México: Trump firmó la orden para construir el muro fronterizo

El presidente Donald Trump firmó hoy la orden para iniciar la construcción del muro fronterizo con México.

También dispuso la creación de nuevos centros para detener inmigrantes no autorizados en la frontera sur y la reactivación de un programa federal para agilizar deportaciones.

“Hemos hablado de esto desde el comienzo”, indicó el mandatario al firmar una de las dos órdenes ejecutivas sobre seguridad fronteriza y migración que planeaba firmar el miércoles.

El vocero Sean Spicer indicó que el mandatario adoptará sus primeras medidas migratorias cuando firme dos acciones ejecutivas tras tomar juramento al secretario de seguridad nacional John Kelly la tarde del miércoles.

“De una manera u otra, México pagará”, dijo Spicer en referencia al muro durante su conferencia de prensa diaria, en la que omitió la presencia en la capital estadounidense del canciller mexicano Luis Vildegaray para su primera reunión con el nuevo gobierno estadounidense.

Videgaray no ha efectuado comentario alguno a los medios de comunicación.

Después del mediodía, Trump compareció ante un grupo de agentes de la Patrulla Fronteriza y del Servicio de Aduanas en el Departamento de Seguridad Interna (DHS).
En su mensaje, el presidente matizó sus palabras a la hora de referirse a México y a su decisión de firmar una orden ejecutiva para construir el muro fronterizo:
“A partir de hoy vamos a tener el control absoluto de nuestras fronteras. Y discutiremos con México la mejor forma para coordinarnos para hacer frente a la inmigración desde Centroamérica, para desmantelar a los carteles de la droga, combatir el tráfico de las drogas y frenar el dinero del narcotráfico”, aseguró Trump en un intento por contener las reacciones de protesta y los reclamos para que el presidente de México cancelara su visita a Washington la próxima semana.
“A Estados Unidos le conviene una economía fuerte y estable en México”, enfatizó para insistir en la necesidad de coordinar sus esfuerzos para garantizar la seguridad fronteriza entre ambos países.
“Una nación sin fronteras no es una nación”, señaló el mandatario.

“El secretario de Seguridad Interna, trabajando en conjunto conmigo y mi equipo, comenzará de inmediato la construcción de un muro en la frontera. Lo necesitamos mucho”, dijo también.

La Jornada


Trump da banderazo al muro que “México va a pagar”; dice que nos quiere, y que es por nuestro bien

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó este miércoles dos órdenes ejecutivas para cumplir sus promesas de campaña en cuanto a seguridad fronteriza y a combatir el fenómeno de la inmigración ilegal.

Tras firmar la orden ejecutiva para construir un muro, Trump dijo que el aumento de migrantes ilegales está perjudicando tanto a México como a Estados Unidos.

“A partir de hoy Estados Unidos volverá a tomar el control de sus fronteras, por eso firmé dos decretos que salvarán miles de vidas y empleos.
“Se va a empezar la construcción inmediata de un muro fronterizo. Es absolutamente necesario, esto ayudará a México para disuadir la migración de Centroamérica. Vamos a sacar a pandilleros y cárteles de Estados Unidos. Los vamos a sacar y lo haremos rápido”, dijo.
Trump aseguró que su Gobierno trabajará con México enfocándonos en la seguridad. “Tengo admiración por los mexicanos y me reuniré con Enrique Peña Nieto y hablaremos de coordinación estrecha, de desmantelar cárteles de droga”.

El Presidente de Estados Unidos mencionó que los decretos ponen fin a la política de capturar y liberar en la frontera y elimina ciudades refugios.

Horas antes, el mandatario estadounidense firmó los decretos en una ceremonia en el Departamento de Seguridad Nacional, tras honrar al nuevo titular de esa agencia, el general retirado John Kelly.

Antes, en una entrevista con la cadena ABC adelantó que la construcción del muro en la frontera con México comenzará “en meses” y que su planificación ocurrirá “de inmediato”.

“Tan pronto como podamos, tan pronto como podamos hacerlo físicamente”, afirmó Trump al ser preguntado por la construcción del muro en su primera entrevista como presidente en la cadena ABC.

“Yo diría que en meses, sí. Yo diría que en meses, ciertamente la planificación va a comenzar de inmediato”, subrayó el mandatario.

El recién investido Presidente insistió en que “en última instancia” el coste del muro será “reembolsado por México” y ese pago será del “cien por cien” del coste de la construcción.

Trump confirmó que el Gobierno federal adelantará el dinero necesario para iniciar la construcción, pero luego los mexicanos se encargarán de devolverlo.

Preguntado por la negativa del Presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, a pagar la factura del muro, Trump respondió que el mandatario no puede decir otra cosa.

“Él tiene que decir eso, tiene que decir eso”, justificó el magnate neoyorquino.

Por su parte, el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, informó este día que el Gobierno de Donald Trump va a tomar represalias en contra de las ciudades “santuario” que protejan a los migrantes y advirtió que todos los estados de Estados Unidos devolverán a sus países a los inmigrantes que cometieron delitos y las agencias federales van a aplicar la ley para que los indocumentados no regresen.

“Nos vamos a asegurar que los estados devuelvan a sus países a inmigrantes que cometieron delitos”, dijo el vocero.

Sean Spicer aseguró ante medios que México pagará el muro de una forma u otra.

La frontera entre Estados Unidos y México tiene más de 3 mil 200 kilómetros y, de ellos, hay vallados mil kilómetros, entre los que destaca la valla que separa Tijuana (México) de San Diego (California).

Este mismo día, y con el anuncio oficial del muro fronterizo entre Estados Unidos y México, una delegación de funcionarios encabezada por los secretarios de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso y de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, sostuvieron un encuentro con altos asesores del Presidente Donald Trump en Washington para poner a la mesa la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Ayer el Secretario de Relaciones Exteriores explicó ante los coordinadores parlamentarios en el Senado el objetivo de su viaje.

“Anticipo que serán reuniones que se van a dar en un marco de mucha cordialidad, pero también tenemos que tener expectativas razonables. Son apenas las primeras conversaciones y no serán reuniones en las que habrán de definirse los acuerdos sustanciales”.

Videgaray también reconoció que el Gobierno federal está consciente de que México podría salir del TLCAN, aunque no es un escenario al que apuesten.

Aseguró que México tiene muy claro cuáles son los límites de la negociación con EU: “No vamos a aceptar aquellos temas que le hagan daño al interés nacional”.

En tanto, pese a su intención de dar mayor sentido estratégico a la relación con Latinoamérica, el Presidente Peña canceló ayer su asistencia a la V Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

La reunión comenzó ayer en República Dominicana con un llamado a establecer mecanismos para enfrentar las medidas proteccionistas anunciadas por Trump.

Sin Embargo