Capturan a un nuevo implicado en el asesinato de la ambientalista Berta Cáceres

El séptimo implicado en el asesinato de la ambientalista hondureña Berta Cáceres fue capturado la noche de este jueves por agentes federales mexicanos, informó la Agencia Técnica de Investigación (ATIC).

El presunto hechor fue identificado como Henry Javier Hernández Rodríguez, de 26 años, capturado en la ciudad de Reynosa, Tamaulipas, México, confirmó el director del ente de seguridad, Ricardo Castro, a un medio de comunicación local.

Castro aseguró que la captura “ha sido gracias a un trabajo de inteligencia realizado en varios país”, como El Salvador, Guatemala, México y Estados Unidos. “Esta persona había salido del país”.

Para detener al sujeto se contó con la colaboración de los agentes mexicanos y en los próximos días será repatriado a Honduras para seguir con el proceso legal correspondiente, explicó el funcionario.

Castro señaló que Hernández Rodríguez tuvo una participación como autor material e intelectual del crimen contra Cáceres, cometido el pasado 3 de marzo en su vivienda en La Esperanza, Intibucá, occidente de Honduras.

“Él está acusado de asesinato y el ha tenido participación tanto en la preparación del hecho como la autoría”, sostuvo.

Según Castro, el detenido es un exmilitar que tenía contactos con elementos de la empresa de Desarrollo Energéticos S.A. (DESA), empresa ejecutora de un proyecto al cual se opuso Cáceres.

En audiencia inicial se acreditará la prueba científica como evidencia de su implicación en el asesinato de la hondureña que en 2015 ganó el premio Goldman, considerado el Nobel de ecología.

El sujeto laboraba en una barbería en Reynosa, donde los agentes de la ATIC lograron identificarlo después de una operación de rastreo de dos meses.

Sostuvo que la identidad del individuo se respaldó con huellas dactilares, nombre y número de identidad.

Los militares implicados

Se trataría del tercer sujeto -de los siete capturados hasta el momento por el crimen- con un vínculo militar.

Por el delito se detuvo a Mariano Díaz Chávez, quien era mayor de las Fuerzas Armadas de Honduras e instructor de la Policía Miltitar cuando se ejecutó el asesinato; y el teniente retirado Douglas Bustillo, subjefe de seguridad de DESA.

Los otros cuatro detenidos, sin antecedentes militares, son Elvin Heriberto Rápalo Orellano, Emerson Eusebio Duarte Meza, Edilson Atilio Duarte Meza y Sergio Ramón Rodríguez.

El Heraldo