“Si Venezuela es expulsada, nosotros vamos a reconsiderar si participamos o no en el Mercosur porque no hemos entrado para ser expulsados después” – Evo Morales, presidente de Bolivia

El presidente del Estado, Evo Morales, sostuvo que no comparte la suspensión de Venezuela del Mercosur y que por ese motivo su gobierno reconsiderará si van a ser parte de este grupo regional de integración comercial.

El 1 de diciembre, las cancillerías de Brasil, Argentina y Paraguay confirmaron la suspensión de Venezuela del Mercosur.

La marginación de Venezuela se venía diseñando desde que los demás socios bloquearon en julio el acceso del país caribeño a la presidencia semestral del bloque.

En septiembre, los cuatro países fundadores decidieron ocupar la vacante de forma colegiada y emplazaron al gobierno de Nicolás Maduro a adoptar antes de diciembre todos los compromisos de adhesión, como el de libre circulación de mercancías entre los países miembro y la cláusula democrática. Por tanto, la suspensión fue natural, se esperaba.

A ello se sumaron las agresiones que sufrió la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina, el 15 de diciembre, cuando intentó participar en una reunión de la directiva del Mercosur, donde pretendía hacer conocer su protesta por la suspensión de su país en ese grupo regional.

“No compartimos, si Venezuela es expulsado, nosotros vamos a reconsiderar si participamos o no en el Mercosur porque no hemos entrado para ser expulsados después. ¿Para qué sirve eso?”, indicó.
“No puedo entender que algunos países de Sudamérica que forman parte del Mercosur cometan el error que se cometió con Cuba en la Organización de Estados Americanos (OEA)”, dijo.

Recordó antecedentes sobre esta decisión y mencionó que el justificativo de la expulsión de Cuba fue porque se consideró marxista, leninista y comunista.

“Cuando participé con Obama en una reunión de la OEA, le dije, yo soy marxista, leninista comunista y pedí que me expulsen. No me expulsaron”.

En ese sentido, consideró que la suspensión de Venezuela es un grave daño a la integración de los pueblos, siendo que este grupo regional es un espacio de comercio económico, “no es un espacio de carácter político”.
Señaló que nunca como antes se necesitó un espacio de integración económica, social de complementariedad y solidaridad entre América del Sur.

“Estoy convencido de que cometen un error en el Mercosur al expulsar a Venezuela”, afirmó.
Luego indicó que la política de Estados Unidos pretende dividir a los pueblos, y para ello ha impulsado la creación de la Alianza del Pacífico (bloque comercial conformado por cuatro países: Chile, Colombia, México y Perú). En su criterio son países que aplican políticas neoliberales y cuestionó que algunos gobiernos que se dicen socialistas o comunistas apliquen medidas neoliberales.

Bolivia tramita su ingreso como miembro pleno del Mercado Común del Sur. Solo resta que el Legislativo de Brasil apruebe la ley que allane esta situación; sin embargo, el proceso aún no se concreta por los cambios políticos que se registraron este año en ese país.

Cambio