Exviceministro colombiano será el primer condenado por sobornos de la constructora

El exviceministro de Transporte Gabriel Ignacio García Morales se convirtió este domingo en el primer exfuncionario que pagará cárcel por la feria de sobornos que habría girado la firma brasilera Odebrecht para lograr millonarios contratos en 12 países de Latinoamérica y África.

Menos de un mes después de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos señalara que la poderosa empresa del Brasil tenía una oficina “que pagaba cientos de millones de dólares a funcionarios corruptos de todo el mundo de manera sistemática”, la Fiscalía de Colombia puso ante los jueces a García Morales, quien el domingo aceptó su responsabilidad en los delitos imputados por exigir a Odebrecht 6,5 millones de dólares para que esa empresa se quedara con la licitación del tramo dos de la Ruta del Sol.

Por aceptar los cargos por cohecho, interés indebida en la celebración de contratos y enriquecimiento ilícito, el exviceministro recibirá una rebaja de hasta la mitad de la condena. Con ese beneficio la sentencia sería de menos de diez años de prisión.

Durante la audiencia la Fiscalía destapó los documentos que sustentaron los pagos que se hicieron al exfuncionario para garantizar que Odebrecht fuera la única firma habilitada para quedarse con la licitación de la importante obra adjudicada en diciembre del 2009.

“Ya todo lo que tenía que decir lo dije en el tribunal”, señaló en la noche del domingo García Morales al término de las diligencias judiciales.

Hasta ahora los únicos condenados por el escándalo de corrupción habían sido exdirectivos y funcionarios de Odebrecht, entre ellos el magnate Marcelo Odebrecht quien logró reducir su sentencia de 19 a 10 años de cárcel gracias a un acuerdo de colaboración que lo obliga a pagar una millonaria suma y a delatar a todos sus cómplices en los países en los que pagaron sobornos.

Aunque las revelaciones del caso generaron alerta y tormentas políticas en los países en los que se habrían hecho los pagos, solo en Colombia ya hay un capítulo judicial que deja dos capturados y al menos otras dos detenciones pendientes.

Audiencias paralelas

Mientras que el exviceministro García Morales esperaba anoche su traslado a la cárcel La Picota de Bogotá, a donde fue enviado por la jueza 26 de garantías, la Fiscalía legalizaba la captura, en otro despacho judicial, del exsenador Otto Nicolás Bula Bula, detenido por hombres del CTI al mediodía del sábado en un restaurante del norte de Bogotá.

Al excongresista, que ya había sido cuestionado en otros expedientes judiciales, la Fiscalía lo llevó anoche a los juzgados de Paloquemao para imputarle los cargos de cohecho y enriquecimiento ilícito por los que podría pagar más de 10 años de prisión en caso de ser condenado.

Según la investigación de la Fiscalía, Bula recibió de Odebrecht pagos por 4,6 millones de dólares para que se entregará a esa firma, en marzo del 2014, la licitación para construir la vía Ocaña-Gamarra. El exsenador fue enviado anoche a los calabozos del edificio donde funcionó el DAS.

En el expediente, que cuenta con información suministrada por las autoridades de Estados Unidos, Brasil y Suiza, la Fiscalía señaló que los pagos de los sobornos se hicieron en forma fraccionada para intentar evitar los controles de las autoridades.

Igualmente se reprocha que la adición presupuestal se asignó de forma directa y sin licitación en el 2014, con las mismas condiciones que la empresa brasilera le había exigido al capturado en agosto del 2013, cuando acordaron el millonario pago.

Con estas dos investigaciones la Fiscalía ya documentó y judicializó los dos casos, que según los expedientes de autoridades internacionales llevaron al pago de sobornos en Colombia por 11,1 millones de dólares.

Sin embargo los investigadores consideran que hay más personas implicadas entre funcionarios y particulares, por lo que las pesquisas se mantienen y se espera que el proceso de colaboración con los responsables de la multinacional, que buscan un principio de oportunidad, permita abrir otros capítulos judiciales.

Los investigadores siguen examinando los documentos que fueron obtenidos en inspecciones en Bogotá y, según fuentes de la Fiscalía, hay indicios que comprometen seriamente a otras dos personas.

Se conoció que la Fiscalía llamó a entrevista al exsuperintendente de Puertos Juan Manuel Barraza, quien como lo reveló el domingo este diario es socio del exviceministro García Morales.

Investigación en 12 países

El escándalo

La firma Odebrecht fue vinculada en el 2014 al escándalo de corrupción en Brasil con la operación Lava Jato. La firma reconoció, el 21 de diciembre del 2016, ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos que pagó 788 millones de dólares en sobornos para obtener 100 contratos en 12 países: Angola, Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú y Venezuela.

Tensión en Argentina

Un juez de ese país estudia una denuncia contra el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) de Argentina, Gustavo Arribas, por supuestamente recibir una transferencia de 600 mil dólares por Odebrecht, en el 2013. Arribas es cercano al presidente de Argentina, Mauricio Macri.

El caso en Panamá

Odebrecht aceptó el pago de sobornos en ese país superiores a los 59 millones de dólares, entre el 2010 y 2014. Fiscales suizos solicitaron a Panamá entregar información sobre la supuesta vinculación del expresidente de Panamá Ricardo Marinelli y sus dos hijos en el caso de corrupción. Ellos lo niegan.

Acuerdo en Perú

Odebrecht se comprometió a pagar a Perú cerca de 9 millones de dólares como adelanto de las ganancias ilícitas que obtuvo la firma. En ese país, la firma efectuó pagos irregulares de 29 millones de dólares para la adjudicación de contratos de obras entre 2005 y 2014.

Ecuador abre caso

El fiscal general de Ecuador, Galo Chiriboga, indicó que en allanamientos a las oficinas de la multinacional brasileña en Quito se encontró información contable del 2012 al 2017. “El caso se encuentra en indagación y por eso no se puede revelar información”, dijo. En Ecuador, los sobornos fueron de más de 33,5 millones de dólares.

El Tiempo


Caso Odebrecht: Legalizan captura del exsenador Otto Bula

El juez 82 de control de garantías legalizó la captura del excongresista Otto Nicolás Bula Bula, procesado por presuntamente haber recibido 4.6 millones de dólares con el fin de adelantar los trámites requeridos para facilitar la entrega del contrato de construcción de la vía Ocaña –Gamarra, a favor de la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S, que hacía parte de la firma brasileña Odebrecht en el año 2013.

“Estoy tranquilo y seguro de que todo va a salir bien”, precisó el exdirigente político liberal a los medios de comunicación a su salida de la diligencia judicial. El excongressista pasará la noche en una de las celdas del edificio del antiguo DAS ubicado en el sector de Paloquemao.

Bula –según la investigación- fue contratado directamente por la sucursal en Colombia de la empresa brasileña para obtener el contrato vial. El exsenador firmó un contrato mediante la modalidad de “honorarios por resultado o cuota de éxito”, es decir recibía su pago si se concretaba la entrega de la obra por parte de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) el 14 de marzo de 2014.

La investigación de la Fiscalía General señala que Bula fue el encargado de negociar todas las condiciones económicas del citado contrato, el cual no se hizo por licitación pública sino como un otrosí por parte de la autoridad encargada de esto. Resalta el ente acusador que esta entrega directa va en contravía de lo dispuesto en la ley.

Por medio de una “adición” al Contrato del Tamo II de la Ruta del Sol –por el que es procesado el exviceministro de Transporte, Gabriel García Morales- se avaló la concesión para la vía Ocaña Gamarra. Se incorporaron las condiciones presentadas por Bula como lo eran el número de peajes, el aumento del valor de los ya existentes y el anticipo de vigencias futuras.

Los elementos materiales recolectados por la Fiscalía General sostienen que la firma Odebrect le habría puesto estas condiciones de manera directa al exsenador. En las próximas horas el fiscal del caso les imputará los delitos de cohecho por dar u ofrecer y enriquecimiento ilícito de particulares.

Debido a la gravedad de los hechos materia de investigación el delegado del ente investigador le solicitará al juez de control de garantías que emita medida de aseguramiento privativa de la libertad en centro carcelario en contra del excongresista, quien fue capturado el pasado sábado.

Por estos hechos de corrupción administrativa el exviceministro de Transporte, Gabriel García Morales aceptó su responsabilidad en los delitos de cohecho, enriquecimiento ilícito e interés indebido en la celebración de contratos. Esto en el proceso por haber recibido 6.1 millones de dólares para beneficiar a Odebrecht en el contrato de la Ruta del Sol Tramo 2 –cuyo valor era cercano a los 3 billones de pesos- en el año 2009.

El pasado 21 de diciembre la firma Odebrecht reconoció el pago de sobornos en diferentes países de América Latina para la obtención de millonarios contratos viales. “En el caso de Colombia -señala el acuerdo firmado entre la empresa, la Procuraduría de Brasil, el Departamento de Justicia de los EE. UU. y la Procuraduría General de Suiza- los pagos suman 11 millones de dólares entre 2009 y 2014 también para asegurarse contratos de obra pública”.

Una reparación de 32 mil millones de pesos

El fiscal General, Néstor Humberto Martínez informó que Odebrecht ha solicitado un principio de oportunidad ante el ente acusador “con el objeto de colaborar en el proceso y obtener inmunidades en el marco del sistema acusatorio”. En el estudio de la petición la Fiscalía fijó una suma de 32 mil millones de pesos para la reparación integral del daño causado a la administración pública.

La cifra fue aceptada por la empresa. “La aproximación de Odebrecht a la Fiscalía de la Nación se ha realizado en un marco de confidencialidad, que también se ha observado con la justicia de Brasil, Estados Unidos y Suiza”.

El Espectador


Perú: Kuczynski sostuvo que Odebrecht no volverá a contratar con el Gobierno

El presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) indicó que la empresa Odebrecht no volverá a entablar ningún contrato con el país. La empresa brasileña pagó sobornos en el país para obtener obras estatales entre 2005 y 2014, según confesó su dueño a la justicia de Estados Unidos.

El mandatario calificó de “escandaloso” el caso Odebrecht y sostuvo que “lo que va a pasar es que ya no va a haber ningún contrato con Odebrecht en el Perú y esa empresa va a enfrentar unas dificultades tremendas”.

Kuczynski recordó que vio al máximo directivo de Odebrecht, Marcelo Odebrecht, en Palacio de Gobierno hace varios años y al representante de la empresa en Perú, Jorge Barata también lo conoce.

“Yo he visto a Marcelo Odebrecht una vez en Palacio, hace más de diez años, y a Barata lo he conocido una que otra vez en Lima”, indicó PPK al diario Trome. Ambos directivos son investigados en Brasil por corrupción.

Por otro lado, el mandatario se definió como una persona religiosa, dijo que está en contra del matrimonio homosexual. Kuczynski no se le consultó sobre el proyecto de unión civil que viene impulsando el congresista del partido de gobierno Carlos Bruce.

También defendió la gestión de Carlos Basombrío al frente del Ministerio del Interior. “Hay operativos muy grandes que se han hecho”, mencionó PPK. “No creo que la inseguridad ciudadana esté creciendo”, añadió.

AmericaTV