El Parlasur debatirá durante su primera sesión sobre la coyuntura regional frente a las políticas de Trump

Las primeras decisiones del presidente Trump ya dispararon las alarmas en el sur del continente americano. El Parlamento del Mercosur (Parlasur) analizará el nuevo escenario que se plantea para la región en su primera sesión de marzo, confirmó a LA REPUBLICA el vicepresidente del Parlasur diputado Daniel Caggiani.

Confió que el tema preocupa y mucho a nivel de la región y adelantó que el Parlasur deberá fijar una posición de bloque en torno al nuevo fenómeno. La Mesa Directiva del Parlasur se reunirá el próximo 20 de febrero en Montevideo y ahí seguramente se fije la fecha de la primera sesión del año en el mes de marzo.

En el centro de la preocupación, está el futuro de las relaciones comerciales entre Estados Unidos y Latinoamérica, así como el impacto de las medidas adoptadas ya en su primer día hábil como presidente. En Uruguay, uno de los temas pendientes con Estados Unidos es el ingreso de carne ovina con hueso y que se encuentra en la etapa de aceptación.

Según, el embajador uruguayo en Estados Unidos Carlos Gianelli la habilitación se puede demorar debido al cambio de administración. No obstante, dijo que “es prácticamente seguro que es un rubro que va a empezar a entrar porque existe una demanda que Estados Unidos no puede cubrir con su producción”.

Fuentes del Ministerio de Ganadería dijeron a LA REPUBLICA que “por ahora, no hay problema con Uruguay y va todo de acuerdo a lo planeado”, afirmó. Ayer, empero, desde la Unión de Vendedores de Carne sostienen que con las medidas de proteccionismo de Trump en Estados Unidos se pueden “trancar” las exportaciones de la carne bovina con hueso.

En declaraciones a radio Monte Carlo, su presidente Heber Falero dijo ayer que se había aprobado todo en materia sanitaria, pero destacó que todavía no han comenzado las exportaciones a dicho país. Con respecto a la exportación de carne vacuna, Falero dijo que no va a influir, porque Uruguay tiene abierto otros mercados.

En diálogo con LA REPUBLICA, Caggiani opinó que el escenario que se puede presentar para la región “es por lo menos preocupante y desafiante sobre todo teniendo en cuenta las promesas que ha venido haciendo durante su campaña electoral y lo visto hasta ahora en los primeros días de gobierno”.

“Ni qué hablar que la posibilidad de que EEUU que se retire del tratado de TPP sin duda marca un jalón importante, la posibilidad de renegociar el Nafta, una decisión de establecer barreras arancelarias, sobre todo, proteccionistas, de comercio mundial de una economía tan importante como la de Estados Unidos”, afirmó.

Agregó que sin duda “puede repercutir en las economías emergentes, puede generar una alarma importante y debe ameritar un análisis más profundo acerca de cuáles pueden ser las consecuencias de los posibles rumbos que pueda tomar la política de EEUU no solo desde el punto de vista comercial sino también desde el punto de vista de la diplomacia y de la política militar”.

Caggiani afirmó que el Parlasur será un ámbito adecuado para analizar el tema. “Sin duda este tema estará en la discusión a los efectos de buscar una profundización por lo menos en la mirada y en posibles rumbos que puedan concertarse en un ámbito como el Mercosur”.
En ese sentido, recordó que el Parlasur tuvo un papel muy relevante en 2016, en particular, en la posibilidad de establecer canales de entendimientos a nivel de Cancillerías sobre todo a partir de la crisis institucional que vivió el bloque Mercosur, por ejemplo, después del golpe parlamentario que se dio en Brasil que culmino con la salida de la presidenta Dilma Rousseff.

“Sin duda que el Parlasur tiene que tener una instancia de debate y sobre todo de puesta a punto en común, de cuáles son los desafíos del bloque regional para los próximos años teniendo en cuenta las nuevas realidades que están planteadas no solo a nivel del continente americano con políticas bastante proteccionistas, que generan preocupación e incertidumbre sobre cuál va a ser el papel de una potencia tan importante como EEUU sino también los fenómenos que están sucediendo en Europa”.

Al respecto, señaló que al observar lo que ocurre hoy en el viejo continente a veces le hace recordar lo que ha leído de la década del 30 “con el surgimientos de nacionalismos y movimientos xenófobos que no le hacen bien a los procesos de integración”. “Sin duda el Parlasur tendría que tomar cartas en el asunto y analizar la situación que está planteada”, afirmó. (Más información en Mundo).

“Ultranacionalista”

La senadora socialista Mónica Xavier, entrevistada ayer en La Mañana de El Espectador, dijo que el discurso de asunción de Donald Trump como presidente de Estados Unidos fue “radical, súper y ultra nacionalista en un mundo nacionalizado que va a empezar a desacelerar” y agregó: “Parece que lo que dijo en campaña, lo va a cumplir”.

“Creo que hay un brote nacionalista en las derechas radicales”, indicó. La expresidenta del Frente Amplio aseguró que hay un margen de incertidumbre y destacó que hay una información que preocupa y es la reunión de esas derechas nacionalistas, proponiéndose la destrucción de la unión europea. “Hay motivos que han convocado a la ciudadanía a apoyar estas derechas radicales y una es la cuestión migratoria”, sostuvo Xavier.

“Un poco de miedo”

La presidenta de la academia nacional de economía, María Dolores Benavente afirmó a radio Montecarlo que da “un poco de miedo” la incertidumbre que generan los anuncios del Presidente de Estados Unidos y las probables consecuencias en Uruguay.

Agregó que nuestro país debería abocarse a negociar tratados de libre comercio con otros países asiáticos ante la problemática de hacerlo con China.

En tanto, el presidente del Consejo Uruguayo para las Relaciones Internacionales, el ex senador Sergio Abreu consideró que los cambios en la política comercial de los EEUU ponen de manifiesto el crecimiento del “proteccionismo” y del “nacionalismo democrático”. La decisión de Donald Trump de poner fin a la participación de Estados Unidos en el Acuerdo Transpacífico (TPP) “va a tener un impacto sobre los bloques comerciales y es un claro mensaje al multilaterismo”, dijo Abreu.

Abreu dijo que las nuevas decisiones de la administración Trump ponen en evidencia el surgimiento de un nacionalismo democrático, que marca el comienzo de una nueva era en materia económica y política.

República