Las Farc inician la marcha hacia las zonas donde se llevará a cabo la desmovilización

Este martes, las Farc comienzan su última caminata como guerrilla

En cuestión de horas, los guerrilleros de las Farc iniciarán su última caminata por las montañas de Colombia. Al contrario de lo hecho en el último medio siglo, en esta ocasión no van a confrontar a su adversario ni a atacar a un poblado, sino los ánima el propósito de llegar a las zonas veredales de ubicación y agrupamiento, paso previo para desaparecer como grupo armado.

Si todo sale como está previsto, a esta hora los miembros de esa guerrilla deben estar acomodando sus pertrechos, pues según el cronograma del proceso de desmovilización, este martes será el día D+5.

Esto quiere decir que los guerrilleros deben dirigirse a los lugares de paso en los que estarán antes de regresar a la vida civil. Serán 20 zonas veredales transitorias de normalización, (ZVTN ) y siete puntos transitorios de normalización (PTN).

“Se trata de operaciones que implican un riesgo realmente enorme. Solo la Fuerza Pública tendrá los puntos por donde irán los guerrilleros para protegerlos, tal como se está haciendo ahora en Bogotá con los integrantes del Secretariado. De hecho, los miembros de la cúpula de la guerrilla han salido casi todos los días de su sitio de hospedaje, para citar tres casos, a los concurridos sectores de Chapinero, el centro y El Lago, y los bogotanos ni siquiera se han percatado”, dijo una fuente del Gobierno que ha seguido de cerca esta parte del proceso.

Cuenta que además los guerrilleros rasos hoy están en zonas de muy difícil acceso, inhóspitas en toda su dimensión. Situación que se complica también por las condiciones invernales.

“La guerrilla lleva medio siglo moviéndose por el territorio nacional sin ser detectada. Es probable que ahora no sea el caso”, agregó la fuente. “Esto es: esa foto en su última travesía con el fusil al hombro no se va a ver”.

Todo está listo

El Ministerio de Defensa confirmó esta semana que tiene todo listo para trasladar a los milicianos a los puntos en los que se ubicarán en los próximos seis meses.

Desde el miércoles, cuando se anunció el inicio del ‘día D’ (el jueves), el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, anunció que las Fuerzas Militares y la Policía tenían listos a 12.000 uniformados para brindar seguridad en los corredores de movilidad a las zonas.

Para entonces, según el Ministro, 17 de las 27 zonas ya estaban listas. “Esperamos que en máximo 10 semanas estén las 10 restantes”, dijo Villegas.

Luego vendrá el proceso de dejación de las armas. Primero serán tres meses (D+90), en los que entregarán el 30 por ciento; el siguiente mes (D+120), otro 30 por ciento, y el restante (40 por ciento), el día D+150.

Las Farc deberán suministrar al Componente Internacional de Monitoreo y Verificación, desde mañana, la información para el “transporte, registro, identificación, monitoreo y verificación de la tenencia, recolección, almacenamiento, extracción y disposición final de las armas”, según se lee en el acuerdo.

Dado este paso, se podrá concretar el lugar de instalación de los contenedores para la seguridad del armamento.

Así, el país avanza hacia un hecho trascendental: la integración a la vida civil de las Farc para hacer política sin armas.

La implementación toma forma mientras el Gobierno está a la espera de la decisión de la Corte Constitucional sobre el ‘fast track’ (vía rápida), para poder tramitar en el menor tiempo posible los proyectos y reformas para concretar lo acordado en La Habana.

Precisamente, el presidente Juan Manuel Santos le dijo en una entrevista a El TIEMPO, publicada este domingo: “El ‘fast track’ es necesario para las reformas constitucionales y también para las leyes de más alto rango”. Y agregó: “Hago votos para que la honorable Corte Constitucional le dé su visto bueno, porque es absolutamente indispensable para una rápida implementación, que a su vez es fundamental para el éxito del proceso”.

El Tiempo


El mecanismo del “fast track”, motivo de la discordia

En varios trinos, el jefe de la delegación negociadora de las Farc en La Habana, Iván Márquez, expresó el malestar ante la demora del Gobierno en la presentación de la ley de amnistía y la concesión de indultos. “En las cámaras hubo refrendación del Acuerdo, pero pareciera que el Gobierno no estuviera muy convencido. Seguimos a la expectativa” y “Transcurrido Día D+2 de refrendación y entrada en vigor de Acuerdo Final, Gobierno aún no cumple con indultos ni presenta ley de amnistía”, escribió.

Incluso, en sus pronunciamientos el comandante guerrillero le hizo un llamado, sin nombrarla, a la Corte Constitucional, que aplazó para el 12 de diciembre su decisión frente a si habilita o no el fast track, mecanismo que agiliza el trámite de leyes y actos legislativos concernientes a la implementación de lo pactado: “Para sacar adelante la paz refrendada, no podemos avanzar con pasos vacilantes. Las ramas del poder deben marchar con eficiencia y sincronía”, enfatizó.

Precisamente, refiriéndose al fast track, el expresidente y senador del Centro Democrático Álvaro Uribe, en un video publicado también en Twitter, aseguró que dicho mecanismo fue “inventado” para favorecer directamente a las Farc y lo calificó de “abusivo”, pues desconoce la voluntad de los colombianos que el 2 de octubre le dijeron No al Acuerdo: “Lo inmediato de la paz no requiere el fast track. El Gobierno tiene facultades legales para ubicar y proteger a los integrantes de Farc. Están creando un precedente funesto para seguir abusando de la Constitución en perjuicio de la democracia y de sus valores esenciales”, dijo.

Por otra parte, en un comunicado, la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos expresó su preocupación por la violencia persistente en contra de las personas que ejercen la labor de defensa de los derechos humanos en el país: “Al 30 de noviembre, se monitoreó con varias fuentes en terreno 35 atentados y 52 homicidios en contra de líderes y lideresas (…) el primer Acuerdo de Paz se firmó el 26 de septiembre. Desde esa fecha hasta hoy, han ocurrido 13 de los 57 homicidios registrados en 2016”.

Y tras advertir que el vacío que ya dejan las Farc, aunado a la presencia de economías ilícitas, ha favorecido el surgimiento y expansión de todo tipo de criminalidad, le pidió al Estado colombiano garantizar la protección y seguridad de la población en general, incluyendo a los defensores, claves en la construcción y consolidación de la paz.

El Espectador


Las Farc pidieron perdón por masacre de diputados del Valle

Fue Jorge Torres Victoria, conocido como ‘Pablo Catatumbo’, quien en nombre de las Farc pidió perdón en Cali a los familiares de los 12 diputados del Valle, secuestrados por esta guerrilla el 11 de abril del 2002, y a la familia del policía Carlos Alberto Cendales, asesinado ese día en el recinto de la Asamblea cuando intentó alertar sobre ese hecho.

El acto se cumplió en la iglesia de San Francisco, a 300 metros de la sede de la Asamblea del Valle. A la entrada estaban las fotos de los 11 diputados que murieron en cautiverio el 18 de junio del 2007, y la foto del policía sacrificado.

Fue un acto íntimo, solo ingresaron los familiares, Catatumbo, Félix Antonio Muñoz, conocido como ‘Pastor Alape’; Victoria Sandino, Lucas Carvajal y Edgar López, alias Pacho Chino, a quien se responsabiliza del secuestro.

Los familiares de las víctimas se mostraron más tranquilos después de escuchar ese perdón, pero advirtieron que solo se ha cerrado un primer capítulo en todo este episodio. Consideran que el Estado también deberá pedirles perdón. (Estas fueron las palabras de los familiares de los diputados)

“Pedimos que el Estado reconozca su responsabilidad en los hechos, por no haber garantizado la seguridad de los diputados. Permitió el secuestro, no fue capaz de llegar a un acuerdo humanitario y no fue capaz de proteger la vida de nuestros familiares”, dijo Angela Giraldo, hermana de Francisco Javier Giraldo, una de las víctimas.

“Las Farc pidieron también perdón a toda la sociedad vallecaucana, reconocieron que no fue un secuestro contra los 12 hombres, sino contra la institucionalidad. Por eso nosotros también reclamamos que el Estado pida perdón. Uno no es responsable solo por acción, también por omisión. El Gobierno de ese entonces tenía las armas legales, jurídicas y políticas para negociar y regresar con vida de nuestros familiares, y no lo hizo”, dijo Fabiola Perdomo, esposa del entonces presidente de la Asamblea, Juan Carlos Narváez.

Catatumbo también aclaró que Sigifredo López, el único diputado sobreviviente a este secuestro, no tenía ninguna responsabilidad con este hecho.

“Quiero confesarles que para mí y para mi familia ha sido muy difícil ser el único sobreviviente de una masacre tan horrible. Si ustedes hubieran asumido la responsabilidad por el asesinato de mis compañeros y hubieran contado toda la verdad al país, a mí jamás me hubieran puesto preso y habrían aliviado la carga de incertidumbre y dudas de los familiares”, les dijo López, a los representantes del secretariado de las Farc.

La ceremonia fue presidida por el arzobispo de Cali, monseñor Darío Monsalve. “Usted, Sigifredo López, sobreviviente, y ustedes familiares de los diputados, dejarán de ser víctimas atadas a la tragedia porque Colombia los necesita ahora a todos como luchadores tenaces por la dignidad y en el camino para construir juntos nuestra nación”, dijo el arzobispo.

“Esperamos que el futuro permita sanar las heridas y construir una nación más justa para todos los colombianos”, aseguró Torres Victoria, vestido de blanco como el resto de los asistentes.

Durante su intervención, ‘Catatumbo’ reconoció que las Farc son conscientes “del profundo dolor que causaron a los familiares” de las víctimas. También, el líder guerrillero aprovechó para manifestar que “Sigifredo jamás ha sido militante, simpatizante o colaborador nuestro y lo ocurrido con los montajes judiciales en su contra no son otra cosa que una revictimización absurda e indigna en contra de su persona”.

“Ahora está claro para nosotros la forma cómo nuestros familiares perdieron la vida, también sabemos que no podremos recuperar sus pertenencias porque se las tragó la selva. También está claro lo de Sigifredo López”, dijo Fabiola Perdomo.

Pero quedan pendientes detalles de cómo se planeó el secuestro, cómo los diputados vivieron ese cautiverio, cómo pasaron sus últimos días… Verdades que tendrán que revelar las Farc en medio del proceso de paz, tal como se han comprometido. “Eso está pendiente”, reiteró Perdomo, quien está al frente dela Unidad de Víctimas en el Valle del Cauca.

El Tiempo