Los ocho candidatos comenzaron a recorrer el país de cara a las presidenciales del 19 de febrero

Contexto Nodal
El 19 de febrero Ecuador elegirá presidente y vicepresidente, 137 legisladores y cinco representantes al Parlamento Andino. El oficialista Alianza PAÍS presenta a Lenín Moreno como candidato para suceder a Rafael Correa mientras que el empresario y banquero Guillermo Lasso aparece como el principal aspirante de las siete listas opositoras. Simultáneamente se realizará una consulta popular que buscará prohibir que los funcionarios tengan capitales en paraísos fiscales. La segunda vuelta está prevista para el 2 de abril.

Entre visitas, recorridos, rituales y oraciones se desarrolló el inicio de la campaña electoral en Ecuador

Visitas, recorridos, agenda de medios y una jornada de oración marcaron las actividades de los candidatos a la presidencia de Ecuador en el primer día de campaña electoral.

Iván Espinel (Fuerza Compromiso Social), Patricio Zuquilanda (Sociedad Patriótica), Washington Pesántez (Unión Ecuatoriana), Abdalá Bucaram (Fuerza Ecuador), Cynthia Viteri (Partido Social Cristiano), Paco Moncayo (Izquierda Democrática), Guillermo Lasso (Movimiento CREO), y Lenín Moreno (Alianza País), son los aspirantes a suceder al presidente Rafael Correa.

En los comicios, que se desarrollarán el 19 de febrero, se elegirán 137 asambleístas nacionales y provinciales y cinco parlamentarios andinos.

El candidato por Alianza PAIS, Lenin Moreno inició formalmente su campaña desde el albergue San Juan de Dios, donde realizó un breve recorrido. En este lugar, el exvicepresidente de la República presentó dos programas en caso de llegar a la Presidencia.

Se trata de ‘Mis Mejores Años’ para ayuda tanto económica como de seguridad social para las personas de la tercera edad; y el ‘Programa Ternura’ enfocado a los recién nacidos y sus madres.

El candidato concluyó su visita con un refrigerio que compartió junto a personas de escasos recursos económicos que se benefician de los servicios del albergue ubicado en el centro de Quito.

El binomio del Partido Social Cristiano, conformado por Cynthia Viteri y Mauricio Pozo, realizó actividades en Quito. Temprano, se reunieron con un grupo de artesanos con quienes firmaron una propuesta para protegerlos “de la competencia desleal”. Según explicaron, uno de sus objetivos es bajar los costos de producción y volver a los artesanos más competitivos.

Entre sus principales propuestas se encuentra: sacar al país de la Alianza Bolivariana por los Pueblos de América (ALBA) e implementar una “cuarentena civil” para las empresas que se vean involucradas en actos de corrupción, para que estas no puedan tener contratos con el Estado.

Lasso departió un desayuno con sus colaboradores en una tradicional cafetería de Guayaquil y luego se trasladó al sector de Sauces 5 donde visitó varias casas en una actividad denominada “el timbrazo” para escuchar las inquietudes de los vecinos del popular sector.

Lasso realizó un recorrido en el norte de Guayaquil. En varias entrevistas radiales reiteró su propuesta de eliminar impuestos y liberalizar la economía.

Iván Espinel, candidato a la Presidencia por el movimiento Compromiso Social, inició su campaña con la toma simbólica del edificio de Petroecuador, para combatir la lucha contra la corrupción y dijo que, en caso de llegar a Carondelet, fiscalizará todos los contratos efectuados en el actual gobierno.

Para la tarde tenía previsto reuniones y entrevistas en diferentes medios de comunicación, así como la inauguración de la sede de su movimiento en Quito.

Dalo Bucaram se reunió con pastores de iglesias en Samborondón y mantuvo una jornada de oración. Posteriormente, en declaraciones a periodistas ofreció acabar con el modelo de tributos del actual gobierno e impulsar leyes en beneficios de los empresarios privados. En la tarde tenía previsto realizar una caravana por el suroeste de la ciudad de Guayaquil donde lanzará oficialmente la campaña.

El candidato Abdalá Bucaram dio declaraciones a la prensa tras la jornada de oración que mantuvo en Samborondón.

En un encuentro con periodistas, el candidato por el Acuerdo Nacional por el Cambio Paco Moncayo manifestó que de ser elegido presidente llamará a una consulta popular para suprimir el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, y reformar las funciones del Consejo de la Judicatura “porque es juez de jueces”, tiene que ser solamente un ente administrativo. Y que se creará en la Asamblea Nacional la Comisión de Asuntos Constitucionales para impulsar reformas a la Carta Magna.

Además, manifestó que auditará los procesos de selección del Fiscal General del Estado y del Control si es que existen sospechas de irregularidades y se realizarán nuevos procesos para que sean nombradas estas autoridades por concursos serios. Dijo que se eliminarán instituciones que no presten el servicio para el que fueron creados, y volver a un Ecuador con 15 ministerios.

Luego se dirigió a la localidad de Cayambe donde fue parte de un ritual indígena organizado por dirigentes de la agrupación Pachakutik. Para las 21:00 tiene previsto encabezar un mitin político en el sector de Monte Sinaí, en Guayaquil, en el lanzamiento de la campaña en la provincia del Guayas.

Patricio Zuquilanda desarrolló actividades en la ciudad de Lago Agrio, provincia de Sucumbíos, en compañía del expresidente Lucio Gutiérrez.

Portoviejo, en la provincia de Manabí fue la ciudad, donde el binomio presidencial Washington Pesántez-Álex Alcívar (Unión Ecuatoriana, lista 19) inició su campaña. En una caravana que recorrió los principales barrios de esa ciudad, el binomio se reunió con personas de todos los sectores de la capital manabita.

A primera hora del día, en Manta, la caravana visitó “Playita Mía”, los candidatos de Unión Ecuatoriana conversaron con los pescadores sobre la recuperación del puerto de Manta para devolverles la competencia a los manabitas, la capacitación permanente para las artes de pesca, además se comprometió revisar temas impositivos.

En Montecristi, Washington Pesántez se reunió con los artesanos de sombreros de paja toquilla con quienes coincidió en la necesidad de promocionar mejor este producto emblemático de Ecuador, a nivel nacional e internacional, poniendo énfasis sobre todo en la calidad de lo ‘hecho a mano’ y vinculándolo con el turismo cultural, que, hoy por hoy, es uno de los temas requeridos por viajeros de todas las latitudes.

Andes


‘Sí’ o ‘No’ a los Paraísos Fiscales, una Consulta Popular inédita y revolucionaria desde Ecuador

La campaña para la Consulta Popular sobre los Paraísos Fiscales prevista en Ecuador inició este martes 3 de enero y se prolongará hasta el 16 de febrero, previo a la votación del 19 de febrero próximo.

Ese mismo día los ciudadanos ecuatorianos escogerán en las urnas al binomio presidencial, los integrantes a la Asamblea Nacional y los diputados al Parlamento Andino, que ejercerán desde 2017 a 2021.

El ejercicio democrático sobre los paraísos fiscales es inédito y revolucionario, al apuntar a un asunto álgido que las sociedades contemporáneas están llamadas a resolver, como una de las vías para luchar contra la corrupción y avanzar hacia al desarrollo.

Tras el destape de los llamados ‘Panama Papers’, que puso al descubierto esta práctica entre ciudadanos de varios países, entre ellos ecuatorianos aspirantes a cargos de elección popular, el presidente Rafael Correa presentó la propuesta para la realización de un plebiscito sobre el tema, la cual fue calificada por la Corte Constitucional.

Las autoridades aseguran que el propósito es buscar un compromiso ético y la coherencia de los políticos y funcionarios públicos con los destinos de la nación, y la posibilidad de que puedan ser repatriados los recursos nacionales escondidos en esos parajes.

Según estimados, en los paraísos fiscales permanecen unos 30.000 millones de dólares que representan la tercera parte de la economía ecuatoriana, y más de su 30% del Producto Interno Bruto (PIB); mientras se calcula que a escala mundial la suma resguardada es 7.6 billones de dólares.

En tanto, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) calcula que esta región tiene un déficit de inversión en infraestructura de más de 180.000 millones de dólares al año, y de ahí la importancia de que los recursos sean retornados a sus lugares de origen para que sean invertidos y puedan superarse los escollos al desarrollo.

El Presidente de Ecuador se convirtió en el primero con su investidura en rubricar una carta respaldada por más de 300 economistas del mundo para demandar el fin de esta práctica, y adelantó que hará campaña por el ‘Sí’. En su opinión, este puede ser otro de los ejemplos que Ecuador pueda dar a América Latina y el mundo. “Nos está viendo el mundo entero, Ecuador puede ser ejemplo, verán que va a ser un efecto dominó”, aseguró.

Por su parte, el canciller Guillaume Long ha calificado a los ‘paraísos fiscales’ como una vergüenza del siglo XXI, de rezago de premodernidad y de un capitalismo antiguo. Long, en representación del gobierno, ha emprendido una cruzada internacional, con gran receptividad en la ONU y en el propio G-77 que Ecuador preside este año, con la aspiración de que estos parajes sean prohibidos y abolidos absolutamente. El 2017, dijo, “será año de Pacto Ético” sobre los paraísos fiscales.

Partidos y agrupaciones sociales se sumarán a la campaña para la Consulta Popular

El pasado 28 de diciembre, el Pleno del Consejo Nacional Electoral (CNE), encabezado por su presidente, Juan Pablo Pozo, aprobó la calificación y registro de las organizaciones políticas que participarán en la campaña por las dos opciones (Sí y No) para la Consulta Popular sobre paraísos fiscales.

Como resultado, se inscribieron 10 organizaciones políticas, seis de las cuales harán campaña por el ‘No’ y cuatro por el ‘Sí’; mientras, de las 11 organizaciones sociales registradas, ocho le apostarán al ‘Sí’ y tres por el ‘No’.

La plenaria también inscribió y registró a 18 personas naturales y jurídicas para que realicen pronósticos electorales, seis para que efectúen encuestas de voto a boca de urna y una para que ejecute el conteo rápido, en la Consulta Popular sobre Paraísos Fiscales.

También fueron calificados los medios de comunicación (radio, prensa escrita, televisión y vallas publicitarias) como proveedores de la Promoción Electoral para la Consulta Popular sobre Paraísos Fiscales, y se estableció un fondo económico que deberán distribuirse las agrupaciones participantes.

“Actualmente el fondo de promoción electoral es de 576 mil 751.41 centavos; eso deben dividirse las (organizaciones) de opción ‘Sí’ y las de opción ‘No’ para que puedan pautar en los medios de comunicación”, dijo a Andes el jefe de despacho de la presidencia del CNE, Daniel González.

Precisó, sin embargo, que corresponde a cada una de las formaciones políticas y sociales montar su propia estrategia a favor de su opción.

“Como Consejo Nacional Electoral únicamente lo que hacemos es asignar el fondo a través de un sistema informático y ya es el responsable del manejo económico quien directamente hace el pautaje con el medio de comunicación, sea en prensa escrita, radio, televisión o vallas publicitarias”, precisó.

González indicó que las prohibiciones que existen para esta consulta, son las mismas que rigen para las elecciones generales, como la utilización de recursos públicos o privados con fines electorales o pautar o contratar publicidad en prensa escrita, radio, televisión o vallas publicitarias distintas a lo autorizado por el CNE.

“Tenemos medios calificados, 615 para las elecciones generales y 579 medios que han calificado para la Consulta Popular, entonces estos son los medios autorizados y registrados en el Consejo para que puedan las organizaciones sociales y políticas pautar el fondo de promoción electoral”, acotó.

Pregunta en la Consulta Popular

Los ecuatorianos están llamados en las urnas el próximo 19 de febrero para responder a la pregunta de: “¿Está usted de acuerdo en que, para desempeñar una dignidad de elección popular o para ser servidor público, se establezca como prohibición tener bienes o capitales, de cualquier naturaleza, en paraísos fiscales?.

Por lo tanto, en el plazo de un año, contado a partir de la proclamación de los resultados definitivos de la presente consulta popular, la Asamblea Nacional reformará la Ley Orgánica de Servicio Público, el Código de la Democracia y las demás leyes que sean pertinentes, a fin de adecuarlos al pronunciamiento mayoritario del pueblo ecuatoriano.

En este plazo, los servidores públicos que tengan capitales y bienes, de cualquier naturaleza, en paraísos fiscales deberán atacar el mandato popular y su incumplimiento será causal de destitución.

Andes