Maduro rechaza declaraciones xenófobas del vice colombiano y le exige disculpas

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro condenó este domingo la campaña de xenofobia en contra del pueblo venezolano impulsado por el vicepresidente del Gobierno de Colombia, Germán Vargas Lleras.

El funcionario colombiano dijo el jueves desde Tibú, municipio fronterizo con Venezuela, que las casas que allí construye el gobierno neogranadino no deben ser entregadas a “venecos”, expresión discriminatoria para referirse a ciudadanos venezolanos.

“No vayan a dejar meter a los venecos por nada del mundo, esto no es para los venecos, no hay un solo lugar en Colombia donde se permita que personas que no sean del país, se beneficien con programas sociales”.

El dato: Del millón 400 mil hogares que ha entregado el Gobierno venezolano a través del programa social Gran Misión Vivienda Venezuela, un 25 por ciento de los hogares han sido adjudicadas a familias de origen colombiano.

“Las declaraciones del vicepresidente de Colombia, son las más bajas para un funcionario de ese nivel. Constituye una agresión sistemática contra Venezuela”, declaró el presidente Maduro.

Expresó que en Venezuela “amamos a nuestros hermanos colombianos. Acá hay más de cinco millones. Solo en 2016 vinieron 100 mil. ¿Yo alguna vez he discriminado a los colombianos? Nunca, eso aquí no pasa”.

Maduro explicó que mientras se conocían las denigrantes declaraciones del vicepresidente Vargas Lleras, él entregaba una pensión a una señora colombiana.

El Gobierno venezolano protege y acoge a los colombianos que cruzan la frontera desde la ciudad colombiana de Cúcuta, donde el desempleo se ubicó en 16 por ciento para el 2015. Según cifras oficiales, al menos 25 por ciento de las casas entregadas por la Misión Vivienda Venezuela han sido para colombianos.

En el 2014 existían en Venezuela 173.519 colombianos considerados “personas de interés” por las Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR). De ellos 5.052 eran reconocidos como refugiados.

TeleSur


Venezuela ejercerá acciones por declaraciones del vicepresidente colombiano

El Gobierno Nacional reiteró su “enérgica protesta y rechazo” a las declaraciones emitidas el miércoles por el vicepresidente de Colombia, Germán Vargas Lleras, durante la entrega de viviendas en el municipio Tibú, Departamento del Norte de Santander, en la zona fronteriza con Venezuela.

“Esto no es para los venecos” fue el término expresado por Vargas Lleras para indicarle a los constructores, alcaldes y gobernadores que las casas gratis que estaba entregando el gobierno neogranadino eran para la población desplazada de Tibú y no para los venezolanos.

A través de un comunicado emitido este sábado, la cancillería de la República de Venezuela, lamentó la actitud “reincidente y violatoria del orden jurídico en materia de Derechos Humanos de una alta autoridad del Estado colombiano” por lo que advirtió que “ejercerá las acciones que correspondan ante los órganos de justicia internacional”.

El vicepresidente neogranadino aseguró, luego de la primera nota de protesta emitida por el Gobierno Nacional, que no quiso ofender a los venezolanos al utilizar la expresión “venecos” e indicó, en cambio, que es un gentilicio “amable”.

Por su parte, la canciller colombiana, María Ángela Holguín, aseguró durante una entrevista radial que las declaraciones de Vargas Llera no tuvieron la intención de insultar a los venezolanos. “Las declaraciones del vicepresidente las han tomado de una manera ofensiva, pero creo que la interpretación del gentilicio que utilizó no es un tema que pueda ser peyorativo o insultante”, puntualizó.

El Universal


Canciller Holguín: no creo que Vargas Lleras haya querido ofender al pueblo venezolano

La canciller María Ángela Holguín se refirió desde Perú a las declaraciones del vicepresidente Germán Vargas Lleras, en las que afirmó hace dos días en Norte de Santander que las casas gratis que da el Gobierno no son para “los venecos”, haciendo referencia a los venezolanos que han llegado al país ante la difícil situación que se vive en la vecina nación.

La ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, sostuvo que las declaraciones de Germán Vargas Lleras, en su visita a Tibú, cuando anunciaba la entrega de viviendas en este sector, no tuvieron mala intención.

Debido a la gran concentración de venezolanos en todo Catatumbo, Cúcuta y su área metropolitana, el vicepresidente había dicho el miércoles pasado que las viviendas gratis que entrega el Gobierno nacional no son para los venezolanos que vienen a buscar oportunidades en Colombia.

“Estas casas son para población desplazada que vive en Tibú, no vaya a dejar meter los ‘venecos’ por nada del mundo, esto no es para los ‘venecos’“, puntualizó el vicepresidente.

La canciller Holguín manifestó que ha dicho “en múltiples ocasiones que hay que tener un lenguaje de respeto, un lenguaje que no sea de ofensas para ningún país”.

La ministra afirmó que ha visto “que las declaraciones del vicepresidente las han tomado de una manera ofensiva, pero creo que la interpretación del gentilicio que utilizó no es un tema que pueda ser peyorativo o insultante” para todo el mundo.

Sin embargo, Holguín hizo un llamado “a todos los funcionarios por el respeto y por la manera de cómo se utiliza el lenguaje”

Asimismo, la canciller aseguró que está segura que en ningún momento el vicepresidente quiso hacer una afirmación peyorativa.

“Nosotros no hemos tenido sino los brazos abiertos para los venezolanos que han llegado últimamente a Colombia y así lo vamos a seguir haciendo”, agregó.

Finalmente María Ángela Holguín afirmó que el respeto es la única manera en que “nosotros vamos a poder trabajar por esa integración, por ese respeto, por ese trabajo conjunto que necesitan los dos países”.

RCN