno Nacional de encontrar los mecanismos de superación de las controversias a nivel del dialogo entre las partes en el marco de los mecanismos contenidos en las disposiciones del Mercosur, particularmente en el Protocolo de Olivos.

DECLARACION
Ante la comunicación formulada a Venezuela, el pasado 2 de diciembre, con relación a la suspensión de sus derechos como Estado parte del Mercosur.

1)    Sobre la incorporación por parte de Venezuela del marco normativo vigente a que refiere el artículo 3º. del protocolo de adhesión de dicho país al Mercosur, cabe mencionar que:

En el Mercosur se encuentran vigentes 1227 normas para los Estados partes, de las cuales 68 normas no requieren adopción o incorporación por parte de Venezuela por tratarse de normas relativas a un Estado parte o por ser normas sólo derogatorias, por lo cual totalizan 1159 normas vigentes. De esa cantidad Venezuela notificó la adopción y o incorporación de 931 normas, restando por adoptar o incorporar 228 normas.

La República Bolivariana de Venezuela comunicó su disposición de avanzar en la adhesión al Acuerdo de Complementariedad Económica N°18 – ACE, para el cual informó que se encontraba desarrollando consultas internas. Este acuerdo rige las relaciones comerciales y económicas entre las naciones que integran Mercosur, y principalmente ratifica el compromiso que mantiene el país con el bloque comercial. Está compuesto por normas económicas y comerciales, que regulan el funcionamiento de este esquema de integración.”

Los hechos que se han sucedido:

El 29 de Julio Uruguay manifestó su voluntad de poner fin a su tiempo en la Presidencia Pro Témpore en el Mercosur y trasladar la misma a Venezuela en cumplimiento del artículo 12 del Tratado de Asunción; del artículo 5 del protocolo de Ouro Preto, y del artículo 3º. del Reglamento Interno del Consejo Mercado Común (CMC) :que determinan que “la Presidencia del CMC será ejercida por rotación de los Estados Partes en orden alfabético por un período de 6 meses”.

Esto fue impedido por el resto de los países (Brasil, Paraguay y Argentina) que invocando motivos políticos, sin ningún sustento jurídico, pasaron por encima de las normas que rigen al Mercosur e impidieron la transferencia de la Presidencia Pro Témpore a Venezuela como hubiera correspondido.

El 23 de agosto de 2016, los negociadores de Brasil y Paraguay, a los que se sumó Argentina, propusieron excluir a Venezuela del Mercosur, invocando disposiciones de la Convención de Viena sobre Derecho de los Tratados y desconociendo los mecanismos previstos de negociación entre las partes contenidas en las disposiciones normativas del Mercosur. Llegando a poner en cuestión la propia continuidad del Mercosur.

Ante la negativa de Uruguay se planteó un impasse y los 3 países dispuestos a excluir a Venezuela aumentaron la presión sobre Uruguay. La situación derivó en la resolución del 13 de setiembre que determinó una extensión del plazo para la incorporación de las normas que restaban por parte de Venezuela hasta el 1º de diciembre.

Resulta claro que el cambio de las correlación de fuerzas al interior de los países del Mercosur ha llevado a los que antes criticaban un supuesto “pacto ideológico”, ahora utilicen sus afinidades ideológicas para afectar la integración.

Particularmente con el desplazamiento de la Presidenta Dilma Rousseff y la llegada de un gobierno contrario a la Integración regional, se instala en el Mercosur y en la región una ofensiva conservadora y reaccionaria que pretende revertir los avances que en los últimos 15 años se dio a nivel regional en materia de integración, lo que permitió avances en materia de soberanía y autonomía respecto a centros de decisión global.

La invocación de aspectos jurídicos vinculados a normas generales sobre los tratados surgidos de la Convención de Viena, no puede pasar por encima de las normas que regulan al Mercosur y que obligan a la negociación entre las partes para la búsqueda de soluciones ante controversias que puedan surgir, y que están contenidas en el Protocolo de Olivos.

El objetivo político de excluir a Venezuela del Mercosur es parte de una ofensiva dirigida a golpear al Gobierno de Venezuela y a debilitar la Integración Regional no sólo a nivel del Mercosur, sino muy probablemente a otras instancias de integración como UNASUR y CELAC.

Resistir esos intentos de afectar la integración regional es un imperativo para quienes consideramos que la Integración Regional y su ampliación es la mejor alternativa para lograr la inserción en un mundo globalizado.

Ante ello:
LA MESA POLITICA NACIONAL DEL FRENTE AMPLIO MANIFIESTA

-Su oposición a excluir a Venezuela del Mercosur.

-Denuncia que la ofensiva liderada por la derecha en la región, al servicio de intereses imperialistas, va dirigida a afectar los mecanismos de integración regional, construidos en los últimos 15 años en América Latina y el Caribe, que se llevó adelante sin exclusión de países por diferencias políticas o ideológicas.

-Respalda la actitud del Presidente Tabaré Vázquez de responder afirmativamente a la entrevista que le solicitara el Presidente Nicolás Maduro y la voluntad del Gobierno Nacional de encontrar los mecanismos de superación de las controversias a nivel del dialogo entre las partes en el marco de los mecanismos contenidos en las disposiciones del Mercosur, particularmente en el Protocolo de Olivos.

SurVersión


Argentina asumirá la presidencia del Mercosur el 1 de enero sin la tradicional cumbre de mandatarios

Argentina asumirá la presidencia rotativa del Mercosur el próximo 1 de enero, pero sin la tradicional cumbre presidencial, declaró la ministra de Relaciones Exteriores de ese país, Susana Malcorra, junto a su homólogo brasileño José Serra.

Malcorra dijo que los cancilleres de los cuatro países fundadores del Mercosur se encontrarán la próxima semana en Buenos Aires para comenzar a discutir el plan de acción para el primer semestre de 2017 y dio a entender que Venezuela no estará presente.

“Lo de Venezuela no es una suspensión. Es una cesación de su participación en el Mercosur”, según han acordado Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay debido a que ese país no se adaptó a las normas del Mercosur cuatro años después de iniciado su proceso de adhesión al bloque, explicó.

Malcorra apuntó, sin embargo, que las cuatro naciones fundadoras del Mercosur mantienen la “esperanza de que Venezuela se adecúe lo antes posible (a la normativa del bloque) y que, cuando se corrobore su nivel de compromiso, vuelva” a ser miembro.

Aún así, subrayó que “uno no puede ser socio de un club y tener derechos de acceso sin ajustarse a las obligaciones”.

En relación a los próximos meses, consideró que el Mercosur debe intentar acelerar las negociaciones para un acuerdo comercial con la Unión Europea (UE), sobre todo por el escenario propicio que plantea la decisión del presidente electo de EEUU Donald Trump, de ponerle freno a los acuerdos bilaterales que negocia su país.

“La llegada de Trump puede interrumpir las negociaciones entre Estados Unidos y la UE y queremos aprovechar la oportunidad para mover la agenda del Mercosur lo más rápido posible”, indicó la ministra argentina.

En el marco de la que ha sido su primera visita oficial a Brasil, Malcorra fue recibida por el presidente Michel Temer, con quien pasó revista, según dijo, a “toda la agenda” bilateral y regional, y hubo una total coincidencia en el sentido de “apostar en el Mercosur”, pero “en un Mercosur más abierto al mundo”.

Infobae