Mercosur en crisis: Venezuela no reconoce el “autonombramiento” de Argentina en la presidencia del bloque

Delcy Rodríguez: No reconocemos autonombramiento de Argentina en presidencia de Mercosur

La canciller de la República, Delcy Rodríguez, afirmó este jueves, 15 de diciembre, que Venezuela no reconoce el “auto-nombramiento”de Argentina para la presidencia pro témpore de Mercosur.

“Venezuela no le ha entregado a nadie la presidencia de Mercosur. Se mantiene una permanente agresión del ejercicio de Venezuela frente a esa instancia. Hemos venido ejerciando legítimamente la presidencia pro témpore del bloque regional. No reconocemos el autonombramiento de Argentina”, dijo la canciller en rueda de prensa desde Uruguay.

Sobre su estado de salud tras denunciar ser agredida este miércoles, 14 de diciembre, indicó que “mi salud está muy bien. Ayer sufrí un golpe, el médico pidió hacer imagenes y no hay fractura. Él temía que pudiera haber alguna lesión en el hueso, el médico me dijo que mis huesos están muy brillantes y fuertes así que pueden soportar cualquier tipo de golpes”.

Informó que Venezuela activó el protocolo de Olivos, por agresión y violencia al país. “El protocolo de Olivos fue invocado por Venezuela para la resolución de controversias, era el mecanismo que correspondía desde un primer momento. Este protocolo tiene mecanismos que se van sucediendo en un cronograma de tiempo. Hoy se instaló la negociación directa a nivel de coordinadores nacionales y allí se ratificó que existe una controversia entre las dos partes, Venezuela y el resto de los países de Mercosur y el 9 de febrero continuaremos con la negociación directa, es muy temprano para hablar de arbitraje.

Panorama


Nin Novoa, canciller uruguayo: actitud de canciller venezolana fue un “acto grave”

El ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, dijo este jueves que la actitud de su homóloga de Venezuela, Delcy Rodríguez, de querer “entrar a la fuerza en la Cancillería argentina” fue “un acto grave desde el punto de vista diplomático” entre esos dos países.

“Entrar a la fuerza en la Cancillería argentina me parece que es un acto grave desde el punto de vista diplomático bilateral entre Argentina y Venezuela”, manifestó Nin Novoa en rueda de prensa.

Los cuatro países fundadores del Mercosur -Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay- celebraron este miércoles en Buenos Aires la XI Reunión Extraordinaria del Consejo del Mercado Común (CMC) del bloque, a la que Rodríguez, que no estaba invitada, quiso entrar pero se le prohibió la entrada.

En cuanto a la posición de Uruguay, el canciller manifestó que su país “quiere a Venezuela” porque “Uruguay es un país que apuesta a la integración latinoamericana”.

Venezuela es Estado miembro del bloque desde 2012 pero fue cesada a principios de mes por no haber cumplido el Protocolo de Adhesión, una decisión que el Gobierno de Nicolás Maduro rechazó al considerarla “ilegal”, al tiempo que insiste en continuar ejerciendo la presidencia semestral del bloque.

El Espectador


PIT CNT recibió a canciller de Venezuela, rechazaron expulsión del Mercosur

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, justificó su irrupción en la reunión de este miércoles en Buenos Aires y aseguró que su país seguirá participando de las reuniones del mercosur porque aún ostenta el título de presidente pro témpore.

Los representantes del PIT CNT recibieron a la canciller venezolana y en compañía de ella, manifestaron a través del secretario general, Marcelo Abdala, su rechazo a la “exclusión de venezuela del Mercosur”.

Rodríguez agradeció el respaldo de los trabajadores, y dijo a la prensa que “Venezuela sigue ejerciendo la presidencia por témpore (…) hemos pedido explicación de quién entregó la presidencia por-témpore si Venezuela no lo ha hecho”.

La canciller se refirió a los hechos del miércoles en el edificio de la Cancillería Argentina, donde se reunieron los cancilleres de los países fundadores del Mercosur.

Delcy Rodríguez llegó junto al canciller boliviano exigiendo entrar a la reunión, y era esperada por un “piquete policial antimotines”. Calificó el evento de “muy grave”.

Rodríguez llegó al local del PIT-CNT con el brazo en cabestrillo. Según reveló Maduro, los policías argentinos la habrían tirado al piso, lo que le provocó una fisura en la clavícula.

Hoy comenzaron las negociaciones para convocar el tribunal de solución de controversias del MERCOSUR, a solicitud de Venezuela.

“ENTRÉ POR LA VENTANA”. En un confuso episodio el miércoles, la canciller del gobierno de Nicolás Maduro se trasladó a Buenos Aires para intentar formar parte del encuentro de cancilleres convocado por los socios fundadores tras la suspensión de Venezuela del bloque. Caracas no había sido invitado, y Rodríguez no fue recibida.

Incluso el canciller brasileño José Serra publicó en su cuenta de twitter una foto mostrando que la reunión tenía lugar con la presencia de Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, que fundaron el Mercosur en 1991, sin más.

La imagen ilustró en los hechos la separación de Venezuela del grupo tras ser suspendido en sus derechos en el bloque el primero de diciembre, luego de seis meses de gobierno colegiado del Mercosur que ignoró el reclamo venezolano de que ejercía la presidencia rotativa del grupo.

Además, el miércoles Argentina asumió la presidencia rotativa del Mercosur, a pesar de los reclamos de Caracas.

Este jueves en Montevideo tiene lugar en la sede del Mercosur una reunión de coordinadores del bloque comercial, en respuesta a una demanda venezolana de activar el Protocolo de Olivos de resolución de controversias en el seno del grupo.

Rodríguez tiene previsto visitar la reunión, según fuentes de la Embajada de Venezuela en el lugar. El coordinador venezolano, Héctor Constant, indicó a la prensa que Venezuela se plantea “ejercer legítimamente sus derechos” en su “condición de Estado parte” del Mercosur.

Nin Novoa en tanto, dijo que el gobierno de Maduro “viene a Montevideo a tratar su caso” en el marco de un tribunal arbitral “con algunas dificultades porque Venezuela no ha nombrado los árbitros” y eso es algo que requiere “cierta aquiescencia de los demás países” socios, “con lo cual todo es muy complicado”.

Venezuela ingresó al Mercosur en 2012 con Paraguay suspendido en sus derechos tras la destitución del presidente izquierdista Fernando Lugo por el Parlamento. El Senado paraguayo no había aprobado su ingreso por lo que Caracas entró al bloque con el voto de apenas tres de los cuatro fundadores, por esa suspensión de Paraguay.

Ahora los mismos socios más Paraguay son quienes pusieron término a su participación en las actividades del Mercosur, que busca establecer un acuerdo comercial bilateral con la Unión Europea.

Venezuela ha calificado su suspensión de “golpe de Estado”.

Subrayado


Venezuela denuncia en OEA su suspensión de Mercosur como “grave infracción”

Venezuela denunció este jueves en la Organización de Estados Americanos (OEA) su suspensión de Mercosur como una “grave infracción internacional” y un acto “fraudulento y arbitrario”.

La representante venezolana ante la OEA, Carmen Luisa Velásquez, aprovechó los minutos finales del Consejo Permanente de la organización para expresar el malestar de su Gobierno por la suspensión y porque se negara la entrada de su canciller en una reunión en Buenos Aires, a la que no estaba invitada, reseñó Efe.

“No tiene sustento legal válido. Se trata de un grupo de cancilleres confabulados para tramar un fraude contra la institucionalidad del Mercosur”, dijo Velasquez, que planteó el tema en el espacio dedicado a “otros asuntos” de la reunión semanal.

Los cuatro países fundadores del Mercosur —Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay— celebraron este miércoles en Buenos Aires la XI Reunión Extraordinaria del Consejo del Mercado Común (CMC) del bloque, a la que Rodríguez, que no estaba invitada, quiso entrar pero se le impidió.

Velásquez trasladó a los embajadores la denuncia de Rodríguez de que el miércoles, a su llegada a la Cancillería argentina, fue agredida por un policía y por un funcionario en el interior del edificio.

El embajador argentino en la OEA, Juan José Arcuri, opinó en su réplica que la organización no es el foro para analizar las decisiones que se toman en Mercosur pero sí quiso destacar que Rodríguez fue recibida en Buenos Aires por su homóloga, Susana Malcorra.

“Y eso a pesar de que su presencia no respondía a una visita oficial ni a una invitación”, puntualizó.

“La Argentina no solo responde a sus obligaciones formales e institucionales sino también a las reglas mínimas de educación, y trata de mantenerse dentro de esos parámetros. Algo que no se aprende en la universidad, sino en la casa, educación”, agregó.

La embajadora de Paraguay, Elisa Ruiz, también tomó la palabra en respuesta a las afirmaciones de su colega venezolana.

“Se habla de que los miembros de Mercosur se manifiestan de forma grosera y ordinaria, pero las expresiones del presidente (venezolano) Nicolás Maduro están caracterizadas por esos dos adjetivos calificativos”, opinó.

El embajador brasileño, José Luis Machado, apoyó la declaración de Argentina, al considerar “muy inapropiado” que decisiones tomadas en otro foro sean llevadas al Consejo de la OEA.

En el mismo sentido se pronunció el embajador uruguayo, Hugo Cayrus, porque “un tema de Mercosur se debe abordar en Mercosur”.

Las delegaciones de Bolivia y Ecuador, aliadas de Venezuela, se hicieron del lado venezolano y expresaron su solidaridad con la canciller Delcy Rodríguez.

En paralelo a la sesión en la OEA se celebró en Montevideo (Uruguay) una reunión de coordinadores de Mercosur para tratar de resolver la suspensión del país caribeño.

Venezuela es Estado miembro del bloque desde 2012 pero fue cesada a principios de mes por no haber cumplido el Protocolo de Adhesión, una decisión que el Gobierno de Nicolás Maduro rechazó al considerarla “ilegal”, de modo que insiste en continuar ejerciendo la presidencia semestral del bloque.

La reunión de este jueves se dio bajo la presidencia pro tempore de Argentina, que Venezuela no reconoce.

El Mercosur fue fundado en 1991 por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, mientras que Venezuela ingresó en 2012 y Bolivia se encuentra en proceso de adhesión.

El Universal