El vencimiento de los fondos Obamacare dejará a 900,000 personas sin plan médico

El Departamento de Salud de Estados Unidos emitió esta tarde un informe en el que advierte que el agotamiento de los fondos de Medicaid asignados por la ley Obamacare puede dejar a cerca de 900,000 personas sin cobertura médica en Puerto Rico.

Los datos no son nuevos, pero toman prominencia en momentos en que el Congreso ha iniciado el proceso dirigido hacia la derogación del estatuto que ha provisto ya a Puerto Rico más de $5,000 millones en fondos de Medicaid, que a un ritmo de $1,200 millones anuales han sido utilizados para financiar el plan Mi Salud del gobierno puertorriqueño.

El documento reafirma que los $6,400 millones otorgados a través de Medicaid para que duraran hasta 2019 pueden vencerse en cualquier momento a partir del último trimestre del 2017.

Al expirar los fondos de Medicaid, Puerto Rico recibirá solo el tope de menos de $400 millones que tenía antes de Obamacare. Los cerca de $1,600 millones en Medicaid representan cerca de la mitad del presupuesto de Mi Salud.

Los principales afectados, recuerda el informe, serán “los ciudadanos más vulnerables de Puerto Rico”.

Los residentes “no tienen acceso a un sistema de cuidado de salud que pueda ser considerado estándar en el resto de la nación”, indica el Departamento de Salud.

Pero, en Puerto Rico el 94% de las personas tienen acceso a algún tipo de plan médico, en comparación con el 88% en Estados Unidos, dice Salud federal.

Bajo el gobierno del presidente Barack Obama, los demócratas recomendaron otorgar paridad a Puerto Rico en el programa Medicaid, lo que representaría cerca de $28,000 millones en una década. Los republicanos del Congreso no apoyaron la idea.

Un informe del bipartidista Grupo de Trabajo del Congreso sobre Desarrollo Económico en Puerto Rico, recomendó, sin embargo, atender el abismo fiscal en el sistema de salud que dejaría el agotamiento de los fondos de Obamacare.

A primeras horas de hoy, los republicanos del Senado estadounidense lograron aprobar el vehículo legislativo que más adelante permitirá derogar la ley Obacamare. La medida irá votación mañana en la Cámara baja.

Para poder sentar las bases hacia una futura derogación de la ley, la mayoría republicana recurrió a una resolución de presupuesto que fue aprobada por mayoría, pero no requería los 60 votos de una legislación tradicional que fuera ser considerada por el Senado.

La votación final fue 51-48. El senador republicano Rand Paul (Kentucky) y 47 demócratas rechazaron la medida, por no incluir un reemplazo para Obamacare.

Aunque los republicanos de la Cámara baja, durante el pasado cuatrienio, aprobaron más de 60 veces la eliminación la reforma federal de salud del presidente Obama, en el Senado no han tenido los votos para impulsar esa medida por medio del trámite regular. La mayoría del Senado es de 52 republicanos frente a 48 demócratas.

Conla medida presupuestaria, los republicanos tienen ahora el vehículo para, probablemente cuando asuma la presidencia Donald Trump, incluir lenguaje dirigido a derogar Obamacare y proponer formalmente cambios en el sistema de salud.

Para evitar un colapso fatal en el sistema de salud de Puerto Rico cualquier legislación dirigida a derogar y reemplazar Obamacare deberá mantener el dinero que resta y asignar nuevos fondos para años posteriores, según representantes de la industria de salud.

La primera medida registrada en el Congreso por la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, propone mantener los gastos de Medicaid del año fiscal federal 2017, que se calcula rondarán los $1,200 millones, de forma indefinida, en lo que se decide el reemplazo deObamacare.

González, quien ayer estaba en San Juan, dijo la semana pasada en Washington que su meta es influenciar la legislación que los republicanos del Congreso acuerden aprobar para reemplazar Obamacare y que ha iniciado conversaciones con el secretario designado de Salud, el congresista republicano Tom Price.

“Los asuntos de Puerto Rico tienen que estar incluidos en lo que sea que va a reemplazar Obamacare”, señaló González, quien como sus colegas republicanos respalda la eliminación del estatuto, pero sujeto a que sea sustituida por legislación que tome en cuenta las necesidades de la Isla.

El Nuevo Día