“Estoy a punto de agarrar el avión y buscarlo en el país de Europa que esté para hablar con él, porque yo creo en Tabaré (Vázquez), creo en su espiritualidad y en su ética” – Nicolás Maduro, tras la suspensión de Venezuela del Mercosur

Nicolás Maduro: “Estoy a punto de agarrar el avión y buscarlo en el país que esté” a Vázquez

Luego de que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, solicitara públicamente una reunión con Tabaré Vázquez para tratar el tema de la suspensión del país caribeño en el Mercosur, el uruguayo le respondió que estaba dispuesto a un encuentro. Pero Vázquez se encuentra hasta el miércoles en Europa, por lo que aclaró que estos días no podría concretarse esa reunión.

En declaraciones desde Cuba a Radiodifusión Nacional, y recogidas por radio Monte Carlo, Maduro respondió: “Estoy a punto de agarrar el avión y buscarlo en el país de Europa que esté para hablar con él, porque yo creo en Tabaré, creo en su espiritualidad y en su ética, y creo que si algún funcionario de su Cancillería ha cometido un error, estoy seguro que lo va a rectificar, estoy seguro cuando hable cara a cara, ojo a ojo con ese hombre bueno que es Tabaré, él va a reconocer que tenemos razón”.

El venezolano sostuvo además que luego de estar en el Mercosur por cuatro años, su país cumple con el 95% de las normas del bloque: “Nuestros hermanos países fundadores, por cualquier razón que se quiera decir, algunos llegan al 75%”, dijo.

Maduro agregó que “no nos han dado el derecho a la defensa. Nadie nos ha llamado de los países del Mercosur a ver si es verdad la consabida acusación de que no hemos cumplido con las normas”.

Y por último, insistió en que Vázquez “va a reconocer que tenemos razón y que el Mercosur debe buscar el rumbo de la unión en la diversidad y no el sectarismo y la persecución ideológica”.

Maduro dijo que “cada vez que convoquen al Mercosur, ustedes me van a ver ahí, viéndole la cara a (Michel) Temer, si es que asiste ese cobarde, y a (Mauricio) Macri porque nosotros somos combatientes y no vamos a dejar que se mancille la dignidad y la legalidad de un pueblo noble como el pueblo de Venezuela”.

El País