El Canal y sus retos tras 17 años de administración panameña

El pasado sábado 31 de diciembre el Canal de Panamá cumplió 17 años de administración panameña, con el reto de aumentar el valor de la ruta interoceánica y generar grandes beneficios para el país.

Ofrecer un mejor servicio es otro de los objetivos de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

En un reciente comunicado de la ACP, Jorge Luis Quijano, administrador del Canal dijo que “los panameños hemos logrado mucho durante estos 17 años: Reafirmamos nuestra capacidad para administrarlo, en nuestra primera decisión soberana sobre el Canal, dijimos sí a su ampliación, y luego superamos los retos que nos permitieron inaugurar en junio pasado el Canal Ampliado”.

transferencia por parte de Estados Unidos al mediodía del 31 de diciembre de 1999.

Según la ACP, “en manos panameñas, el Canal reestructuró su sistema de peajes con el cambio del modelo de negocio, aproximando el valor de la ruta con el coste económico que esta debe tener, y luego expandió el negocio mediante la construcción del tercer juego de esclusas, el mayor proyecto que ha emprendido la vía interoceánica desde su inauguración en 1914”.

Es producto de dicha modernización de su negocio, “basado en un modelo de gestión pública consensuado por diferentes sectores de la sociedad nacional previo a la reversión de 1999”, que la vía interoceánica ha podido funcionar de manera eficiente y rentable.

Balances

De acuerdo con la ACP, al cierre fiscal 2016, que culminó el pasado 30 de septiembre, el Canal de Panamá registró el tercer mejor comportamiento de su historia, con 330.7 millones de toneladas de capacidad de carga, en medio de un año con disminuciones para el crecimiento del comercio mundial y la industria marítima.

Antes de culminar diciembre el Canal entregó al Tesoro Nacional un aporte directo de B/. 1,013.1 millones, lo que eleva a más de B/.11,600 millones las contribuciones en 17 años de administración panameña de la vía acuática.

Tras seis meses de operaciones del Canal ampliado se han superado todas las expectativas, pues se estima que por las nuevas esclusas han transitado unos 600 buques neopanamax.

La ACP informó que de estos tránsitos más del 50% corresponde a buques portacontenedores, seguido de barcos de gas licuado de petróleo y gas natural licuado.

“El impacto mundial del Canal Ampliado ya es evidente. Hasta el momento, 10 servicios de línea neopanamax han sido redirigidos a la vía acuática reconociendo el valor de la ruta. Los puertos de la costa este de los Estados Unidos, por ejemplo, continúan invirtiendo en grandes mejoras de infraestructura para acomodar los buques más grandes y el volumen de mercancías facilitada por el Canal ampliado”, destacó Quijano.

Para 2017 el Canal de Panamá mantendrá su estrategia de incrementar el valor de la ruta y diversificar el negocio con otras actividades que complementen la operación de la vía acuática.