Trabajadores del Ministerio de Educación realizan un “abrazo simbólico” y ratifican el paro

En el marco de una nueva jornada de protesta en reclamo de la reincorporación de cientos de despedidos, trabajadores del Ministerio de Educación realizaron un “abrazo simbólico” a la sede de esa cartera y ratificaron el paro por “tiempo indeterminado”.

Con el apoyo de los docentes de UTE-CTERA, los estatales reclamaron una respuesta del Gobierno luego de una jornada caliente en la sede nacional, que incluyó el lunes incidentes con efectivos de la Policía Federal que impidieron el acceso.

Para garantizar la seguridad de los manifestantes, el abogado Daniel Igolnikov presentó este martes un amparo judicial para “que no haya represión a los que protestan” en el abrazo, “ya que ayer hubo violencia estatal contra los manifestantes que marcharon por sus derechos, avto que no constituye ilícito alguno, y el gatillo fácil es una lacra”.

Según supo ámbito.com, el pedido ingresó a las 9 al despacho del juez de Instrucción N° 3 Guillermo Carabajal, y a las 9:15 ya había sido ratificado por Igolnicov. “Hay dos opciones. Es posible que lo declare abstracto, que es un modo de sacarse el problema de encima, o podría ordenar no reprimir. El amparo deben resolverlo rápido. No puede haber mora del que lo pide”, sostuvo el letrado defensor de los Derechos Humanos, en diálogo con este medio.

Uno de los delegados de ATE en el Ministerio de Educación, Lucas Edelman, indicó que “no tenemos ningún tipo de respuesta de parte de los funcionarios”. El gremialista confirmó que “vamos a seguir en paro hasta la solución” del conflicto.

Por su parte, UPCN, el otro gremio estatal, mantiene la misma idea de paro. “Seguimos en paro por tiempo indeterminado a la espera de que se reabra la negociación porque se levantó la reunión sin acuerdo”, declaró un vocero de prensa de UPCN.

ATE denunció que los representantes gubernamentales incumplieron el compromiso de convocar a una reunión en el Ministerio de Modernización para reconsiderar el reclamo por los 400 contratos caídos el 31 de diciembre último.

Por su parte, fuentes del Ministerio de Educación aseveraron que “los contratos sin renovar eran inicialmente 300 y se redujeron a 205”, de empleados que “incumplían el horario laboral”, después de constatar en conversaciones con los gremios que “más de 90 eran delegados sindicales, paritarios o trabajadores cuyas desvinculaciones fueron revertidas por otras razones”.

El lunes, los trabajadores que mantuvieron la toma del edificio ubicado en Santa Fe al 1500, ante la “falta de respuestas” por parte de las autoridades nacionales, que incumplieron el compromiso de convocar a una reunión en el Ministerio de Modernización para considerar el reclamo de la Junta Interna de ATE por los 400 contratos caídos.

El conflicto se agudizó cuando delegados de ATE Capital intentaron ingresar a una de las sedes ministeriales para participar de una asamblea, pero se toparon con un férreo vallado policial que les impedía el paso. En medio de golpes y empujones, el clima de tensión alcanzó su punto más alto cuando efectivos de la Policía Federal tumbaron al suelo al secretario general de la Junta Interna de ATE en el ministerio, Rodrigo Recalde, ante lo cual los estatales decidieron replegarse y posponer la asamblea.

Ámbito