Las promesas y los resultados al cumplir un año el gobierno de Mauricio Macri

Proyecciones que no fueron: inflación, inversiones, y el segundo semestre

Durante la campaña presidencial y en los primeros meses de gestión, Mauricio Macri y su equipo de funcionarios prometieron medidas y realizaron proyecciones en materia económica. El resultado, un año después, no fue en todos los casos el pronosticado. Veamos algunos de ellos:

Segundo semestre

De todas las proyecciones de Cambiemos para su primer año de gestión, la llegada del segundo semestre, que vendría con reactivación económica y mejora de las variables, fue de las más pregonadas. El Gobierno tuvo que salir a reconocer que la realidad sería distinta.

“Dije que el segundo semestre iba a ser mejor que el primero, no dije que la Argentina iba a estar con todos sus problemas resueltos en el segundo semestre. Este es un camino largo, las cosas no pasan de un día para el otro sino dando pequeños pasos todos los días. Y estamos dando pequeños pasos todos los días”, admitió Macri cuando se hizo evidente que la recuperación no llegaría.

A días de terminar 2016, la actividad económica sigue sin arrancar y la mayoría de los índices reflejan caídas acumuladas en lo que va del año. Según informó a fines de noviembre el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el EMAE en su conjunto retrocedió durante septiembre el 3,7% con relación a igual mes del año pasado, por la caída de la producción industrial y el menor consumo. En comparación a agosto, la merma fue del 0,8% y acumuló una baja del 2,4%. El indicador marca que la actividad hilvanó resultados negativos desde marzo.

Los economistas calculan que el año cerrará con una disminución del PBI cercana al 2%, aunque casi unánimemente coinciden en que 2017 mostrará crecimiento.

Inflación

En el inicio de la gestión de Cambiemos se trazó una de las principales metas para 2016: bajar drásticamente la inflación, en especial en el segundo semestre. El Gobierno estimó que en el año, o al menos de marzo a marzo, el índice sería de entre 20 y 25%. Sin embargo la realidad estuvo muy lejos de eso.

Independientemente de la fuente que se tome como referencia -consultoras privadas, IPC Congreso, o el IPC CABA- hasta julio la variación mensual siempre estuvo por encima del 2% con un pico en abril de casi 7%, tarifazo mediante. Desde mayo volvió el INDEC a difundir sus cifras, que estuvieron en línea con el resto de las mediciones.

Es cierto que desde ese máximo, la inflación comenzó a descender hasta agosto cuando volvió a inclinar la curva hacia arriba. De hecho, en octubre, el número fue de entre 2,4 y 2,9% según la fuente consultada. Así, a falta de semanas para cerrar el año, el acumulado arroja una inflación por encima del 36%, muy cerca del 40% que vienen pronosticando los privados. Incluso el titular del INDEC, Jorge Todesca, sin bien evitó dar una estimación precisa, admitió que 2016 concluirá cerca de esa cifra.

Inversiones

“Have you ever seen the rain?”, dice el clásico de Creedence Clearwater Revival. La tan esperada “lluvia de inversiones” en la que confiaban Macri y su equipo no llegó de la forma en la que preveían.

En la campaña, el ahora Presidente afirmaba que “recuperar la confianza” del mundo en la Argentina generaría que los inversores canalizaran rápidamente y en gran cantidad capitales hacia proyectos en el país. Pero el resultado no fue, al menos, tan alentador.

El arranque de esa “lluvia” fue lento, aunque luego tomó algo más de velocidad. Tras una serie de anuncios esporádicos, en septiembre el Gobierno organizó lo que se denominó el “Mini Davos” que congregó a hombres de negocios de distintos puntos del mundo. Esas jornadas con empresarios buscaron seducir a los capitales extranjeros para que lleguen al país. El resultado fueron promesas, pero aún los compromisos de inversión no se materializan.

Según el Ministerio de Hacienda y Finanzas los compromisos de inversión hasta 2019, tanto de empresas privadas como las que se combinan con el sector público, se encuentran cerca de los u$s 58.000 millones. Un tercio de esos fondos son de origen nacional. El resto provienen principalmente de EEUU, Alemania, Canadá, España, Brasil, Bélgica, China, Holanda y México, entre otros.

Siempre según datos oficiales, la mayor porción de inversiones fue para el sector minero, seguido por la industria manufacturera, el área de energía, y de transporte, almacenamiento y telecomunicaciones.

Empleo

Según Macri “hace 5 años que en la Argentina no se genera empleo de calidad”. Revertir eso es, según sus palabras, su “obsesión”.

El Indec informó el pasado 25 de noviembre que la desocupación subió en el tercer trimestre para ubicarse en 8,5%. El crecimiento del desempleo fue de 2,6% en la comparación interanual. De todos modos, cabe señalar que el dato de 2015 es cuestionado porque el organismo estuvo bajo control del kirchnerismo.

Además, datos que arrojan las declaraciones juradas de las empresas que aportan a la Seguridad Social, según a la AFIP, reflejan que este año se perdieron, al menos, 127 mil trabajos formales. De 8.096.281 informados en diciembre de 2015, bajó a 7.968.686 en septiembre pasado.

Una de las medidas que impulsó el Gobierno para cambiar la tendencia fue la ley de “Empleo Joven”, una iniciativa que por el rechazo sobre todo del sindicalismo naufragó en el Congreso. Un hecho anecdótico: Macri celebró públicamente su “aprobación”, pese a que aún no había sido siquiera debatida.

Asimismo, vetó una ley aprobada por el Congreso que impedía los despidos y en cambio firmó “compromisos” con los empresarios para que mantengan sus plantillas. Ese pacto no fue respetado por lo que el número de trabajadores continuó en descenso al ritmo de la caída de la actividad económica.

Pobreza cero

“Nosotros tenemos como objetivo lograr una Argentina con pobreza cero”. La frase fue repetida una y mil veces por Mauricio Macri durante la campaña y luego como presidente. Fue argumento justificativo de varias medidas de gobierno que, para algunos, estaban en contraposición de ese fin. Pero el Indec, que volvió a difundir datos sobre esa variable tras dos años sin hacerlo, arrojó que esa meta está 32,2% por encima del 0 que fue eje de la plataforma de Cambiemos.

De hecho, distintas mediciones como el Observatorio de la UCA -que fue referencia para la entonces oposición a Cristina de Kirchner-, los sindicatos, o el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), aseguran que la pobreza se incrementó desde diciembre de 2015 entre 1,5 y 2 millones personas.

Energía

“Asustan los porcentajes cuando decís cuánto van a subir. Pero una factura que se pagaba $150 y pasa a $350 son (una diferencia de) 200 pesos, que es también (igual a) dos taxis o dos pizzas”, afirmó el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay a fines de 2015 anticipando el aumento de tarifas en los servicios de luz, gas y agua. Finalmente, los incrementos fueron muy superiores a eso.

Las quejas de los usuarios y varios fallos judiciales -inclusive de la Corte Suprema- obligaron al Gobierno a tener que, primero, suspender el tarifazo, luego realizar audiencias públicas y finalmente reacomodar el esquema aplicando una mayor moderación.

Créditos hipotecarios

En la campaña, Macri prometió cumplir con “el sueño de la casa propia” entregando un millón de créditos hipotecarios a 30 años, con una cuota parecida a la de un alquiler. “Ese es mi compromiso. Vamos juntos”, rezaba uno de los spot del entonces candidato cuando proponía esa posibilidad a sus potenciales votantes. El plan se lanzaría en los primeros días de gestión.

En la práctica, esto nunca se cumplió. Los créditos lanzados por el Banco Central y el Nación no cuadran con los atrayentes parámetros que se anticipaban y que nunca se cumplieron. Además, según los lineamientos del Presupuesto 2017 el Gobierno proyecta préstamos subsidiados hasta el final del mandato de Macri que alcanzan apenas los 170 mil, incluyendo el plan PROCREAR, que este año tiene unos 30 mil inscriptos.

Ámbito


Las 10 promesas incumplidas de Mauricio Macri

Se va el primer año de Cambiemos y el presidente Mauricio Macri fracasó en varias de sus propuestas como candidato. Algunas de ellas, como lograr la pobreza cero y unir a los argentinos fueron desmentidas o contradichas por él y por su Gabinete. A continuación, las 10 más relevantes:

1) Fútbol para Todos

En distintas entrevistas durante la campaña presidencial, Mauricio Macri afirmó que “va a continuar el Fútbol par Todos”.

Sin embargo, en octubre, el presidente Macri confirmó el fin del programa y quedó ratificado que a fin de año el Estado dejará de aportar dinero para la transmisión televisiva del principal deporte del país. Hasta el momento, FOX y Turner son las cadenas de televisión que presentaron una propuesta formal para adquirir los derechos de transmisión de los campeonatos de fútbol argentino a partir de 2017. Se desconoce cuánto habrá que pagar para ver fútbol. Según informó La Nación en noviembre, estas empresas diseñaron distintos tipos de abonos, de entre 169 y 300 pesos por mes.

2) Eliminación de Ganancias

“En mi gobierno, los trabajadores no van a pagar impuesto a las ganancias”, prometió Macri en entrevistas y hasta en un spot de campaña presidencial. Hoy, 1.300.000 personas siguen pagando ese impuesto, 215.000 más que el año pasado. Cambiemos presentó un proyecto de ley para modificar ese gravamen, pero no para eliminarlo como prometió. La oposición se unió en la Cámara de Diputados y le dio media sanción al proyecto que sube el mínimo no imponible.

3) Pobreza Cero

Fue uno de los tres pilares anunciados por Macri para su gestión. A menos de un año de asumir, ya se retractó: “Nosotros planteamos pobreza cero como un camino al cual convocamos a todos los argentinos a ser protagonistas porque claramente esta no puede ser solo la tarea de un gobierno”. Y hasta sus ministros lo desmintieron. “Pobreza Cero tiene que ver con una meta como sociedad, es inalcanzable como decisión de largo plazo”, afirmó Marcos Peña. “No vamos a llegar en el primer mandato”, anticipó Alfonso Prat Gay. Según el INDEC, el 32,2% de la población económicamente activa se encuentra en la pobreza, mientras que el 6,3% está en la indigencia. Por los fuertes aumentos en tarifas y alimentos, informes del Centro de Economía Política Argentina (CEPA)y el Instituto de Economía Popular (INDEP), advierten que este año subió del 5% al 7 por ciento la indigencia.

4) Devaluación

“No vamos a devaluar”, prometió Macri en una entrevista con Jorge Rial. En el primer año de Cambiemos, el dólar pasó de 9,75 pesos a 16,13 pesos, es decir, un 65,4% de devaluación. “El valor va a estar más cerca de 9,50 pesos si hacemos las cosas bien, más cerca de 16 pesos si al que le toca hace las cosas mal”, advirtió el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay en octubre de 2015.

5) Ajuste

En el debate previo al balotaje, Mauricio Macri acusó a Daniel Scioli de “vocero” de lo que él no iba a hacer, de “cosas horribles”. Macri confesó: “Nosotros creemos que hay que expandir la economía, no vamos a hacer ajustes”, insistió. En el primer año de Macri se observan políticas de ajuste a través de quita de subsidios que provocan tarifazos en servicios de agua, luz y gas, pero también en programas sociales que ayudan a los más vulnerables.

6) Unir a los argentinos

Otro de eje de campaña que se cayó en menos de un año de gobierno. “Les propongo a los argentinos que nos unamos en el esfuerzo de construcción”, esbozó Macri. Sin embargo, poco hizo junto a sus funcionarios. Marcos Peña le lanzó a diputados del Frente para la Victoria: “Debe ser muy doloroso para ustedes lo que está pasando con Lázaro Báez, pero no somos todos iguales”. Y algunos se quejaron de la “grasa militante”, como Prat Gay: “Encontramos un Estado lleno de militantes, que no le sobre la grasa de la militancia”. Y Hernán Lombardi remató: “Es un proceso de sanación de este cuerpo que está tan infectado por la mala ideología”. Y hasta cuestionan la cifra de desaparecidos. Cuando la oposición se comporta del modo que pretende Cambiemos, son “la oposición responsable”, sino Macri los acusa de ser quienes “gobernaron en los últimos 20 años”.

7) Inflación

Macri se comprometió a llegar, en el primer año, a una inflación de alrededor de un 10%.La inflación, según el Indec, subió a 2,4% en octubre y fue el tercer registro más alto desde que se volvió a difundir la variación de los precios al consumidor. Desde junio hasta octubre, la inflación acumulada que detalla el organismo que preside Jorge Todesca es del 13%. El Gobierno porteño reveló una escalada interanual del 44,7%.

8) Ciencia

“Vamos a continuar con los avances en el CONICET. Los necesitamos para ser parte de la sociedad del conocimiento”, lanzó macri en una entrevista con telenoche previa al balotaje. Con el presupuesto de 2017 se concretó un recorte de 3.000 millones de pesos para el Ministerio de Ciencia y Tecnología, que se evidencia en una merma del 60% en el ingreso de científicos al CONICET para el año que viene, lo que representa la cifra más baja desde 2004.

9) La luz al final del túnel

En junio pasado, la vicepresidenta Gabriela Michetti auguró: “El segundo semestre es el momento en el cual aparece la luz del túnel. Empezás a ver que la inflación cae, que la mano de obra de la construcción empieza a contratarse. Empezamos a ver pequeñas luces”. Termina el año y en octubre la industria cayó 8%, al punto más bajo de 2016 y la construcción derrapó un 19,2%, el mayor retroceso desde julio.

10) Trabajo

“Vamos a generar más de 2 millones de puestos de trabajo”, prometió Macri. Desde el arribo de Cambiemos y la creación del Ministerio de Modernización, a cargo de Andrés Ibarra, los gobiernos nacional, provinciales y municipales desvincularon a 70.145 trabajadores, de acuerdo al conteo que sigue CEPA. En el sector privado, de enero a noviembre las empresas despidieron a 162.141 trabajadores.

El Destape