Contexto Nodal
Los restos mortales de Fidel Castro viajan desde La Habana hasta el cementerio de Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba. Las cenizas del Comandante en Jefe realizan el mismo recorrido, pero en sentido inverso, que emprendió el Ejército Rebelde, bajo el mando del líder de la Revolución Cubana, el 2 de enero de 1959. En ese entonces, el Comandante y sus compañeros de lucha recorrieron localidades rurales y ciudades del interior del país.

Cortejos fúnebres de Fidel reanudará hoy recorrido en Oriente cubano

La caravana que traslada las cenizas de Fidel hacia Santiago de Cuba reanudará hoy su recorrido por la misma ruta que siguió en sentido contrario la caravana de la libertad en 1959.

Tras su estancia la víspera en esta ciudad del oriente cubano, el cortejo retomará su marcha y está previsto que en la noche, en Santiago de Cuba, se desarrolle un acto masivo de homenaje al líder de la Revolución cubana en la plaza Antonio Maceo.

Luego de su paso por ocho provincias, la caravana continuará por territorio de Las Tunas, Holguín, Granma y destino final en Santiago para completar el recorrido de más de mil kilómetros que hizo de Oriente a Occidente el Ejército Rebelde tras tomar el poder.

Durante toda la ruta, desde La Habana hasta su llegada a Camagüey, al cortejo lo recibieron millones de cubanos que se conglomeran a los lados de la Carretera Central para decir su último adiós al líder revolucionario. Este domingo, las cenizas de Fidel serán depositadas en el cementerio de Santa Ifigenia, muy próximas a donde descansan los restos del Héroe Nacional de Cuba, José Martí.

Prensa Latina


Dilma y Lula asistirán a homenaje a Fidel en Santiago de Cuba

La presidenta electa de Brasil Dilma Rousseff y el expresidente Luis Inácio Lula da Silva, participarán en el homenaje al líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, que se realizará el próximo sábado 3 y  domingo 4 de diciembre en el Cuartel Carlos Manuel de Céspede en Santiago de Cuba, donde descansarán sus restos.

Rousseff destacó que el líder cubano era uno de los más importantes de la política contemporánea y “un visionario que cree en la construcción de una sociedad fraterna y justa, libre de hambre y explotación, una América Latina unida y fuerte”.

Fidel era “el más grande de toda América Latina. Para las personas de nuestro continente y de los trabajadores de los países más pobres, especialmente para los hombres y las mujeres de mi generación, Fidel siempre ha sido una voz de lucha y esperanza”, expresó el exmandatario brasileño Lula da Silva.

TeleSur


El bravo pueblo del Camagüey no le fallará

Tras rebasar pasadas las cuatro de la tarde de este jueves los límites con la hermana provincia de Ciego de Ávila, el cortejo fúnebre que conduce las cenizas del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz recibió a su paso por estas llanuras el abrazo emotivo de miles de camagüeyanos congregados de manera espontánea a ambos lados de la Carretera Central.

Así ocurrió al transitar por las pequeñas comunidades y poblados de los municipios de Carlos Manuel de Céspedes y Florida, hasta arribar finalmente a la ciudad de Camagüey, colmadas sus principales arterias por un pueblo agradecido que permaneció firme durante horas, aun bajo una pertinaz llovizna, en espera de la caravana.

Ya cuando la noche caía sobre la tierra de El Mayor, el cortejo llegó a la Plaza de la Revolución Mayor General Ignacio Agra­monte Loynaz, aclamado por una multitud de estudiantes, trabajadores, combatientes y vecinos del lugar, quienes entonaron enardecidos el Himno Nacional en gigantesco coro que estremeció la histórica explanada y sus alrededores.

«Lo canto, junto a mi mamá y a mi papá, porque dice que morir por la Patria es vivir y eso es lo que le pasará a Fidel», comentó emocionada la pequeña Lorena, mientras la joven Lisandra reverenciaba en gesto respetuoso el armón con las cenizas del hombre que tanto hizo durante toda su vida fecunda por la felicidad de las nuevas generaciones.

«Esto no ha terminado aún», aclaró la estudiante, al referirse a la vigilia de homenaje póstumo que el pueblo, con protagonismo juvenil, le tributó a partir de las nueve de la noche en la propia plaza testigo de tantos acontecimientos trascendentales, en la cual participaron más de 200 artistas profesionales, aficionados y alumnos de las escuelas de arte de la localidad.

«No podía ser otra manera», subrayó Sergio Morales Vera, presidente de la filial camagüeyana de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), pues, dijo, «Fidel es un hombre de la cultura, es un intelectual, un pensador… y en su propia concepción y lucha por alcanzar un mundo mejor puso siempre a la cultura por delante».

«Gracias a esa constante preocupación, cuan­do hasta en los momentos más difíciles para la Patria dijo que lo primero que había que salvar era la cultura, comentó Morales Vera, nuestro país cuenta hoy con miles de personas capaces de apreciar la obra de los artistas y los escritores. Eso es algo que está en el corazón, en los sentimientos y en la esencia misma del cubano».

Tras una noche y madrugada colmadas de emociones di­versas, en que el pueblo expresó su último adiós al Co­mandante, el cortejo fúnebre continúa este viernes desde bien temprano su avance hacia Santiago de Cuba, pero antes pasará por el lugar desde donde Fidel se dirigió a los camagüeyanos el 4 de enero de 1959 en su marcha triunfal rumbo a la capital del país.

Granma