La Corte Constitucional define cómo se implementará el acuerdo de paz

Expectativa por la vía para implementar el nuevo acuerdo de paz

La opinión pública tiene sus ojos puestos en la decisión que tomaría este lunes la Corte Constitucional sobre el camino para implementar en el Congreso el acuerdo alcanzado con las Farc: si será la vía rápida (‘fast track’) o el procedimiento ordinario.

El alto tribunal espera resolver hoy una demanda contra el acto legislativo que creó el ‘fast track’, herramienta que el Congreso aprobó para tramitar de manera expedita los proyectos de ley y de reforma constitucional necesarios para trasladar a la realidad los puntos acordados en La Habana.

Desde Oslo (Noruega), donde recibió el premio Nobel de Paz el sábado pasado, el presidente Juan Manuel Santos manifestó nuevamente su confianza en que este camino sea habilitado por el máximo tribunal de lo constitucional.

“Espero que mañana (lunes) la Corte Constitucional le dé su bendición al procedimiento de ‘fast track’, de vía rápida, para implementar el acuerdo más rápidamente, porque nosotros sabemos, luego de estudiar los procesos de paz de otras partes del mundo, que es muy importante acortar el tiempo que pasa desde el momento en que se firma el acuerdo y el que se implementa”, afirmó Santos desde Oslo.

El ‘fast track’ o vía rápida consiste en la reducción de los tiempos en los que el Legislativo tramitaría las normas necesarias para implementar el acuerdo con la guerrilla.

A mediados de este año, el Congreso terminó de aprobar este procedimiento especial, algunos de cuyos puntos fueron objeto de demandas ante la Corte Constitucional con el argumento, entre otros, de que sustituye la Carta de 1991.

El recurso, el cual se espera que se resuelva hoy, le correspondió a la magistrada María Victoria Calle y busca que se declare inconstitucional esta reducción de tiempos para el trámite de las leyes y actos legislativos necesarios para desarrollar lo pactado.

Refrendación popular

El problema para aplicar el ‘fast track’ en el Congreso es que su vigencia quedó atada a la refrendación popular del acuerdo al que se llegó con las Farc, la cual fracasó en el plebiscito del pasado 2 de octubre.

Ese día, la mayoría de los colombianos le dijo ‘No’ al texto acordado con la guerrilla, con lo que la “refrendación popular” de la que hablaba el proyecto que creó estas reglas especiales no se cumplió.

Tras esa votación, el Gobierno y la guerrilla lograron un nuevo acuerdo, el cual fue refrendado –de manera unánime– por el Congreso hace dos semanas.

Aunque para algunos este aval sería suficiente para poner en funcionamiento las reglas especiales para implementar el acuerdo con las Farc, el Gobierno ha preferido esperar el pronunciamiento de la Corte Constitucional para comenzar a presentar los proyectos de ley y de enmienda a la Carta Política que desarrollarán lo pactado.

Urgencia

Varios expertos han manifestado la urgencia de que el acuerdo con las Farc se implemente de manera rápida, entre otras razones para darles seguridad jurídica a los miembros de la guerrilla.

En este caso, por ejemplo, el primer proyecto de ley que se tramitaría en el Congreso para la implementación sería el de amnistía, el cual permitiría definir la situación judicial de miles de guerrilleros que solamente están señalados de rebelión y delitos como daño en bien ajeno, concierto para delinquir y porte y tenencia de armas de fuego, entre otros.

Aunque el proyecto de ley de amnistía ya está listo y podría debatirse y aprobarse en sesiones extras y con mensaje de urgencia, el Gobierno ha manifestado su deseo de esperar una decisión de la Corte para tramitar estas iniciativas.

Apoyo

Mientras tanto, varias voces han manifestado la viabilidad de la herramienta del ‘fast track’ o vía rápida para la pronta implementación del acuerdo.

El expresidente de la Corte Constitucional Juan Carlos Henao afirmó que el alto tribunal tiene “todos los elementos de juicio para permitir que el ‘fast track’ empiece a funcionar prontamente”.

“Lo único que puedo decir y con toda claridad es que si yo estuviera de magistrado, como debería estarlo en este momento, votaría a favor de ‘fast track’ ”, afirmó Henao.

El presidente de la Cámara, Miguel Ángel Pinto, afirmó que los tiempos están “establecidos” de tal manera que si esta semana hay un concepto favorable de la Corte Constitucional, “se inicie, de manera conjunta, en las comisiones primeras a trabajar el proyecto de amnistía”.

“Seguramente estaremos en plenarias hasta los días 26, 27 o 28 de diciembre para convertir esta iniciativa en ley de la República, se pueda dar cumplimiento a la desmovilización de las Farc y comiencen su proceso de dejación de armas, que es lo que los colombianos queremos ver”, afirmó Pinto.

¿Qué dice la ponencia?

La ponencia que la magistrada María Victoria Calle presentó a sus compañeros de la Corte Constitucional dice que la reducción en los tiempos para tramitar las normas que desarrollen el acuerdo no sustituye la Carta.

Su planteamiento es que son herramientas de justicia transicional que, en este caso, buscan fines válidos: la desarticulación de grupos ilegales y la paz, derecho protegido por la Constitución.

Aunque en el proceso que estudia Calle no se demandó el artículo que condicionó la aplicación de esta vía rápida a la “refrendación popular”, es posible que en el debate se discuta este punto.

El Tiempo


Con el Nobel bajo el brazo, Santos visitará al papa

Formalmente Juan Manuel Santos ya no es solo presidente de Colombia sino también premio Nobel de Paz. Así lo acreditan la medalla de oro, el diploma y el cheque de 8 millones de coronas suecas que recibió el sábado en Oslo. Aceptar el galardón era el principal propósito de su viaje a Europa, pero no el único. Su agenda no se agota con la ceremonia, el banquete, las múltiples reuniones políticas o el concierto en su honor a los que asistió en la capital de Noruega a lo largo el fin de semana.

A partir de este lunes hará visitas oficiales a Suecia, España e Italia, además de una parada en las instituciones de la Unión Europea en Bélgica, para seguir recogiendo apoyos de la comunidad internacional al nuevo acuerdo de paz y rematar con una audiencia con el papa Francisco.

La semana arranca con una pequeña maratón diplomática. En su segunda parada escandinava, Santos se entrevistará en Estocolmo con el rey Carlos Gustavo de Suecia y con el primer ministro Stefan Löfven. En el Parlamento dará un discurso sobre el proceso de paz en Colombia y en el Museo Nobel de Suecia dejará la paloma que porta en su solapa. Como es conocido, Suecia también alberga los premios Nobel, pues el único que no se entrega en Estocolmo es precisamente el de Paz.

En la tarde del lunes, Santos estará en Bruselas para la creación formal del fondo fiduciario de la Unión Europea para el posconflicto, con recursos por unos 575 millones de euros, junto a la jefa de la diplomacia europea Federica Mogherini.

Y en la noche llegará a España, en donde a partir del martes se reunirá con el presidente del Gobierno Mariano Rajoy y el rey Felipe, además de empresarios. También recibirá el doctorado Honoris Causa de la Universidad Alfonso X El Sabio.

El jueves aterrizará en una Italia sumergida en el caos político luego de la renuncia del primer ministro Matteo Renzi, un socio confiable que hace un año había visitado la Casa de Nariño para convertirse en el primer jefe de gobierno italiano en hacer una visita oficial al país. La derrota en un referendo clave para sacar adelante una reforma política le costó su cabeza, pues había prometido marcharse si perdía, y el domingo se conoció que el ex canciller Paolo Gentiloni aceptó el encargo del el presidente de la República Italiana, Sergio Mattarella, para formar un gobierno.

En cualquier caso, Santos tenía programado reunirse en Roma con Renzi para suscribir acuerdos binacionales, como lo hicieron a su paso por Bogotá, además de conversar con el presidente Mattarella. También se verá con inversionistas y visitará la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

El papa y san Francisco

El viernes será la anticipada audiencia privada con el papa Francisco. El apoyo de la Santa Sede al proceso de paz colombiano ha sido explícito en varias ocasiones, y el cardenal Pietro Parolín, secretario del Vaticano, estuvo en Cartagena para la firma del acuerdo original entre el Gobierno y las FARC.

El propio papa Francisco se ha manifestado en algunos momentos clave, especialmente durante su histórica visita Cuba en septiembre del 2015, días antes del primer apretón de manos entre Santos y Timochenko, cuando se anunció el acuerdo en el punto de víctimas.

“Que la sangre vertida por miles de inocentes, durante tantas décadas de conflicto armado, unida a aquella del señor Jesucristo en la cruz, sostenga todos los esfuerzos que se están haciendo, incluso aquí en esta bella isla, para una definitiva reconciliación -dijo en su momento el papa-. Por favor, no tenemos derecho a permitirnos otro fracaso más en este camino de paz y reconciliación”.

Con el Nobel y el nuevo acuerdo firmado y refrendado por el Congreso, se espera que Santos concrete con el papa los planes sobre su esperado viaje a Colombia en 2017, que ha sido confirmado y puesto en duda en varias ocasiones.

Por último, el presidente recibirá el sábado en la Basílica de la ciudad italiana de Asís la Lámpara de la Paz, creada en memoria de san Francisco de Asís, en reconocimiento al “esfuerzo hecho en los procesos de reconciliación con las FARC”.

Semana