El gobernador electo de Puerto Rico define su agenda con el foco en la economía

Rosselló cuadra su agenda de los primeros 115 días

El gobernador electo Ricardo Rosselló finiquitó ayer -junto a los miembros de la Asamblea Legislativa de la Palma- lo que será la agenda de los primeros 115 días de su gobierno, la cual está basada en las medidas contempladas en el Plan para Puerto Rico.

Rosselló informó que el mismo día que entra la Legislatura en funciones -el próximo 9 de enero- se someterán para su aprobación varias piezas que le darán pasos a algunas de las leyes necesarias para encaminar a Puerto Rico en una nueva ruta.

“Este equipo de trabajo ha hecho un compromiso de establecer los parámetros y piezas legislativas necesarias para que podamos tener alternativas y permitir que Puerto Rico eche hacia adelante”, expresó el primer ejecutivo entrante.

Durante la reunión, dijo Rosselló, compartieron algunos de los hallazgos preliminares que surgieron durante el proceso de las vistas de transición. Igualmente, abordaron el tema de la carta que envió hoy la Junta de Supervisión Fiscal a Rosselló y al gobernador saliente, Alejandro García Padilla.

Para el líder de la Palma, la misiva contiene varios puntos importantes, como es el hecho que establece de forma categórica la situación fiscal de Puerto Rico, dejando saber que hay $7,000 millones en déficit; y evidencia que la actual administración “tomó las decisiones equivocadas”.

Dentro del complicado panorama, Rosselló destacó el hecho de que varias de las medidas que sugieren los miembros de la Junta de Supervisión Fiscal para redirigir el país son propuestas que están contenidas en el plan programático de la colectividad, algunas de las cuales ya están encaminadas.

Entre estas, dijo, está la propuesta de una reforma energética, la flexibilización de la Ley de las Alianzas Público Privadas (APP), la reducción del aparato gubernamental y un nuevo sistema contributivo. “Todos esos componentes son parte de lo que ha sido nuestra oferta para el Gobierno de Puerto Rico, señaló.

El presidente entrante de la Cámara de Representantes, Johnny Méndez, reconoció que se avecinan días de mucho trabajo para que el gobierno pueda contar con las herramientas necesarias para ir ante las casas acreditadoras y el gobierno federal.

“Es momento de transparencia, pero también de demostrar que somos un gobierno que va a poner la casa en orden, pero exigiendo responsabilidad”, insistió Méndez.

Su homólogo en el Senado, Thomas Rivera Schatz, igualmente destacó el compromiso de los miembros de dicho cuerpo. “Tenemos una agenda definida de legislación que habrá de atenderse desde el primer día. Estamos preparados para aprobar legislación el día 9 de enero”, sostuvo.

El Nuevo Dia