Nicolás Maduro insta a la oposición a asistir al diálogo previsto para el 13 de enero

Nicolás Maduro insta a la oposición a asistir al diálogo previsto para el 13 de enero

El presidente de la República, Nicolás Maduro, hizo un llamado a la oposición a dejar de “sabotear”, en el marco de las mesas de diálogo instaladas el pasado 30 de octubre, en Caracas, con el acompañamiento del Vaticano.

“Ya basta que estén saboteando tanto, 2017 será un año bonito, desde el primer día. Más temprano que tarde, una vez más, los veré sentados frente a mí, con los invitados acompañantes, facilitadores internacionales”, expresó Maduro desde el programa La hora de la salsa, ante las declaraciones de los representantes de la Mesa de la Unidad Democrática, quienes afirman que no hay condiciones para retomar el diálogo el próximo 13 de enero.

“Le dije a Jorge Rodríguez, coordinador de la mesa de díálogo, que se despliegue ahora en diciembre, conversando, visitando a los acompañantes internacionales (…) además, ratificando que el camino del Gobierno es el diálogo, el entendimiento, la paz, el respeto a la Constitución”, manifestó el Presidente.

El Papa Francisco se pronunció, este domingo, sobre la situación política venezolana y pidió poner fin a las tensiones actuales: Exhortó a que la “valentía anime también a la amada Venezuela para dar los pasos necesarios con vistas a poner fin a las tensiones actuales y a edificar conjuntamente un futuro de esperanza para la población entera”.

Ante estas declaraciones, Maduro agradeció al Papa y expresó que “sus bendiciones son bien recibidas, su esfuerzo por el diálogo de Venezuela para que bajen las tensiones y el país prospere, será siempre recibido con amor, respetamos al Papa Francisco”.

“La MUD odia a los venezolanos, y se odian entre ellos mismos (…) Tú sabes qué es mandarle una carta (…) al secretario de Estado del Vaticano diciendo ‘me voy pa’ la guerra, no quiero más diálogo, basta de diálogo, el diálogo no es el camino’ (…) Pero qué te pasó, chico, te cayeron mal las hallacas, ‘Chuo’ Torrealba. Qué cosa te fumaste, qué cosa te bebiste”.

La oposición pidió este lunes sanciones internacionales contra el gobierno de Nicolás Maduro si incumple acuerdos pactados en el diálogo sobre la crisis económica y política de Venezuela, ratificando que “no hay condiciones” para retomar contactos el 13 de enero.

“Si no se cumplen los acuerdos, habrá que buscar la manera de que se cumplan y unos de los mecanismos son la Carta Democrática Interamericana de la OEA o el Protocolo de Ushuaia del Mercosur”, dijo Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Ambos instrumentos prevén sanciones en casos de ruptura del hilo democrático de los miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Mercado Común del Sur (Mercosur).

En rueda de prensa, Torrealba aludió a una carta enviada el 1 de diciembre a las partes por el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, en la cual -según el portavoz de la MUD- abogó por “un calendario electoral”, entre otros puntos.

El Vaticano y la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) -los facilitadores- propusieron un plazo hasta el 13 de enero para avanzar en la agenda; luego de que la oposición se marginara de la tercera ronda de conversaciones al acusar al oficialismo de quebrantar acuerdos.

“Si las demandas no han sido satisfechas para el 13 de enero, obviamente no habrá condiciones” para reanudar el diálogo, insistió Torrealba.

El gobierno rechazó la misiva de la Santa Sede, al considerarla “un ultimátum”. Sin referirse directamente al Vaticano, Maduro denunció que uno de los acompañantes pretendía hacer “implosionar” las negociaciones.

La oposición exige reanudar el proceso de referendo revocatorio contra Maduro -suspendido el 20 de octubre- o adelantar las elecciones presidenciales de diciembre 2018.

Ni la OEA ni el Mercosur intervienen en el diálogo, pero Torrealba los invitó a sumarse a los acompañantes para “verificar” el cumplimiento de acuerdos.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, pidió en mayo pasado activar la Carta Democrática en Venezuela y, en diciembre, el país petrolero fue suspendido del Mercosur tras vencerse un plazo para incorporar disposiciones comerciales y políticas, incluidas cláusulas de respeto a derechos humanos.

Panorama


MUD exige cumplimiento de acuerdos para asistir al diálogo

El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, aseguró que la representación opositora no acudirá a las reuniones de la mesa de diálogo hasta tanto el Gobierno de Nicolás Maduro cumpla con las demandas del Vaticano.

“No se puede seguir aceptando el caraetablismo (sic) del Gobierno”, sentenció el vocero de la coalición opositora, durante una rueda de prensa, donde leyó la respuesta a la carta enviada por el monseñor Pietro Parolin, representante de la Santa Sede, al oficialismo y la oposición en días pasados.

Según Torrealba el enviado del Papa respondió con una notificación de haber recibido la comunicación, donde señaló que están “muy pendiente y siguiendo la crisis venezolana”.

La próxima reunión se tiene prevista que sea el 13 enero, sin embargo, la MUD se niega a continuar con las conversaciones con el Gobierno, debido a que éste se ha “burlado” del pueblo Venezolano, al no cumplir con los acuerdos.

Por tal sentido, Torrealba exigió a las partes mediadoras verificar el cumplimiento de los acuerdos y hacer presión para que el Gobierno cumpla con los mismos, los cuales, según afirmó, la representación de la Iglesia exigió a través de una comunicación confidencial.

Según el comunicado enviado este sábado las exigencias son “Implementación urgente de las medidas destinadas a aliviar la grave crisis de abastecimiento de comida y medicinas que está sufriendo la población”, que “las partes CONCUERDEN el calendario electoral que permita a los venezolanos decidir sin dilaciones su futuro”, que “se tomen las medidas necesarias para restituir cuanto antes a la Asamblea Nacional el rol previsto en la Constitución”, y que “se apliquen los instrumentos legales para acelerar el proceso de liberación de los detenidos”.

Reestructuración de la MUD

El vocero principal de la coalición afirmó que la MUD será reestructurada para dejar de ser una plataforma electoral a servir como un espacio de lucha social y política de los venezolanos. “Debe ser útil para los venezolanos en la lucha social y política”, agregó.

Adelantó que el cambio plantea que la vocería y conducción política de la Unidad sea asumida por los partidos políticos y no por “el personalismo”. Así mismo, indicó que tiene como fin optimización del liderazgo entre los partidos políticos y la optimización de la relación con la sociedad civil.

El Universal