Polémica por la presencia del jefe de la Casa Militar en el velatorio del dictador Gregorio Álvarez

El Gobierno pedirá explicaciones al jefe de la Casa Militar por concurrir en auto oficial al velatorio del dictador Gregorio Álvarez

Vázquez se refirió al fallecimiento del dictador Gregorio “Goyo” Álvarez, y a la polémica por la presencia del jefe de la Casa Militar, general Alfredo Erramún, en el velatorio.

“Se detectó un automóvil del Poder Ejecutivo concurriendo al velatorio. Averiguamos por el número de matrícula y pertenece al jefe de la Casa Militar, quien concurrió a título exclusivamente personal. Ni pidió permiso, ni fue enviado por el Ejecutivo, ni por la Presidencia”, aseguró Vázquez en declaraciones a la prensa.

En tal sentido, el jefe de Estado aseguró que le pedirá explicaciones a Erramún por los motivos en que se trasladó en el automóvil del Estado y no lo hizo en su vehículo particular.

“No sé si se fue con muchos datos o no”

Por otro lado, Vázquez dijo que desconoce si Gregorio Álvarez “se fue con muchos datos o no -sobre el destino de los desaparecidos en dictadura-, como se han ido otros militares o policías involucrados en estos delitos tan graves”.

El mandatario recordó que Álvarez estaba preso desde su primer Gobierno, es decir desde el año 2007, cuando se modificó la interpretación de la Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado, lo que permitió que fuese juzgado y preso.

“Avanzamos todo lo que hemos podido avanzar en encontrar archivos, en analizarlos, en dialogar y ver si podemos conseguir más información”, remarcó.

Durante el primer Gobierno de Vázquez se encontraron los restos de Ubagesner Chávez Sosa y de Fernando Miranda.

Mientras que en la administración de José Mujica aparecieron los restos óseos de Julio Castro y Ricardo Blanco Valiente.

De todos modos, Vázquez dijo que el Gobierno no tiene otro mecanismo para “averiguar y avanzar en ese sentido más que los legales, que puedan surgir a través de alguna declaración que se haga espontáneamente”.

“Es en lo que estamos trabajando y en lo que trabaja la Comisión por Verdad y Justicia, que está trabajando muy bien y obteniendo mucha información”, remarcó el mandatario.

Por su parte, la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente de la Presidencia de la República ha informado que la cifra oficial de uruguayos detenidos desaparecidos durante los años 1968 y 1985, es de 192 ciudadanos.

Gregorio Álvarez estaba recluido en la cárcel de Domingo Arena donde cumplía una condena por delitos de lesa humanidad.

La Red 21


Murió Gregorio Alvarez, el último dictador de Uruguay

Alvarez, de 91 años, que se encontraba detenido desde hacía 10, murió en el Hospital Militar, donde estaba internado desde el 14 de diciembre por afecciones pulmonares.

“El fallecimiento ocurrió a las tres de la mañana”, dijo a la AFP una fuente del Ministerio de Defensa, agregando que por ahora los “preparativos del entierro quedan sujetos al entorno familiar”.

La fuente indicó que los familiares deberán realizar los trámites pertinentes para el funeral y entierro del exdictador, pero que por ahora “no hay más detalles” al respecto.

Conocido como “Goyo”, fue el último militar que ejerció el poder durante la dictadura en Uruguay y es considerado una figura clave en el golpe militar de 1973.

Nacido el 26 de noviembre de 1925 en una familia de militares, fue el tercero de ella en llegar a general. Fue subiendo rápidamente en el escalafón y en 1971, con 45 años, ganó por concurso los galones de general. Aún en democracia, el Congreso autorizó su ascenso.

Álvarez, fue un militar de brillante carrera, ambicioso y calculador que llegó meteóricamente a los puestos más altos de las Fuerzas Armadas y a encabezar el régimen durante cuatro años, al precio de generar divisiones que perduraron hasta el fin de sus días.

Preso en 2007 por atrocidades contra opositores, estaba separado de otros militares encarcelados por los mismos motivos pero que lo detestaban.

Álvarez fue condenado en 2009 a 25 años de cárcel por la desaparición de 40 personas trasladadas desde Argentina durante su mandato al frente del Ejército. Padecía demencia senil.

Los militares lo nombraron presidente diez meses después de que la ciudadanía rechazara en un plebiscito un proyecto de Constitución que aseguraba la continuidad del régimen.

En Uruguay se condenó a unas 15 personas por delitos cometidos durante la dictadura, incluidos Álvarez y el también exdictador fallecido Juan María Bordaberry. Todos fueron condenados por el delito de homicidio.

180