La era Trump: Peña Nieto afirma que “vendrán momentos complejos” en la relación con EEUU

El presidente Enrique Peña Nieto dijo que vienen “momentos complejos” en la relación con Estados Unidos, debido a que en las primeras negociaciones de la semana pasada no alcanzaron acuerdos “en ninguna materia”.

“El presidente norteamericano y yo, hemos definido que nuestros representantes sigan haciendo su trabajo y continúen los acercamientos”, señaló en un mensaje difundido a nivel nacional. “Reconozco que vendrán momentos complejos y tiempos de trabajo arduo”.

El mandatario indicó que en la conversación telefónica que sostuvo el viernes con su homólogo estadunidense, Donald Trump, no llegaron a ningún acuerdo, pero “abrió espacios para que el gobierno de México y el gobierno de los Estados Unidos continúen dialogando”.

Además, Peña Nieto anunció que se destinarán mil millones de pesos adicionales a red consular en Estados Unidos para reforzar la protección de la libertad, los derechos y la dignidad de los mexicanos que viven en ese país

El jefe del Ejecutivo agradeció que, en los días recientes, muchísimas voces se han levantado en el país, en Estados Unidos y en el mundo para expresar su aprecio y solidaridad con México.

“Como Presidente y como mexicano, me emociona el apoyo que nuestro país ha recibido. Es un reconocimiento para todos los mexicanos”, dijo Peña Nieto.

La unidad nacional nos debe dar aliento para trabajar con más energía, para que los jóvenes se preparen mejor, para que las jefas de familia sean tratadas con respeto, para que el trabajador y el empresario cumplan con su tarea, para que el funcionario público sirva a los ciudadanos con honestidad y eficacia. En suma, para que todos demos lo mejor que tenemos por México.

“Hoy como nunca, yo me siento orgulloso de ser mexicano y me siento más orgulloso de ser el Presidente de un gran pueblo: el pueblo de México”, dijo.

Milenio


Mensaje del presidente Enrique Peña Nieto


Discurso completo de Enrique Peña Nieto

Mexicanos:

En mi mensaje con motivo del Año Nuevo, mencioné que 2017 traería grandes desafíos; uno de los cuales, es construir una relación positiva con el gobierno entrante de los Estados Unidos.

Esa relación debe tener como fundamentos: la soberanía nacional, el respeto a nuestra dignidad e independencia, así como los sentimientos de amistad y cooperación entre dos pueblos que son vecinos, amigos y aliados comerciales.

Ésta es la posición que México ha adoptado y en la que habremos de ser firmes.

El viernes pasado hablé por teléfono durante una hora, con el Presidente de los Estados Unidos, para subrayar la importancia que los mexicanos damos a esos fundamentos, que son irrenunciables.

Si bien no hemos alcanzado acuerdos en ninguna materia, esta conversación abrió espacios para que el gobierno de México y el gobierno de los Estados Unidos continúen dialogando.

El Presidente norteamericano y yo, hemos definido que nuestros representantes sigan haciendo su trabajo y continúen los acercamientos.

Informaré a los mexicanos de los avances y las implicaciones de cada etapa en estas negociaciones.

Reconozco que vendrán momentos complejos y tiempos de trabajo arduo.

Mi responsabilidad, es proteger el patrimonio de las familias mexicanas, asegurar las oportunidades que merecen nuestros niños y jóvenes, procurar el crecimiento de la economía nacional y, por supuesto, defender a los connacionales que viven o se encuentran en Estados Unidos.

Justamente, para reforzar la protección de su libertad, sus derechos y su dignidad, he dado indicaciones para que se canalicen más de mil millones de pesos adicionales, a nuestra Red de Consulados en la Unión Americana.

Tenemos grandes retos, pero estamos preparados para afrontarlos.

México tiene un lugar de primera importancia en todo el mundo y tenemos acuerdos comerciales con más de 40 países, lo que habla de nuestra apertura económica y del potencial de intercambios que podemos aprovechar con América Latina, Europa y Asia.

De hecho, gracias a la productividad de los trabajadores mexicanos y a la competitividad de las empresas establecidas aquí, nuestro país es una de las 15 mayores economías del mundo.

Valoro y agradezco que, en los días recientes, muchísimas voces se han levantado aquí, en Estados Unidos, y en el mundo, para expresar su aprecio y solidaridad con México.

Como Presidente y como mexicano, me emociona el apoyo que nuestro país ha recibido. Es un reconocimiento para todos los mexicanos.

Es resultado de que, a lo largo de muchos años, México se ha distinguido por ser un país que defiende la paz, respeta a todas las naciones, y promueve la convivencia y la cooperación.

Además, recordemos que los mexicanos somos reconocidos en el mundo, por los valores que tenemos como familia y como sociedad; por el orgullo que sentimos por nuestra historia y cultura excepcionales; por nuestra vocación de trabajo y dedicación.

Por sobre todas las cosas, debemos tener presente que México cuenta con un gran activo: la unidad nacional.

La unidad nacional ha sido la gran fuerza de México a lo largo de su historia.

La unidad nacional debe ser la piedra angular de nuestra estrategia y de nuestras acciones, hacia dentro del país y hacia el exterior.

La unidad nacional nos debe dar aliento para trabajar con más energía, para que los jóvenes se preparen mejor, para que las jefas de familia sean tratadas con respeto, para que el trabajador y el empresario cumplan con su tarea, para que el funcionario público sirva a los ciudadanos con honestidad y eficacia. En suma, para que todos demos lo mejor que tenemos por México.

Hoy como nunca, yo me siento orgulloso de ser mexicano y me siento más orgulloso de ser el Presidente de un gran pueblo: el pueblo de México.

Enrique Peña Nieto

Presidencia de México


Acercamiento con el premier canadiense

En una segunda conversación telefónica en 10 días, el presidente Enrique Peña Nieto y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, acordaron intensificar el trabajo de sus equipos ‘‘para avanzar de manera más acelerada en la integración de una América del Norte más fuerte y próspera’’, según dio a conocer la Presidencia de la República mediante un comunicado.

Apenas el pasado domingo 22 de enero Peña Nieto y Trudeau habían sostenido un acercamiento telefónico en el que, según la información oficial difundida en aquella ocasión, coincidieron en ‘‘la importancia de consolidar la región norteamericana como área de libre comercio y libre flujo de inversiones’’.

Sin embargo, en el contexto de la agitada primera semana de gobierno del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su decisión de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Canadá virtualmente se deslindó de hacer un bloque con México para preservar los términos del acuerdo comercial.

En esa circunstancia, la administración estadunidense dio a conocer que los términos de las negociaciones entre Ottawa y Washington no serían los mismos que la renegociación con México.

El gobierno de Trump enfatizó las diferencias implícitas derivadas de lo que Washington considera un inequitativo acuerdo comercial con nuestro país, lo que ha implicado la creación de empleos en México en detrimento de los trabajadores estadunidenses, según la versión del magnate.

En el comunicado difundido anoche, la Presidencia de la República informó que ambos gobernantes mantendrán una estrecha comunicación. El mandatario mexicano expresó la voluntad del gobierno de nuestro país para consolidar los lazos de cooperación, económicos y de amistad con Canadá.

Asimismo, le expresó las condolencias y solidaridad del pueblo y gobierno mexicanos ante el atentado ocurrido el domingo por la noche en Québec, condenando este tipo de ataques y cualquier acto de violencia contra la tolerancia religiosa.

La Jornada