Ecuador: el presidente Rafael Correa asumió la presidencia del G77+China

El presidente ecuatoriano Rafael Correa recibió hoy la presidencia pro tempore del G77+China de manos de su predecesor, Tailandia. El evento se realizó en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, EE.UU.

En su intervención, el Primer Mandatario destacó lo logrado en el país con la conservación del medio ambiente, al ser la primera nación en concederle derechos a la naturaleza en su Constitución.

Asimismo, recalcó la función de Ecuador brindando asilo a migrantes, pues “acoge a la mayor cantidad de refugiados en América Latina, 60.000 refugiados, muchos de ellos del conflicto de nuestro país vecino, Colombia”.

El Jefe de Estado denunció la desigualdad que se vive en el mundo. “La insultante opulencia de unos pocos, a lado de la más intolerable pobreza, son balas cotidianas en contra de la dignidad humana”, indicó.

De igual manera, Correa resaltó que la mayor obligación del planeta es superar la pobreza. Rememoró que los estados de pobreza se deben a “sistemas injustos y excluyentes”.

El presidente Correa también propuso la formación de una institución vinculante para sancionar transnacionales cuando vulneren DD.HH. “Unidos seremos nosotros los que podamos imponer las condiciones al capital transnacional”.

Además reiteró su lucha contra los paraísos fiscales, a los que calificó como “los peores enemigos de nuestros Estados” y “un capitalismo sin rostro, sin transparencia”.

Correa indicó que las personas acuden a los paraísos fiscales para evadir impuestos. Para el presidente pro tempore del G77+China, lo que más se necesita en el mundo son paraísos del conocimiento.

“En muchos países de América Latina con el Socialismo del siglo XXI ya mandan nuestros pueblos. Es un honor compartir estos retos históricos con todos ustedes”, finalizó su discurso el presidente Rafael Correa.

El Telégrafo


G77+China, una oportunidad histórica para Ecuador

La toma de posesión de Ecuador este viernes en Nueva York como presidencia pro tempore del Grupo de los 77 más China (G77), es una oportunidad histórica para este país andino en su cruzada internacional para impulsar la justicia planetaria en función del desarrollo de los integrantes de este bloque, creado en 1964.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, viajó este jueves a Nueva York en compañía del canciller Guillaume Long para recibir el cargo de manos de Tailandia, en una ceremonia a la que asisten representantes de los 134 países de esta agrupación, de los 193 países representados en la ONU y del nuevo secretario general de la organización internacional, Antonio Guterres.

Esta será la segunda ocasión que la nación ecuatoriana asume un alto puesto en el concierto de las naciones, la primera hace más de 40 años, cuando presidió la Asamblea General de la ONU, en 1973, lo cual calificó el canciller como un hecho histórico.

Según Correa, el hecho de que Ecuador asuma la presidencia de ese grupo es un reconocimiento al “liderazgo” del país y de lo que ha aportado a los procesos que se viven a nivel regional. “Ecuador tiene sus propuestas y también continuaremos con las propuestas que ya ha venido trabajando el grupo del G77 al mando de Tailandia (…) insistiremos en que se prohíban los paraísos fiscales para evitar la corrupción, el lavado de dinero, la evasión de impuestos”, dijo Correa previo a su viaje.

Además, precisó que se trabajará en la democratización de las Naciones Unidas, para que sea la Asamblea quien tome las decisiones y “no un grupo de países privilegiados en base al poder que tienen”. También impulsará la conservación ambiental, la coordinación de políticas tributarias a nivel mundial, entre otras propuestas.

En conferencia de prensa, el ministro Long indicó que la elección de su país “habla muy bien de cómo nos ve el mundo y de nuestra política exterior que se ha inserto en un mundo más multipolar ubicando al Ecuador en debates globales sobre los grandes temas de la humanidad”.

Ecuador fue elegido por unanimidad para ocupar la Presidencia anual en la 71 Asamblea General de la ONU, un proceso que se rota entre tres grupos de países (de África, Asia, Latinoamérica y del Caribe), y la candidatura fue propuesta por el grupo de países de América y el Caribe, (Grulac).

“Para nosotros, la causa del Sur global es una causa universal, de toda la humanidad. Cuenten con el Ecuador para acompañar siempre la lucha de los pueblos del Sur por la emancipación y la soberanía”, puntualizó el canciller Long tras la votación.

En tanto, el entonces secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, resaltó la “inestimable asociación” entre la organización y el colectivo de países, e instó al grupo a apegarse a la agenda de desarrollo sostenible 2030. “Confío en que el grupo mantenga el espíritu que llevó a su fundación para alzarse en favor de los países del sur mientras expande sus compromisos para hacer frente a las amenazas que van surgiendo”, expresó.

Como parte del proceso de transición, el jefe de la diplomacia ecuatoriana sostuvo un encuentro en Quito con el embajador de Tailandia ante la ONU, Virachai Plasai.

La agenda de Ecuador en el G77

Long adelantó la agenda de Ecuador en su cargo que se prolongará durante un año desde este 2017 y expresó que el compromiso nacional al frente del G77 será promover el diálogo entre sus miembros. Además, el canciller recalcó la importancia de China en ese marco, pues su participación “es fundamental para avanzar hacia un orden internacional más justo”.

El Ministro de Estado recordó que el financiamiento será primordial para el desarrollo de los objetivos mundiales planteados por la ONU y dijo que el G77 deberá “hacer seguimiento de la Nueva Agenda Urbana”, realizada en Quito durante la Conferencia de Vivienda y Desarrollo Urbano Hábitat III.

A pocas horas de que Ecuador sea posicionado al frente del G77+China, Long afirmó que es fundamental pertenecer a este bloque porque “ellos también luchan en contra de los paraísos fiscales”, una lucha que este país ha comenzado a liderar a nivel mundial.

Adelantó este lunes que su gobierno retomará el legado del G77+ China en la lucha contra la evasión fiscal, tributaria y los paraísos fiscales, durante la presidencia de este grupo, cuya toma de posesión se realizará esta semana.

“Eso es una lucha histórica del G77, no la va a inaugurar el Ecuador, va a retomar esa tradición, ese legado del G77 de luchar contra los paraísos fiscales”, aseguró. “Obviamente como nos interesa, pueden estar seguros que el Ecuador desde la presidencia del G77, pues le dará todo el énfasis que se merece esta lucha para erradicar los paraísos fiscales”, remarcó.

Indicó que uno de los propósitos que prepondera esta institucionalidad internacional es el énfasis al desarrollo y al financiamiento para el desarrollo y luchar contra ese flagelo es una de las maneras para conseguir fondos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“Muchos países del G77 están de acuerdo con esta posición de que tengamos políticas de lucha contra la evasión tributaria, la evasión fiscal y que podamos poner fin a estas prácticas, a este robo que son los paraísos fiscales”, apuntó.

Precisó que la posición del Ecuador, que impulsará en el seno de las Naciones Unidas, es la creación de un cuerpo intergubernamental para la lucha, en general y no solamente contra los paraísos fiscales, en contra de la injusticia tributaria.

Dijo que Ecuador dará continuidad a los objetivos del G77+ChIna con el acceso al desarrollo, el financiamiento, cambio climático, migración y cooperación Sur-Sur.

Resaltó la importancia para este país de asumir esta Presidencia Pro Tempore durante 2017 al ser esta agrupación “una voz muy importante” para la democratización del planeta, del sistema internacional y de las propias Naciones Unidas, buscando darle más fuerza a su órgano legislativo y no al Consejo de Seguridad.

“En un mundo en que vemos crecer lastimosamente en algunos países la xenofobia, que se hablan de construir más muros y menos puentes, la presidencia del Ecuador del G77 resulta fundamental”, afirmó.

Qué es el G77+China

Inicialmente creado por 77 países, de donde toma su nombre (G77), a esta agrupación pertenecen actualmente 134 naciones, y es considerada la coalición más grande del Tercer Mundo en la ONU y el más extenso grupo de los países del Sur.

En tanto, China ingresó al grupo de manera no oficial, en 1994, como donante financiero y para proveer de apoyo político a las naciones que lo integran.

Al quedar oficialmente creado hace 53 años, al finalizar la Primera Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, el G77 se convirtió en un mecanismo de concertación de los países en desarrollo para articular sus posiciones en las negociaciones económicas, sociales y presupuestarias, en el marco de las Naciones Unidas.

Su propósito es promover que el mundo en desarrollo articule y promueva sus intereses económicos colectivos y mejore su capacidad de negociación conjunta respecto de las principales cuestiones económicas en el seno del sistema de las Naciones Unidas, así como que promueva la cooperación económica y técnica entre los países en desarrollo.

El grupo de los 77 es la organización intergubernamental de países en vías de desarrollo más grande en las Naciones Unidas, la cual provee a los países del sur de los medios para articular y promover sus intereses colectivos económicos y el mejoramiento de su capacidad conjunta de negociación respecto de los grandes temas económicos dentro del sistema de las Naciones Unidas, así como la promoción de la cooperación Sur-Sur para el desarrollo.

Las actividades del Grupo de los 77 son financiados mediante contribuciones del os Estados Miembros de acuerdo con decisiones relevantes de la Primera Cumbre del Sur, mientras entre sus funciones, además de resoluciones y decisiones iniciadas por el Grupo de 77 en la Asamblea General de la ONU y sus Comités, tanto como de varios cuerpos de NN.UU y de sus agencias especializadas, produce declaraciones conjuntas, programas de acción y acuerdos acerca de temas de desarrollo.

El Grupo de 77 también hace declaraciones en varios Comités Principales de la Asamblea General, el ECOSOC y otros cuerpos subsidiarios, patrocina y negocia resoluciones y decisiones en grandes conferencias y otras reuniones sostenidas bajo el patrocinio de las Naciones Unidas que tratan sobre cooperación económica internacional y desarrollo, así como la reforma de las Naciones Unidas.

Además, auspicia proyectos de cooperación Sur – Sur mediante el financiamiento del Fondo Fiduciario Pérez-Guerrero (PGTF) y promueve el comercio Sur – Sur a través del Sistema Global de Preferencias Comerciales (GSTP).

Andes


Canciller Long expone en Washington propuesta de Ecuador en contra de los paraísos fiscales

El ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, Guillaume Long, expone en Washington, Estados Unidos, sobre la propuesta del Ecuador de crear un organismo intergubernamental en Naciones Unidas en contra de los paraísos fiscales, en el marco del evento ‘Evasión Fiscal, Flujos Financieros Ilícitos y Desarrollo Global: El Llamado para un Organismo Tributario en la ONU’. “La lucha contra paraísos fiscales es una lucha internacional. Necesitamos un organismo tributario en la ONU para lograr justicia fiscal.

El Ecuador se unirá con todos: Estados-sociedad civil, para luchar en contra de los paraísos fiscales”, dijo el funcionario. En su discurso, el canciller destacó que “la lucha contra paraísos fiscales es el último gran paso en la batalla de Ecuador por una economía justa” y explicó que ”la recaudación de impuestos se triplicó gracias a la política tributaria”. Al respecto, el renombrado economista Mark Weisbrot, del Centro de Investigación en Economía y Política (CEPR), manifestó que “se deberían implementar muchas de las reformas económicas del Ecuador en los Estados Unidos. Ecuador es la prueba de que es un mito que la economía global limita lo que puedas hacer”.

De igual forma, Elise Bean, exdirectora y asesora legal del subcomité permanente de Investigaciones del Senado de EE.UU., aplaudió las iniciativas de Ecuador en contra de los paraísos fiscales y dijo que “deberían ser replicadas en otros lugares”. El país sudamericano demuestra que “es posible mejorar la recaudación de impuestos, la estabilidad económica y combatir la pobreza”.

Asimismo, Aldo Caliari, del Center of Concern, Clarke Gascoigne de la FACT Coalición, “saluda los esfuerzos” de Ecuador de crear conciencia y presión contra los paraísos fiscales. Frente a esto, Eric LeCompte, de Jubileo USA, afirmó que “necesitamos una solución mundial para un problema mundial, que afecta sobre todo a los más pobres”. (I)

El Telégrafo

 

Discruso Completo