Rafael Correa denuncia el secuestro de 11 soldados por miembros del pueblo Sarayaku

El presidente de la República, Rafael Correa, confirmó la noticia que desde la tarde de ayer circula en redes sociales. Un grupo de ciudadanos en la comunidad Sarayaku “aisló” a 11 soldados porque supuestamente “circulaban de una manera inusual por las riberas del Pueblo de Sarayaku en el río Bobonaza”.

En la página de Facebook ‘Sarayaku defensores de la selva’ se observan imágenes de los uniformados retenidos en contra de su voluntad. Correa calificó al hecho como un secuestro y recordó que la Constitución permite el libre movimiento de las personas. “Esto es inconstitucional. Esta gente quiere tener una república independiente”, repudió el gobernante.

Correa, quien dio un conversatorio desde Esmeraldas, instó a la Fiscalía General a que investigue este secuestro y recordó que este es el mismo grupo que el año pasado se tomó el centro de Macas agrediendo a militares y policías.

En el texto publicado en Facebook se indica que “Sarayaku, ante la alerta de Estado de excepción en territorio Shuar de la provincia de Morona Santiago, por cuestiones de seguridad nos hemos visto en la obligación de aislarlos para consultarles cual era su propósito y hacia donde se dirigían”.

Correa reprochó esta postura y advirtió que el país está en riesgo ante la presencia de estos grupos armados en la Amazonía.

Finalmente, sobre los llamados hechos por distintos grupos indígenas para dialogar sobre la situación en Morona Santiago -en donde un policía murió y otros 7 resultaron heridos por un ataque shuar a un campamento minero- Correa dijo que “cualquier diálogo se dará luego de capturar a los asesinos de nuestros policías”.

El Telégrafo


Presidente Correa no dialogará con indígenas hasta capturar a responsables de muerte de policía

No habrá diálogo entre el Gobierno y los indígenas shuar hasta que se capture a la persona que provocó la muerte del policía José Mejía, tras el intento de toma de una mina en San Carlos Panantza (Morona Santiago). El presidente Rafael Correa cerró cualquier posibilidad de negociación la noche del 19 de diciembre.

“Primero matan un policía y luego llaman al diálogo ¿Que nos creen?, ¿estúpidos? Yo les respondo frontalmente… cualquier diálogo, conversación (será) después de capturar a los asesinos de nuestros policías”, dijo el Mandatario este lunes 19 de diciembre en el conversatorio con medios de comunicación que mantuvo desde Esmeraldas.

El Jefe de Estado también se refirió al estado de salud de otro uniformado herido. “Tiene el cráneo destrozado”, indicó. Según la versión oficial, el subteniente de policía, si es que sobrevive, quedaría con discapacidad.

En el mismo conversatorio, el Presidente llamó a la Fiscalía para que investigue el “secuestro” de 11 militares. Este lunes, el Consejo de Gobierno Tayjasaruta del pueblo originario Kichwa Sarayaku informó que 11 militares están retenidos en la plaza de la comunidad, ubicada en la provincia de Pastaza. Los soldados fueron retenidos supuestamente cuando circulaban por Sarayaku, asentado en las riberas del río Bobonaza.

“Me dicen que el sistema judicial no actuó. Se sentirá amenazado. Que actúe la justicia. Sino nos destruyen el país. Vamos a caer en manos de estos grupúsculos que se creen por encima de la Constitución y la Ley”, comentó.

En el mismo conversatorio estuvo el fiscal general, Galo Chiriboga, que defendió lo actuado por la entidad. “No es cierto que se han cerrado las investigaciones o no se han judicializado los casos. Todas las indagaciones que están al respecto en proceso”, sostuvo.

El Comercio