Evo Morales cambia medio gabinete ministerial: conoce su nueva composición

Evo posesiona gabinete y apunta a las elecciones de 2019

El presidente Evo Morales posesionó a su nuevo gabinete de ministros con diez colaboradores nuevos y diez ratificados con la perspectiva de lograr habilitar su candidatura en las elecciones de 2019 para buscar un cuarto mandato consecutivo hasta 2025.

El consejo de ministros que acompañará a Morales en su duodécimo año de gobierno está conformado por 20 autoridades, incluido el Canciller, sólo cuatro son mujeres.

Al tomar juramento a las autoridades, el Presidente aseguró sentirse “personalmente muy fortalecido” y “muy convencido” del proceso que lidera y que no le desmoralizan ni le asustan las acusaciones que, según dijo, le hacen algunas personas falsamente.

Agregó que después del referéndum celebrado el pasado 21 de febrero la gente vio que “las mentiras no duran”.

En esa consulta, los ciudadanos rechazaron mayoritariamente la propuesta oficialista para reformar la Constitución y permitir que Morales pueda volver a ser candidato en 2019.

Morales consideró ayer que no tendrá dificultad para ganar esas elecciones, pero reconoció que su habilitación es un problema.

“Hace tres, cuatro días, un medio de comunicación me preguntaba sobre el tema de la nueva postulación, y dije: sí ganaríamos; quiero decirles, el problema no es ganar, ya tenemos ganado, tal vez coyunturalmente el problema sea habilitarnos”, dijo.

Entre las vías que analiza el partido de Morales para habilitarlo figuran el convocar a otro referéndum por iniciativa ciudadana o mandato parlamentario, una consulta al Tribunal Constitucional y la dimisión del presidente meses antes de terminar el mandato.

De todas las opciones, el oficialismo considera que el último es el camino más corto y menos burocrático, y uno de los principales defensores de optar por esa vía es el nuevo ministro de Justicia, Héctor Arce, quien hasta ayer fue procurador general del Estado, a cargo de la defensa del patrimonio y los intereses estatales.

Arce es uno de los principales abogados de Morales, ocupó antes la presidencia de la Cámara de Diputados y también la titularidad del Ministerio de Defensa Legal del Estado, que después fue sustituido por la Procuraduría.

Uno de los cambios más llamativos en el gabinete se dio en el Ministerio de Exteriores, que fue conducido desde 2006 por el aimara David Choquehuanca y ahora está bajo el mando de otro aimara, el abogado Fernando Huanacuni.

En la cartera de la Presidencia, el gobernante optó por el abogado René Martínez en reemplazo del ex militar Juan Ramón Quintana, quien era considerado uno de los ministros más influyentes del Gobierno de Morales y uno de los más criticados por la oposición.

Quintana también es muy duro crítico de Estados Unidos y fue el promotor de un enfrentamiento del Gobierno contra varios medios de comunicación, tras la derrota sufrida en el referéndum de 2016.

Martínez fue presidente del Senado, viceministro de Justicia Indígena y desde mayo pasado estuvo a cargo de la Dirección de Defensa de los Manantiales del Silala y todos los Recursos Hídricos en la Frontera con Chile, encargado de afrontar la controversia que planteó ese país ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Además de estas autoridades, Morales designó nuevos ministros para las áreas de Comunicación, Culturas y Turismo, Desarrollo Productivo y para la recientemente creada cartera de Energía.

Asimismo, fueron ratificados los ministros de Defensa, Economía, Deportes, Desarrollo Rural, Educación, Gobierno, Hidrocarburos, Minería, Obras Públicas y Salud.

La única autoridad que permanece en el mismo cargo desde la primera gestión de Morales es el ministro de Economía, Luis Arce.

Las nuevas autoridades posesionadas fueron “recicladas” de la administración pública, ya que la mayoría fungió cargos en diversas instituciones públicas y son afines al Movimiento al Socialismo.

La ministra de Cultura, Wilma Alanoca, se desempeñó como concejal del MAS en la ciudad de El Alto antes de ser designada como titular de esa cartera de Estado.

La ahora ministra de Comunicación, Gisela López, fue hasta hace unos días la gerente General del Bolivia TV o canal 7 del Estado, también fungió como viceministra de Autonomías Indígenas.

El ministro de Desarrollo Productivo, Eugenio Rojas, fue alcalde en Achacachi y senador por el MAS en la Asamblea Legislativa, también se desempeñó como director del Fondo Indígena y como viceministro de Desarrollo Rural.

Carlos Ortuño, ministro de Medio Ambiente y Agua, hace unos años fue viceministro de Recursos Hídricos y Riego. En los últimos años estuvo desempeñándose como especialista en Recursos Hídricos en la cartera de Estado de la que ahora es titular.

Según su hoja de vida, Ortuño es el que más experiencia tiene en su rubro. Además cuenta con varias especialidades relacionadas a los recursos hídricos y la construcción de presas para captar agua.

El nuevo ministro de Energías, Rafael Alarcón es la primera persona en ocupar ese cargo, ya que esa cartera es una de las novedades del gabinete. Alarcón cuenta con experiencia en el rubro, ya que fue gerente General de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) y también viceministro de Electricidad.

El nuevo ministro de Trabajo, Andrés Hinojosa, fue dirigente de la Central Obrera Boliviana (COB) y viceministro de esa misma cartera de Estado.

Héctor Arce Zaconeta, otro de los hombres fuertes del MAS, se convirtió en el nuevo ministro de Justicia y Transparencia. Es el saliente procurador General del Estado. En 2010 y 2012 fungió como presidente de la Cámara de Diputados.

Anteriormente, el ministro de Relaciones Exteriores, Fernando Huanacuni, fue director Ceremonial del Estado Plurinacional en la Cancillería. En 2006 formó parte del equipo que elaboró la Ley Avelino Siñani.

La ministra de Planificación y Desarrollo, Mariana Prado Noya, antes de asumir el cargo fue directora de FONPLATA. También formó parte del directorio de la empresa BoA y fue jefe de Gabinete de la Vicepresidencia de Estado.

Los ajustes incluyen la eliminación de las carteras de Autonomías y Transparencia, que se incorporarán a otros ministerios.

Morales pidió a sus ministros luchar contra la corrupción, dar un buen trato al “pueblo”, formular lo antes posible planes para eliminar la burocracia y promover políticas para acabar con el “machismo”, el “racismo” y el “fascismo”.

Justifican eliminación de dos ministerios por optimización

La ex ministra de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción, Lenny Valdivia, explicó que la eliminación de los ministerios de Autonomías y del que ella regentaba obedece a la política de uso racional de los recursos económicos públicos, que encara el presidente Evo Morales, ya que el Ministerio de Energía, de reciente creación, requerirá mayor presupuesto.

“Esta reforma obedece en todo caso a un uso racional de los recursos públicos, se ha creado un Ministerio de Energía que necesita recursos para funcionar y se ha convertido dos viceministerios, los ministerios más chiquitos el Ministerio de Transparencia y el de Autonomías que eran los ministerios que tenían menos presupuesto son los que pues se están convirtiendo en viceministerios”, explicó.

Según Valdivia la reforma a la estructura del Órgano Ejecutivo permitirá que se priorice la ejecución de las políticas públicas, en este caso, en el sector energético.

La ex autoridad manifestó que en el caso de Transparencia se justifica su transferencia al Ministerio de Justicia porque el fenómeno de la corrupción está muy ligado al Órgano Judicial y al ser una tarea difícil y compleja merecerá mayor coordinación.

“El fenómeno de la corrupción en nuestro país está muy ligado al Órgano Judicial. En la coyuntura actual del 100% de denuncias aproximadamente un 35% corresponde al Órgano Judicial”, detalló.

Autonomías pasa al Ministerio de la Presidencia

El ex ministro de Autonomías Hugo Siles adelantó que el debate del pacto fiscal seguirá su curso y que se estima que a mitad de esta gestión la negociación por la reasignación de recursos económicos sea culminada, esta vez a cargo del Viceministerio de Autonomías, que dependerá de la cartera de la Presidencia.

La ex autoridad detalló que el cierre del Ministerio de Autonomías significa la clausura de un ciclo que consolidó los cuatro tipos de autonomías que tiene el país; sin embargo, acotó que existen más tareas para lograr implementar a cabalidad los gobiernos subnacionales.

“Se cierra un ciclo con los cuatro tipos de autonomías ya consolidados. El pacto fiscal seguirá su curso ahora a la cabeza del viceministerio de Autonomías”, remarcó Siles.

Otras de las tareas que tenía el Ministerio de Autonomías era resolver los problemas de límites entre departamentos, como el caso entre los departamentos de Chuquisaca y Santa Cruz.

Demócratas observan que el nuevo gabinete de Morales es político

El senador Demócrata Oscar Ortiz opinó que el publicitado cambio de gabinete ministerial del presidente Evo Morales no apuntó hacia un equipo de gente joven, técnica ni capacitada, sino nuevamente a un gabinete político que demuestra el “agotamiento” del MAS.

“Queda claro que este es un Gobierno agotado, que no tiene nada nuevo que ofrecer al país. El presidente ofreció gente joven, técnica, capacitada, pero cuando vemos los cambios son los mismos masistas de siempre”, indicó.

Dijo que en el fondo “es un gabinete con una sola finalidad: trabajar en la búsqueda de la re-re-reelección del Presidente, desconociendo el voto”.

Ortiz explicó además que el “traspaso” del procurador Héctor Arce al Ministerio de Justicia deja una señal clara y es que el oficialismo lo quiere en esa cartera para dirigir la elección de los nuevos magistrados judiciales y “para dirigir la presión sobre la justicia, a fin de conseguir alguna interpretación que les permita una nueva reelección”.

Sobre la salida de Choquehuanca y Quintana de las carteras de Relaciones Exteriores y de la Presidencia, el parlamentario de oposición indicó que el primero perdió una “pulseta” con el vicepresidente Álvaro García Linera, mientras que al segundo “seguro le pidieron que se haga a un lado para no seguir perjudicando la imagen del Presidente”, ya que en su opinión “era la persona con peor imagen del Gobierno y la persona más resistida del país”.

Sobre la desaparición de los ministerios de Autonomías y Anticorrupción, Ortiz indicó que en el primer caso se demuestra que “la autonomía nunca le interesó al Gobierno” y que tampoco pretende apurar el pacto fiscal; y lo mismo pasa con la lucha contra la corrupción, que no está en la lista de prioridades del MAS.

Correo del Sur


Críticas y aplausos a los cambios ministeriales

Representantes nacionales de oposición y del oficialismo discrepan sobre la designación del nuevo gabinete de ministros del presidente Evo Morales. Los primeros sostienen que se constituyó un equipo de colaboradores para que trabajen con miras a la repostulación del Jefe de Estado, otros que fortalecerán el proyecto de la Agenda 2025 y por último la necesidad de encarar con mayor fuerza el proceso.

El diputado de la opositora Unidad Demócrata (UD), Luis Felipe Dorado, señaló que es un continuismo de gente dentro del Movimiento Al Socialismo (MAS) y que lo único que se hizo son cambios de posiciones de personas que trabajaban en la administración pública o alguna empresa, pero que no se atacó de fondo la problemática de algunos ministerios como son Salud, Obras Públicas, entre otros.

“Es un gabinete político de la reelección de Evo Morales que está apuntando a ser reelecto y no se trata de un gabinete técnico que piense en el país”, manifestó a tiempo de referir que uno de los nuevos ministros, Héctor Arce, es uno de los más activos dentro del trabajo de encontrar las vías para encontrar los caminos de habilitación para que Morales pueda repostularse.

A su vez, el director de Fortalecimiento Municipal y delegado ante el Pacto Fiscal por el departamento de La Paz, Fabián Yaksic, explicó que llama la atención la recomposición del gabinete, la más importante en los últimos años, por la ausencia de dos hombres claves que son David Choquehuanca y Juan Ramón Quintana, y esperar cuál será el rol que se asignará a estos dos operadores políticos.

Sin embargo, hizo mayor incidencia en la desaparición de dos ministerios. “No hay Autonomía y no hay Transparencia, es significativo que ambos ministerios hayan desaparecido, eso da cuenta que el Gobierno no está priorizando estos dos temas y que han fracasado. Eliminar estos dos ministerios significa que es un fracaso de lucha contra la corrupción y un fracaso en la implementación de las autonomías”, indicó.

Apoyo

Por otra parte, el diputado por el MAS David Ramos expresó su confianza en la integración de nuevos ministros al gabinete, toda vez que esto se constituye en un desafío considerando que están pendientes temas relevantes como el de la demanda marítima.

“El nuevo Ministro de Relaciones Exteriores tiene en sus manos temas importantes como el de la demanda marítima, es decir, la su definición en lo que es la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Es un desafío, es un reto que tiene que ver principalmente con la demanda marítima, reitero, el Silala”, detalló.

Acotó que en el tema de justicia se tiene normas pendientes que hay que adecuar a la Constitución Política del Estado (CPE) por lo que se tienen que diseñar proyectos para su consideración en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

Los Tiempos


Alarcón: “Se explotarán varias fuentes de energía”

El domingo, el gabinete ministerial redactó el decreto de creación de la nueva cartera de Energías. Aunque es un ministerio nuevo, el despacho físico y todas las características del viceministerio de Electricidad, dependiente del Ministerio de Hidrocarburos, pasarán a darle el primer cuerpo de esta flamante entidad. Alarcón ya tiene experiencia y se enfoca en los desafíos de cara a cumplir la Agenda 2025 del Gobierno.

¿Qué experiencia tiene usted en el sector energético?
Soy ingeniero eléctrico de formación. Ya estuve en la función pública. El año 2007 fui viceministro de Electricidad y Energías Alternativas. El 2008 asumí la gerencia de la Empresa Nacional de Electricidad (Ende) por dos años y algunos meses. Trabajé en la compañía eléctrica Bulo Bulo y también fui docente universitario.

¿Dónde empezará a funcionar este nuevo ministerio y cuál va a ser su estructura?
En el viceministerio de Electricidad vamos a hacer nuestra base primicial. Toda la parte de Energía va a ser transferida al nuevo Ministerio de Energías. Tenemos el Decreto Supremo de creación del Ministerio y en las siguientes horas recibiremos la información precisa para aplicar su funcionamiento.

¿Qué rol cumplía el viceministerio de Electricidad del cual se basará su despacho?
Según su decreto de creación (29894) tiene los objetivos de definir políticas que promuevan la participación de las empresas públicas, mixtas, instituciones sin fines de lucro, cooperativas, empresas privadas y empresas comunitarias y sociales, en las actividades de producción, transmisión, comercialización y distribución del servicio de electricidad. También está la de proponer políticas orientadas a lograr el acceso universal y equitativo al servicio básico de electricidad, formular políticas, programas y proyectos para la electrificación de todo el país, entre otros aspectos.

Y desde esa perspectiva ¿Con qué objetivos nace su despacho?
En el sector energético, existe una agenda que está planteada en la Agenda 2025. Vamos a revisar el estado de situación en que se encuentra la agenda. Básicamente, se tiene que impulsar la explotación de las diferentes fuentes primarias de energía que tiene nuestro país para la producción de electricidad, generar excedentes para que puedan exportarse con el fin de que podamos diversificar las fuentes de ingreso de nuestro país.

La visión del presidente es generar excedentes que permitan diversificar las fuentes de ingresos. No seremos un país dependiente de una sola fuente de ingresos. Por eso, el presidente Evo Morales habla del Ministerio del Futuro y de la Esperanza. Es el ministerio que va a permitir generar nuevas fuentes de ingreso para nuestro país y nosotros trabajaremos para lograr aquello.

¿Qué viceministerios fueron creados bajo la tuición de su despacho?
Son dos viceministerios. Uno es el de Energía Convencional y Energías Alternativas y el segundo es el de Desarrollo Tecnológico. Cada uno garantizará la inversión de los proyectos.

¿Cuáles serán los principales proyectos priorizados?
Hay un sinnúmero de proyectos hidroeléctricos, termoeléctricos, los ciclos combinados, los proyectos eólicos, solares que ya están en curso. Lo que tenemos que hacer es potenciarlos. Está también el proyecto de El Bala que está en cartera de la Agenda 2025. Nosotros vamos a revisar el estado de situación en que se encuentra para su aplicación. Entre otros, se trabajará con el proyecto hidroeléctrico Rositas, que tendría la capacidad de producir 600 megavatios (Mw) y será la base en el cambio de matriz energética. Está el proyecto hidroeléctrico Cachuela Esperanza, de 800 Mw, entre otros. Son muchos los que se están ejecutando, ya sea en su etapa de estudios, ejecución o pre inversión.

¿Dónde piensa exportar los excedentes energéticos que tengamos?
Todos los países vecinos son potenciales compradores de la energía que podamos producir y ofertar.

Con la ejecución de los proyectos que se tienen pensados, ¿Podrá Bolivia llegar a ser el corazón energético de Sudamérica como lo anunció el presidente?
Sin duda. Se han firmado contratos y hay que hacer seguimiento a cada uno de ellos.

¿En que se basará el trabajo de las tecnologías?
Esto básicamente por el tema del litio, además de los nuevos emprendimientos en la investigación en el área nuclear. El presidente manifestó que con la industria del litio desarrollada, vamos a poder poner el precio para todo el mundo.

¿Cómo manejará el tema nuclear?
Ahora es un tema de investigación y continuaremos trabajando bajo esos términos para desarrollarlo.

¿Este es un reto importante para usted?
Profesionalmente, es sin ninguna duda un gran reto. Agradezco mucho la confianza del presidente.

¿Tiene temor a enfrentar lo que se viene en este nuevo despacho?
Eso en mí, no existe. Simplemente muchas ganas de trabajar

El Deber