El Senado aprueba en general el proyecto para despenalizar el aborto en tres causales

Por 20 votos a favor, 15 en contra y dos abstenciones, el Senado aprobó en general el proyecto de aborto en tres causales que comenzó a debatirse el martes en un encendido y tenso debate, y terminó este miércoles en una sesión extraordinaria.

La iniciativa, que busca despenalizar el aborto en caso de riesgo de vida de la madre, inviabilidad del feto y violación, pasará ahora a ser discutida en particular.

Segundo día de debate

Tal como fue la tónica el día martes, el debate continuó encendido y con diversas manifestaciones desde las tribunas.

El turno de comenzar fue de la senadora DC Carolina Goic, quien aclaró que votará a favor pese a estar en contra del aborto, destacando que lo hace sólo por la existencia de las tres causales. “Hoy luego de 28 años estamos llamados a debatir sobre un tema complejo que no podemos seguir evitando como sociedad, todos quisiéramos que no existieran abortos. Hoy los dilemas éticos son más difíciles que antes (…) Es distinto lo que hoy estamos discutiendo, el debate tiene que ver con causales excepcionales”, indicó.

Luego, fue el turno del senador RN Baldo Prokurica, quien advirtió que votará en contra porque “este proyecto no va en la línea correcta porque afecta el más elemental del derecho humano; el derecho a la vida, me parece contradictorio que aparezcan voces contra la vida del ser humano, contra la vida de un inocente. Esta iniciativa del gobierno no despenaliza el aborto, lo legaliza y lo legitima como un derecho de la mujer. El proyecto de ley del gobierno más que despenalizar el aborto en tres casos, lo que hace es legalizar el aborto en estos tres casos. El senador Tuma ha dicho algo cierto, es un proyecto hipócrita, lo que se busca es tener el derecho al aborto, el derecho de deshacerse de un ser humano”.

La tercera intervención de la jornada estuvo a cargo del senador independiente Carlos Bianchi, quien indicó que de aprobarse la discusión en general, el gobierno tendrá que aceptar una serie de indicaciones, asegurando que el proyecto en particular no saldrá igual a como entró al Congreso. “Lo que el Congreso esta haciedno es no abortar la discusión, es imposible aceptar que en lo particular el proyecto salga tal cual como lo estamos discutiendo hoy día, estamos abriendo el debate. Hoy se vota la idea de legislar, se requiere un articulado sin letra chica, un proyecto que ofrezca garantías reales para las mujeres, reclamo por un proyecto que resguarde los derechos de las mujeres, resguarde la vida, que haga que el Estado entregue protección, que permita una verdadera libertad de conciencia, que no se abra una puerta al aborto libre”.

En su intervención, el senador PPD Guido Girardi indicó que “lo que estamos hablando acá es un tema de fondo, para mí la mujer es sujeto de derecho siempre, ojalá nunca existiera un aborto (…) Una mujer siempre tiene derecho a tomar una decisión y jamás una mujer por interrumpir un embarazo tiene que ir a la cárcel, nadie la puede condenar a la cárcel por eso”.

Interrupciones del público

Tras la argumentación del senador Girardi, se reclamó por las interrupciones del público en las galerías de la sala, además el senador Fulvio Rossi rechazó una protesta realizada en las afueras de la sala por mujeres en contra del proyecto de ley, indicando que “este es un debate democrático que violenta a gente como la que está afuera, como a las funcionarias”.

Continuación del debate

Al retomar el debate, la senadora UDI Ena von Baer señaló que “se ha dicho que está en cuestión el derecho de la mujer, sí, aquí también tenemos que discutir respecto del derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo, en una democracia, en un Estado de Derecho la libertad de las peronas tiene siempre como límite el derecho de los demás seres humanos, si no, tendríamos la libertad de poder matar al otro, eso sucede también con la libertad del que está por nacer, la libertad de la mujer tiene como límite el derecho de la vida del que está por nacer. Nosotros siempre vamos a defender la vida”.

Por su parte, el senador DC Jorge Pizarro indicó que “aquí nadie ha entrado a definir que lo que estamos viendo es un proyecto de despenalización de interrupción voluntaria del embarazo en tres causales, eso es lo que estamos viendo, el riesgo de vida de la madre, inviabilidad letal del feto y casos de violación, quiero dejar en toda claridad establecido que esto no es un proyecto de aborto libre. Este proyecto no es un proyecto de aborto libre, si fuera así lo estaría rechazando de inmediato, aquí estamos hablando de despenalizar la interrupción del embarazo en tres casos excepcionales. Nosotros no estamos decidiendo por esas mujeres, estamos dando la oportunidad, que hoy día no la tienen, de tomar una decisión”.

Amenaza de desalojar la sala

Tras una nueva interrupción, y gritos de “traidor” hacia el senador Pizarro, el presidente del Senado, Ricardo Lagos Weber, amenazó con desalojar la sala. En ese momento, tomó la palabra el senador Moreira que pidió respeto a ambos sectores indicando que “es una falta de respeto que cuando esté hablando un senador las personas den vuelta la espalda, voy a pedir al comité que no se permitan cualquier tipo de letreros arriba o acá”.

Se retoma el debate

Luego de la interrupción, tomó la palabra el senador de RN Andrés Allamand, quien indicó que votará en contra del proyecto argumentando que “nunca hay razón, justificación o pretexto para sacrificar una vida humana, nunca la ha habido y nunca la habrá, quiero decir que no entiendo que se pueda estar a favor de la pena de muerte y contra el aborto y tampoco entiendo que se pueda estar en contra del aborto y tener una visión complaciente y oportunista con las violaciones de los derechos humanos”.

El senador Alfonso de Urresti indicó que “estamos discutiendo un proyecto de ley que despenaliza en tres situaciones, aquí no se esta legalizando el aborto. Hemos escuchado argumentos de gente que cree que la mujer no puede decidir. Seamos coherentes, con el respeto a todos y cada uno voto a favor del proyecto que se vota en la sala”.

En tanto, en su oportunidad el senador Manuel José Ossandón dijo que “he dicho siempre que estoy en contra de cualquier tipio de aborto, no puedo entender la diferencia de una persona concebida por una violación de alguien concebido de forma normal (…) Creo que las mujeres tienen todo el derecho de decidir por sus cuerpos, pero no por la vida de alguien que llevan en sus vientres, espero que en Chile no se siga diciendo que porque uno defiende una visión como ésta es ser retrógrado”.

En su oportunidad, el senador DC Andrés Zaldívar anunció, entre algunas pifias del público, que se abstendrá de votar en general, aludiendo a los problemas que tiene con la causal de violación. Indicó además que “mi problema viene con la tercera causal (violación), yo en conciencia no puedo votar terminar con la vida de un niño que ha sido concebido en esas situaciones (…) No es por ser indefinido, van a estar los votos para discutir el tema, me voy a abstener porque cuando llegue la oportunidad voy a proceder en los términos que he señalado, me voy a abstener”.

El senador DC Patricio Walker argumentó en contra del proyecto asegurando que “a la mujer violada hay que acompañarla, pero ella es tan víctima como el feto, por lo que no creo que la solución sea el aborto, por eso creo que el aborto sería agregar un mal a otro mal, legalizar el aborto no es el camino, hay un riesgo mayor de abrir las puertas de que esto termine en aborto libre, no estoy dispuesto a seguir esa línea y por eso voy a votar en contra de la idea general de este proyecto”.

Durante su intervención, en tanto, el senador de la UDI Juan Antonio Coloma indicó que “siento que en el debate cada uno tiene una reflexión profunda respecto del país que se quiere construir, no es un tema que tenga una lógica de hacer un mejor futuro, es un debate que dice cuánto vale la vida en Chile, ese es el fondo de la discusión. La propuesta de este proyecto es condicionar ese derecho a la vida, refleja que este no es un tema de salud es un tema antropológico, es el sentido de la vida, a mi juicio en esa rebaja del estándar de la vida es dañina para la sociedad”.

En tanto, el senador del PR Alejandro Guillier argumentó a favor de debatir sobre la despenalización del aborto en las tres causales señalando que “cuando legislamos, en lo que no tenemos experiencia los varones es el embarazo, me parece razonable que en razones de extrema gravedad donde la mujer está en una terrible tensión, porque en las tres causales es un tremendo drama, ¿va a ser un hombre el que va a decidir?, ¿no es más razonable adoptar una actitud de compasión, de ayuda y de acompañamiento? Probablemente la ley pueda ser mejorada. El debate debe producirse en este Congreso y por eso estoy de acuerdo en que se abra el tema”.

En su oportunidad, el senador Ricardo Lagos Weber, argumentó a favor del debate del proyecto indicando que “me hubiera gustado que tuviéramos un sistema político en el que algunos temas pudiéramos consultarlos a la ciudadanía. Voy a concurrir con mi voto favorable, en la discusión en particular habrá que hacer indicaciones, pero lo mínimo que podemos hacer es asegurarnos que en estas tres causales acotadas el que lo haga no se vaya preso”.

Por su parte, el senador RN José Manuel García señaló que “se ha dicho que cada mujer debe decidir y no el Estado, frente a esas afirmaciones yo tengo la convicción que el Estado todos los días interviene nuestas vida, las regula, en este caso concreto ni más ni menos, en el derecho a la vida, el sagrado derecho a la vida, tiene el deber de protegerla, en mi opinión el Estado tiene y debe tener potestad para regular una materia tan trascendente, sobre todo si es para proteger la vida de los niños que están por nacer, la labor del Estado y de los legisladores debe ser proteger la vida del que está por nacer. Siento que mi responsabilidad frente a este proyecto es ser un senador que defiende la vida del que está por nacer”.

En tanto, el senador Pedro Araya aseguró que “las tres causales son plenamente concordantes con nuestro ordenamiento jurídico, este proyecto no obliga a ninguna mujer a abortar, sino que regula el escenario jurídico de tres causales, será la mujer y nadie más que de aceurdo a sus convicciones determinará si continúa o no con el embarazo. Nuestrfa sociedad ha esperado por años tener esta decisión, hoy lo que sería irresponsable es negarse a dar este debate, y que por ahora respaldo en cada una de sus tres causales”.

Las últimas dos intervenciones fueron del senador UDI Víctor Pérez y del senador del MAS Alejandro Navarro.

Pérez argumentó en contra señalando que “hay un deber que tenemos que cumplir; proteger a los más débiles, el aborto son momentos dramáticos, son momentos dolorosos, disyuntivas que nos da la vida”, mientras Navarro puntualizó que “lo que estamos haciendo es enfrentar un debate no sobre la vida de la madre o el derecho de la madre a vivir, los que estamos aquí estamos a favor de la vida”.

T13


Gobierno valoró aprobación y remarcó: “Este proyecto no es el aborto libre”

Como un triunfo recibió el Gobierno la aprobación de la idea de legislar la despenalización del aborto en tres causales en la Sala del Senado durante la tarde de este miércoles.

Para el Ejecutivo esta victoria es una gran oportunidad para seguir avanzando en esta legislación que ha debido esperar más de 25 años.

“El día de hoy se abre una oportunidad para seguir tramitando este proyecto que se ha esperado 26 años para poder con este debate. Este es un proyecto que no obliga a ninguna mujer, a ninguna niña, a ninguna adolescente a tomar una determinación y una decisión específica”, dijo la ministra de la Mujer, Claudia Pascual.

“Lo que hacer precisamente es poder ampliar las alternativas, este proyecto no es el aborto libre, es un proyecto que está en clara sintonía con los respaldos que hacen los estudios de opinión que se han hecho durante estos últimos dos años, que dicen que el 70 por ciento apoya esta tres causales”, añadió la secretaria de Estado.

El proyecto fue visado con 20 votos a favor, 15 en contra y dos abstenciones, con el rechazo de los senadores de Chile Vamos y la aprobación de la mayor parte de la Nueva Mayoría, además de la senadora Lily Pérez.

DC sin acuerdo interno

No obstante, la Democracia Cristiana no logró consensuar una postura común, ya que hubo votos a favor, en contra y las dos abstenciones.

El voto en contra fue del senador Patricio Walker, quien entregó sus argumentos para desestimar la iniciativa.

“¿Es legítima la acción médica para salvar la vida de la madre? Sí. Segunda causal ¿dónde ponemos el límite? Si el niño va a vivir segundos, minutos, horas, años, no me siento con el derecho moral de definir aquello. Respecto a la tercera causal, a la mujer violada hay que acompañarla, por lo tanto creo que la solución no es el aborto. Siguiendo los principios del Congreso Ideológico de mi partido voy a votar en contra de la idea de legislar de este proyecto”, manifestó.

En tanto, la presidenta de la DC, Carolina Goic, manifestó que “mi votación es a favor de la idea de legislar porque estoy convencida como mujer, como madre, pero también como asistente social, que las mujeres de nuestro país hoy día tienen la madurez suficiente para tomar una decisión en conciencia en estas tres causales, a partir de sus creencias, y nosotros estamos llamados a legislar para todas ellas”.

Mientras, el presidente del Senado, Ricardo Lagos Weber, fustigó a la derecha por una serie de rechazos históricos a proyectos emblemáticos.

“Se opusieron al divorcio en su oportunidad, se opusieron a la píldora del día después, se opusieron a la distribución del condón, se opusieron en su minuto a eliminar la diferencia con los hijos ilegítimos. Acá hay un proceso de cambio en Chile que ha sido paulatino y me alegro que al final hemos logrado avanzar”, enfatizó el senador del PPD.

UDI: No estamos en el lado equivocado

A su turno, la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, desestimó que su partido se esté quedando en el lugar equivocado de la historia.

“Este es un tema de convicciones. Cuando el derecho a la vida se relativiza y se le ponen condiciones como el hecho de tener que estar sano, o el hecho de haber sido concebido en determinadas condiciones, todo el resto se relativiza. No creemos que sea el lado equivocado de la historia”, sostuvo la legisladora.

Ahora, el proyecto debe volver a las comisiones de Salud y Constitución para su análisis en particular y se debe definir si trabajarán unidas o no.

Además, el Senado definió esta tarde plazo hasta el 30 de marzo para presentar indicaciones.

De hecho el senador de RN, Francisco Chahuán, anunció 30 indicaciones al proyecto, por lo que el debate se proyecta intenso para el análisis en particular.

Cooperativa


Movimiento de mujeres se manifiesta fuera del Congreso: El proyecto de aborto nos deshumaniza

La mañana de este miércoles, el movimiento de mujeres “Reivindica”, junto a embarazadas, realizaron una manifestación en las afueras del Congreso Nacional en contra de la ley que busca despenalizar el aborto en 3 causales. Esto, para presionar a los parlamentarios que durante la jornada discutían la aprobación de dicha ley.

Con carteles alusivos a la causa y megáfonos, buscando amplificar el sonido de los corazones de los bebés que se encuentran en los vientres de las manifestantes, las mujeres reclamaron principalmente por el lobby que ha impulsado esta ley, el cual, según dicen, ha sido pagado sistemáticamente por la filial de la empresa prestadora de servicios de aborto IPPF, Miles en Chile.

Rosario Vidal, presidenta del movimiento, dijo que la desinformación, los argumentos falsos y un debate deshonesto han permitido el avance de esta ley en el congreso, pues, la interrupción del embarazo por riesgo vital, según manifestó, es algo que siempre ha estado permitido por la ley.

Por su parte, Tania Córdova, representante de las mujeres embarazadas que se manifestaron, expresó su descontento respecto a la causal que establece doce semanas de gestación como límite para permitir un aborto en caso de violaciones a menores de edad, mencionando que el Gobierno no entrega las herramientas para las mujeres que sí quieren tener a sus hijos, independiente de las causas.

Diana, una mujer manifestante que entregó parte de su testimonio, dio a conocer sus reparos principalmente porque la ley, dijo, no especifica el apoyo que se le prestará a las mujeres que quieran abortar, luego de esto.

Luego de la manifestación, las mujeres hicieron ingreso a la sala del Congreso, en donde, finalmente, el Senado aprobó la idea de legislar el proyectoo del aborto en 3 causales, con 20 votos a favor, 15 en contra y 2 abstenciones.

Biobio