Informe de Unicef: 70 millones de niños latinoamericanos son pobres

La región más desigual del mundo

Cuatro de cada diez niños en América Latina viven en situación de pobreza. La estadística surge de un relevamiento del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) para América Latina y el Caribe, y establece –a partir de una medición multidimensional– que 70 millones de chicos de la región se encuentran por debajo de la línea de la pobreza infantil. De los 70 millones, el 41 por ciento vive en la extrema pobreza. La directora regional del organismo, María Cristina Perceval, calificó de “inaceptable” la situación de Latinoamérica.

“Estas cifras no solo son inaceptables éticamente, sino que dan cuenta de una contundente violación de los Derechos Humanos de miles y miles de niños y niñas, derechos que están plasmados en la Convención de los Derechos de los Niños, la cual han ratificado todos los Estados de la región y que se han comprometido a honrar y cumplir”, advirtió Perceval.

En conmemoración con el 70° aniversario de Unicef, la directora para América Latina y el Caribe, estableció que “en las últimas dos décadas los avances económicos, culturales y sociales para la región han impactado positivamente en el bienestar de la población infantil” y lo que permitió una mejora institucional para la protección de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes. Sin embargo, Perceval explicó que Latinoamérica “sigue siendo la región más desigual del mundo” y anticipó que “70 millones de los 195 millones de niños, niñas y adolescentes, actualmente viven en la pobreza y 28,3 millones se encuentran en situación de pobreza extrema”.

El organismo internacional recurre al análisis de diez dimensiones para identificar las causas de la desigualdad infantil: nutrición, salud, educación, incorporación de información, saneamiento, vivienda, ambiente, protección contra la violencia, protección contra el trabajo infantil e interacción social. Este enfoque, denominado “pobreza multi-dimensional infantil”, interioriza acerca de los controles rutinarios de salud a los que concurren los niños, su escolaridad –en los niveles inicial, primario y secundario–, las condiciones de vivienda de los niños y niñas, los episodios de violencia verbal o física que han sufrido chicos de entre 2 y 17 años, entre otros indicadores establecidos en la metodología.

“3,6 millones de niños y niñas con edad de asistir a la escuela primaria no lo hacen, o mejor dicho, no han sido generadas las oportunidades y condiciones para que lo puedan hacer. Esta desigualdad no es inevitable, como no es inevitable que 7 de cada 10 niños y niñas con discapacidad no asistan a la escuela en América Latina y el Caribe” expuso Perceval.

Para concientizar acerca de la estadística acerca de la pobreza infantil en Latinoamérica, el organismo internacional subió a la web un video titulado “¿A qué se parecen 70 millones?”. Allí, parte del número de niños y niñas que viven en situación de pobreza para compararlo con los pocos segundos que puede tardar una publicación en las redes sociales en conseguir setenta millones de visitas. El objetivo del contenido elaborado por Unicef es remarcar que la cifra relevada de 70 millones de chicos que padecen necesidades básicas es “inaceptable”.

Por último, la directora regional de Unicef para América Latina y el Caribe criticó el compromiso gubernamental de la región, al señalar que, aunque todos los Estados “han ratificado la Convención de los Derechos del Niño”, la inversión pública en la infancia “sigue siendo en promedio un 5 por ciento del PBI. Así no podremos erradicar la pobreza infantil”. A la vez, Perceval explicó que la misión de superar la desigualdad en Latinoamérica no es responsabilidad exclusiva de la gestión de los Gobiernos, sino que “la sociedad entera debe ser voz activa y vibrante de un movimiento que reconozca que los derechos de la infancia son realmente prioritarios”.

Página 12


Informe de Unicef: Estado mundial de la infancia 2016