Comunidades indígenas celebran suspensión de hidroeléctricas en Guatemala

El pueblo maya celebró este sábado la sentencia de la Corte Suprema de Guatemala que ordena la suspensión de la construcción de dos hidroeléctricas en sus territorios originarios.

La presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Silvia Patricia Valdés, emitió una declaración de amparo interpuesta contra las hidroeléctricas Oxec I y Oxec II, por irreguaridades en la consulta comunitaria, por lo que sus operaciones quedaron suspendidas hasta que se resuelva el problema.

“Nos extraña de sobremanera la decisión que tomó la Corte. La Consulta de acuerdo al Convenio 169 se llevó a cabo cumpliendo con todos los requerimientos de ley. Ello consta en el expediente. En todo caso estamos a espera que se nos notifique dicha resolución”, asegura la empresa.

El pasado 21 de octubre de 2016, indígenas del departamento de Alta Verapaz, al norte de Guatemala, marcharon hacia la capital para denunciar a un grupo de empresas hidroeléctricas que se apoderan de los caudales del río Cahabón y los dejó sin acceso al agua.

El río Cahabón tiene un recorrido de casi 200 kilómetros y atraviesa casi la totalidad del departamento de Alta Verapaz, donde habita buena parte del pueblo Poqomchi. Este río es uno de los principales recursos fluviales de Guatemala.
La empresa es propiedad del presidente del Club Real Madrid, Florentino Pérez, quien desvió los cauces del río y ahora afecta a las poblaciones del departamento Alta Verapaz.

Denunciaron ante la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) la contaminación y desecamiento del río Cahabón debido al fuerte impacto ambiental que generan las hidroeléctricas.

Telesur