Panamá: informe revela que la pobreza alcanza al 50% de la población rural

Mientras en el área urbana 14 de cada 100 personas son pobres o indigentes, en el área rural esta cifra es más del triple, afectando a 50 de cada 100 habitantes, revela el último informe de la Fundación del Trabajo.

La falta de trabajo decente es la causa de que exista un mayor índice de pobreza en el área rural de Panamá. En las zonas indígenas, la exclusión resulta explosiva, afectando la pobreza al 87% de esa población, agrega la investigación.

La evaluación de la Fundación del Trabajo arroja que la calidad del empleo empeoró en 2016. Con la excepción de empleos creados por el gobierno, de aproximadamente 5,800 trabajos, la mayoría de los empleos fueron generadas por trabajos independientes o informales. En el presente año, la ocupación creció en 37 mil personas, calcula la organización integrada por el sector laboral y empresarial.

Más concretamente, la Fundación advierte que de cada cuatro nuevos empleos que fueron generados en 2016, tres correspondieron a empleos informales. Según el organismo, la ocupación neta en el sector privado cayó en cerca de 15 mil empleos, luego de realizar un balance entre los nuevos empleos creados y los empleos que se perdieron.

La investigación también arroja que todavía 33 de cada 100 trabajadores panameños se ocupan en el área rural, la mayoría de ellos en actividades agrícolas muy rezagadas desde el punto de vista de la productividad e ingresos.

INFORMALIDAD

El estudio de la Fundación del Trabajo también concluye que la mayoría de las ramas de actividad económicas registraron aumentos en el trabajo por cuenta propia y caídas en el empleo asalariado. Las caídas más pronunciadas de este último se producen en la industria manufacturera, la agricultura, el comercio y el transporte, añade.

En contrapartida, la construcción mostró un incremento importante del empleo asalariado. Así mismo, el sector de hoteles y restaurantes muestra un aumento importante del empleo asalariado, que en gran parte corresponde al subsector de restaurantes, considerando que la actividad hotelera se ha estancado, de acuerdo a voceros del sector, añade.

Para la Fundación, los factores que explican la informalidad en el sector informal y en el segmento de empresas formales pueden ser diferentes, incluyendo situaciones de evasión deliberada de las normas vigentes (de parte de empleadores y trabajadores).

Sin embargo, en las franjas menos organizadas de las pequeñas y medianas empresas formales, considera que podría darse los mismos problemas del sector informal, en cuanto a limitaciones de productividad e ingresos que dificultan su formalización. Todo ello es importante constatarlo en el diagnóstico para un eficiente diseño de políticas.

DESAFÍOS

Para la Fundación del Trabajo, los desafíos del empleo y el trabajo decente en el área rural son amplios, considerando que cerca de dos tercios de los ocupados son trabajadores por cuenta propia, familiares sin remuneración y asalariados de pequeñas y medianas empresas, los cuales enfrentan condiciones de trabajo muy adversas.

Como ejemplo, el organismo señala que 7 de cada 10 trabajadores del área rural no cotizan a la seguridad social y que entre los trabajadores por cuenta propia esta exclusión alcanza al 85% de ese grupo.

Para revertir las desigualdades entre el área rural y urbana, la Fundación demanda que el país cumpla con los compromisos de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles de las Naciones Unidas para 2015 a 2030. Se trata de cumplir efectivamente el objetivo 8 que compromete a los Estados miembros a adoptar políticas que permitan un crecimiento sostenido, inclusivo y sostenible, pleno empleo productivo y trabajo decente para todos, añade en el documento de investigación sobre el mercado laboral.

Para la Fundación del Trabajo, la desaceleración de la economía de Panamá en los últimos años, se ha traducido en un incremento en la tasa de desempleo.

DESEMPLEO

La tasa de desempleo y el número de desocupados aumentó por cuarto año consecutivo en Panamá, revela la última encuesta de hogares de la Contraloría General de la República.

En agosto 2016, los niveles de desempleo en la población no indígena del país alcanzaron a un total de 102,497 personas, lo cual produjo que la tasa de desempleo ascendiera a 5.8% este año.

Con este resultado, los niveles de desocupación de 2016 superaron al de los años 2012, 2013, 2014 y 2015, extendiéndose la tendencia de incremento del desempleo en el mercado laboral panameño. La tasa de desempleo se ubicó en 4.2% en 2012, en 4.3% en 2013, en 5.1% en 2014 y 5.3% en 2015.

En cantidad, estos porcentajes significaron que 67,700 personas estuvieran desocupados en 2012. En el año 2013, la cifra ascendió a 70,970 desocupados, en 2014 a 85,445 desempleados y en 2015 a 91,571 personas sin trabajo.

Por edad, los jóvenes de 20 a 24 años presentaron la tasa de desempleo total más alta, con respecto al resto de los otros adultos, señala el informe.

INDICADOR

Las áreas indígenas siguen deprimidas y en desventaja en comparación a otras áreas del país.

Unos 33 de cada 100 trabajadores panameños se ocupan en el área rural, en actividades agrícolas.

Según la Contraloría General en agosto 2016, los niveles de desempleo en la población no indígena del país alcanzaron a un total de 102,497 personas, lo cual produjo que la tasa de desempleo ascendiera a 5.8% en 2016.

http://laestrella.com.pa/media/news/image/290372_800x600_crop_5861badad7573.jpg

La Estrella