El gobierno de la Ciudad de México presenta un amparo contra el “gasolinazo”

El gobierno de la Ciudad de México y juristas presentaron 12 amparos contra la zonificación de precios de gasolinas en la capital, al considerar que la medida carece de fundamento y viola los principios de equidad y proporcionalidad.

“Estamos impugnando los acuerdos por los que se permite la flexibilización en el costo de las gasolinas, es decir no puede haber una regionalización porque, desde nuestra óptica, y hay estudio y análisis jurídico, hay una violación constitucional”, dijo el consejero Jurídico y de Servicios Legales local, Manuel Granados.
Detalló que impugnan la falta de fundamentación y motivación de los acuerdos por los que se ha generado la flexibilización en los precios, con lo que se violentan los principios de igualdad y se hace alusión a la falta de equidad y proporcionalidad.

Además está la impugnación a la constitucionalidad del Artículo 27 de la Ley de los Órganos Coordinadores de Energía, por el que se establece que no se otorgará suspensión en el juicio de amparo tratándose de la materia energética.

Al presentar los recursos ante el XV Juzgado en Materia Administrativa, Manuel Granados estuvo acompañado por los abogados Raúl Carrancá, Eduardo López Betancourt, Carlos Daza Gómez y Jesús González Schmal, entre otros, y confió en que se sumen otros sectores.

Animal Político


Activistas llaman a integrar asamblea nacional contra el gasolinazo

Integrantes de la Coordinadora Metropolitana de Resistencia y comités civiles de 11 entidades, así como el Constituyente Ciudadano Popular, lanzaron un llamado a conformar la primera asamblea nacional de las resistencias ciudadanas y sociales en contra del gasolinazo, las reformas estructurales, las trasnacionales y por el recate de la soberanía nacional y energética para este 21 de enero desde las 9:00 en el monumento a la Revolución.

Los comités civiles pertenecen a Durango, Coahuila, Zacatecas, San Luis Potosí, Guanajuato, Hidalgo, Estado de México, Querétaro, Chiapas y Michoacán, informaron los organizadores.

En un comunicado, los activistas resaltaron que el gasolinazo “ha provocado la mayor y más amplia protesta de los últimos años que tiene al país en una rebelión popular en desarrollo”.

Es por ello, advirtieron, impulsarán “la ocupación de carreteras, vías férreas, casetas, oficinas de gobierno y puentes internacionales junto a miles manifestándose en las calles, de frontera a frontera y de costa a costa”.

También repudian las medidas que “una vez más persiguen que el pueblo pague las consecuencias del saqueo a manos de un gobierno corrupto, mentiroso y asesino que pactó la entrega de los bienes de la nación a extranjeros y empresarios locales en el peor momento de la crisis del modelo neoliberal sin futuro”.

Luego criticaron que el gobierno intentara ensuciar la protesta “montando saqueos a través de grupos de choque, con el fin de legitimar mediante el miedo la nefasta Ley de Seguridad Nacional, criminalizando la protesta y así justificar la represión y militarización”.

Este “terror”, indicaron, ha provocado varias víctimas con saña similar a la aplicada en Nochixtlán, Oaxaca.

“Alan Giovanni y Freddy Cruz fueron asesinados en Ixmiquilpan, Hidalgo. También fueron reprimidas con brutalidad las protestas en Rosarito, Baja California, y otros lugares del país”, añadieron para enseguida señalar que pese a todo “no le funcionó al régimen ese intento por amordazar la indignación, pues la protesta sigue extendiéndose y cobrando nueva fuerza”.

En ese sentido, consideraron que las próximas semanas serán determinantes para saber si el movimiento crece hasta revertir las medidas económicas e incluso obligar al presidente Enrique Peña Nieto a renunciar.

Proceso