Matan a balazos a un periodista en Honduras

El periodista de la zona norte de Honduras, Igor Abisaí Padilla Chávez, sufrió un atentado la tarde de ayer en San Pedro Sula y ha muerto en una clínica privada.

El hecho violento se registró en la 14 avenida, 9 calle del barrio Suyapa, cerca de la zona viva en el primer anillo de circunvalación. Padilla de 38 años era un conocido reportero de noticias policiales y actualmente laboraba en el canal HCH.

También ha desarrollado su carrera como locutor y producía un programa de comedia llamado “Los Verduleros” que se transmite también en HCH.

Padilla estaba filmando un anuncio comercial en una tienda ubicada en el barrio Suyapa cuando de repente recibió la llamada de una mujer para que saliera del lugar, al salir al estacionamiento frente a la tienda fue atacado por cuatro sujetos que le empezaron a disparar.

Según datos preliminares los asesinos usaron chalecos antibalas y andaban encapuchados. En la escena hay bastantes casquillos de bala disparados con fusil AR-15.

Según gente que estaba en la zona se escucharon unos 20 disparos, Padilla fue llevado en su propio vehículo a una clínica cercana.

“Ya venía sin vida lamentablemente, tuve la infortuna de verlo, tenía varios impactos de bala. Las consecuencias de los disparos terminaron con su vida”, informó el doctor Arturo Bendaña.

Su asesinato ha generado conmoción entre los hondureños y sobre todo a quienes lo conocían. “Es una persona que no merecía una cosa así, lamentablemente es lo que estamos viviendo en el país”, dijo un vecino del comunicador.

Padilla era muy conocido en la zona norte de Honduras y en su página en Facebook informaba de lo que ocurría sobre todo en el área de policiales.

Sus inicios como reportero fueron en Canal 6 y su espíritu emprendedor lo llevó hasta producir cine, en mayo de 2015 estrenó la película “Chinche Man”. Según cuentan sus colegas actualmente esta filmando una película sobre la violencia contra los periodistas.

Según informan allegados el comunicador había recibido una amenaza de muerte por escrito. Sus compañeros de HCH lloran en la clínica al dar cobertura a la muerte de Padilla.

“Estamos consternados, cuando un informante me avisó del tiroteo inmediatamente le mandé un mensaje a Igor”, narró su colega Ernesto Rojas.

Padilla tomaba el turno policial de HCH a las 5:30 pm y pasaba el reporte a primera hora de cada mañana.

También era un colega solidario y su asesinato tiene impactados a los comunicadores de la zona norte; es recordado porque fue quien auxilió al periodista Ricardo Matute cuando en octubre fue atacado en esta ciudad por unos pandilleros cuando cubría un accidente vial.

Eduin Romero, presidente del Colegio de Periodistas de Honduras (CPH) lamentó el fallecimiento de Padilla y dijo sentir tristeza.

“Cuando un periodista o un comunicador social muere significa un atentado a la libertad de prensa, a la libertad de expresión. Otro aspecto que quisiera destacar es el grado de impunidad en que quedan estos casos. El 97% de los casos de periodistas muertos están impunes, no se sabe si los mataron por su ejercicio profesional u otras razones”, señaló Romero.

Asesinato fue planificado: ATIC

Ricardo Castro, director de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic), dijo que han asignados dos grupos para investigar el asesinato del comunicador.

Castro dijo en HCH que está claro que los delincuentes fueron directamente a asesinar a Padilla. “Partiendo de ese escenario generamos líneas de investigación que nos van a llevar con los que le causaron la muerte a Igor. No vamos a descansar hasta dar con esas personas”.

Dijo que es muy temprano atribuir el crimen a pandilleros pero para Castro fue un hecho bien planificado. “Es importante llamar al pueblo hondureño para que nos haga saber cualquier información, que nos colaboren”, pidió Castro.

Un vehículo que fue usado supuestamente por los asesinos ha sido encontrado en la colonoa Luisiana de esta ciudad.

El secretario de Seguridad, Julián Pacheco, aseguró que están investigando y que no pueden revelar datos de lo que han establecido hasta ahora.

La Prensa