México: múltiples protestas, saqueos y desabastecimiento de productos, primeros efectos del “gasolinazo”

Las manifestaciones contra el gasolinazo continuaron en al menos 19 entidades del país, entre ellas el estado de México y Sinaloa, donde los manifestantes fueron desalojados por granaderos. Las protestas fueron encabezadas por transportistas y taxistas, quienes bloquearon accesos a plantas de Petróleos Mexicanos (Pemex), tomaron gasolineras, retuvieron pipas y regalaron el combustible a los automovilistas, aunque también se vandalizaron tiendas de autoservicio contiguas a estaciones de servicio.

Durante el día, pero más por la noche, en el estado de México desconocidos saquearon una Bodega Aurrerá en Xonacatlán y un Chedraui y un Oxxo sobre la carretera Atizapán-Villa Nicolás Romero. Personal del Ejército fue movilizado luego que hubo saqueos en una plaza comercial de la colonia San Esteban, en Naucalpan, donde seis personas fueron detenidas. Algunas versiones señalan que los responsables son personas que aprovechan las protestas para obtener beneficios.

Los manifestantes de la carretera Toluca-Naucalpan retuvieron camiones repartidores de pan y cerveza y vaciaron la mercancía. Elementos de la Base de Operaciones Mixtas replegaron con gases lacrimógenos a civiles que saquearon una tienda Oxxo de la colonia Puerto de Chivos, en Atizapán de Zaragoza.

Durante el día, los manifestantes realizaron bloqueos en decenas de carreteras de la entidad, tomaron gasolineras, evitaron la venta y regalaron el combustible. En Acolman, los pobladores quemaron un vehículo particular y dañaron una patrulla en el fraccionamiento Real del Valle. Hubo saqueo de combustible en dos pipas de Pemex y en expendios de gasolina en Villa Nicolás Romero, Tultitlán y Ecatepec.

En Ixmiquilpan, Hidalgo, los pobladores cerraron las sucursales de Comercial Mexicana, tiendas Oxxo, Aurrerá, Coppel, Elektra, la Comisión Federal de Electricidad y el Servicio de Administración Tributaria, reportó una emisora de radio indígena del valle del Mezquital. Acusaron a estas empresas de estar acabando con el comercio local y de financiar a “políticos corruptos que aprobaron el gasolinazo” y de explotar a sus empleados con sueldos miserables.

En San Luis Rio Colorado, Sonora, manifestantes dijeron que prefieren comprar la gasolina en Arizona, donde el galón (3.8 litros) tenía un costo de 1.9 dólares, mientras del lado mexicano promedia 16.17.

La Policía Federal informó que son 10 tramos carreteros de Chihuahua en los que tienen registrados bloqueos de manifestantes, aparte de que en al menos 30 municipios se registran protestas en oficinas y plazas públicas.

Esto ocasionó la suspensión de corridas de autobuses de Ciudad Juárez y Chihuahua al resto del estado y del país. El gobierno de Javier Corral Jurado dijo que el aumento de precios de los combustibles es una acción que afecta la economía de los chihuahuenses y las finanzas estatales.

En casi todas las entidades los manifestantes tomaron casetas de peaje y dejaron el paso libre a los automovilistas. Las protestas se efectuaron también en Guerrero, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

Con un ataúd que simulaba la “muerte de la economía mexicana”, el PRD encabezó una marcha afuera de la refinería Francisco I. Madero, en Tamaulipas.

La Jornada


Desabasto de productos en varias regiones por la falta de combustibles

La escasez de gasolina ocurrida en los últimos días de 2016 y los primeros de este año en estados del centro del país llegó a provocar desabasto de productos básicos y abarrotes en algunas regiones, ya que los repartidores o proveedores se vieron imposibilitados para surtir las tiendas.

En consecuencia, hubo ajustes o aumentos de precios que van de 5 a 10 o 15 por ciento, según el producto y región, debido a que la demanda superó la oferta antes de que entrara en vigor el gasolinazo, aseguró Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec).

Aclaró que formalmente las grandes empresas, como Bimbo, Sabritas, Coca-Cola y otras que surten a las misceláneas y tiendas de abarrotes, no les han entregado nuevas listas de precios, pero reconoció que hubo casos de comerciantes que llegaron a subir el costo en las zonas donde más se dificultó el abasto, porque “no hay producto más caro que el que no existe”.

“Ha sido un aumento de precios a discreción, dependiendo la región, de los proveedores, las tiendas o la escasez que hayan sufrido. Ahora sí que según el sapo, la pedrada”, dijo Rivera, y aclaró que son casos de los que tuvo conocimiento la Anpec en zonas donde hubo escasez en la gasolina, pero que no se dieron de manera generalizada.

“El problema es que justamente el desabasto es el factor que promueve y legitima la especulación. Así que el gobierno federal –dijo– debe garantizar el abasto suficiente de combustibles para evitar la especulación, porque de por sí con el gasolinazo ya quedó aniquilado el aumento histórico de 7 pesos al salario mínimo”, comentó.

El problema afectó tanto a las grandes empresas de la industria alimentaria como a las ya mencionadas y también a los pequeños fabricantes de productos artesanales de dulces, botanas o pan, por mencionar algunos, ya que la falta de gasolina fue pareja, sin importar el tipo de vehículo, dijo el dirigente abarrotero.

Si bien señaló que el suministro de productos se fue normalizando con el paso de los días, en la medida que disminuyó el desabasto de gasolina, Cuauhtémoc Rivera deslindó de responsabilidad al sector minorista, al señalar que el problema se originó por causas ajenas a ellos, y lo peor del caso, previó, es que el encarecimiento de la canasta básica puede agravarse por la incertidumbre generada por las decisiones gubermamentales.

“No es un tema de proveeduría, sino de mercado, que se encuentra totalmente colapsado, alterado o inestable por el tema de la gasolina, tanto por el desabasto como por el aumento de precios. Y la situación se agrava en las regiones del país que están más aisladas y donde se concentra la población de bajos ingresos”, indicó.

La Jornada


A tomar carreteras, convocan Barzón y organizaciones campesinas

Las organizaciones que conforman “El campo es de todos” convocaron a una serie de manifestaciones para rechazar el aumento al precio de los combustibles decretado por el gobierno federal.

En esta organización participan El Barzón, la Central Independiente de Organizaciones Agrícolas y Campesinas de José Dolores López Domínguez, entre otras.

Las acciones programadas son:

– [x] 9 de enero: toma de casetas en carreteras que llegan a la Ciudad de México para dar el paso libre.

– [x] 14 de enero: reunión de la Conferencia Nacional de Organizaciones, Movimientos Sociales y Ciudadanos independientes en el Ángel de la Independencia.

– [x] 30 de enero: sumarse a la marcha contra la Reforma Energética y el último aumento a las gasolinas.

En conferencia de prensa, el doctor José Narro Céspedes, dirigente de la Unidad Democrática Nacional, dijo que el aumento a los combustibles despertó al “México bronco”, pero es necesario articular la protesta social para cambiar las políticas públicas.

Narro Céspedes agregó que la apuesta del movimiento es convocar a la Cámara de Diputados a modificar el presupuesto 2017, quitando dinero a prestaciones de la alta burocracia y obras suntuosas e innecesarias.

Aristegui Noticias