Miles de mujeres se sumaron en América Latina a las protestas contra Donald Trump

No queremos odio, basta de misoginia, le reclaman a Trump desde México en Marcha de las Mujeres

Mujeres en México se sumaron este sábado a las protestas en las calles para exigir al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que se respeten sus derechos, los de las minorías y los de los migrantes que llegan a territorio estadounidense.

También se dieron expresiones en contra de la construcción del muro en la frontera, que según el republicano debe pagar México.

En el primer día del mandato de Trump en territorio estadounidense, miles participaron desde temprano en la manifestación Women’s March en Washington, y otras ciudades de Estados Unidos.

Las protestas también ocurrieron en otras naciones, como Francia, Australia, Argentina, Colombia e Inglaterra.

En el caso de México, fueron publicadas en redes sociales convocatorias para manifestaciones en la Ciudad de México y al menos otras 16 ciudades, en Jalisco, Campeche, Quintana Roo, Baja California Sur, Yucatán, Guanajuato, Oaxaca, Chiapas y Guerrero.

Una de las protestas se dio frente a la Embajada de Estados Unidos en México, en la capital del país.

En el caso de México, fueron publicadas en redes sociales convocatorias para manifestaciones en la Ciudad de México y al menos otras 16 ciudades, en Jalisco, Campeche, Quintana Roo, Baja California Sur, Yucatán, Guanajuato, Oaxaca, Chiapas y Guerrero.

Una de las protestas se dio frente a la Embajada de Estados Unidos en México, en la capital del país.

Los manifestantes también mostraron sus pancartas en la zona del Ángel de la Independencia, algunas rechazando la construcción del muro en la frontera.

Las organizadoras en las protestas en Estados Unidos indicaron que marcharían de forma pacífica para enviar un mensaje al gobierno de Trump, de respeto a los derechos de las mujeres y las minorías, los inmigrantes y la diversidad sexual, después de toda la retórica contra esos grupos registrada en las campañas.

Previo a las elecciones en Estados Unidos, la campaña de Trump vivió un momento crítico cuando fue divulgado un video con comentarios que hizo el magnate hace una década, en el sentido de que las mujeres se dejaban besar y manosear por él, tan solo por ser alguien famoso.

“Cuando eres una estrella te dejan hacerlo”, aseguró el republicano. “Puedes hacer lo que quieras”, añadió.

Trump se disculpó. Reconoció que había sido un error lanzar esos comentarios. Aunque dijo que esa situación no era motivo para dejar la candidatura, así que continuó y a la postre ganaría la presidencia.

También fue criticado por la ganadora de una edición de Miss Universo, Alicia Machado. Ella dijo que en una ocasión Trump la llamó “Miss Piggy”.

En otro momento, Trump se molestó porque la periodista Megyn Kelly lo cuestionara y lo acusara de haberse referido a algunas mujeres con los calificativos de “cerdos gordos, perros, desagradables y animales repugnantes”.

El magnate la acusó de mentir y luego dijo que, cuando ella lo había cuestionado al respecto, “se podía ver que había sangre saliendo de sus ojos… sangre saliendo de ella por cualquier lado”.

Con información y fotos de María Fernanda Muñoz

Animal Político


La marcha contra Trump tuvo su convocatoria en Buenos Aires frente a la Embajada de EE.UU

“Los cambios se generan desde la incomodidad, y quién mejor que las mujeres, que casi constantemente somos puestas en situaciones de incomodidad, podemos crear un cambio. Es importante que cada uno de nosotros identifique la misoginia y el odio que tenemos dentro, naturalizados, para poder mostrar amor hacia los demás”, dijo Arielle, ciudadana estadounidense, nieta de argentinos, y victima de una violación.

Mientras un cordón policial protegía el frente de la embajada, en el barrio de Palermo, los manifestantes, en su mayoría mujeres, formaban un círculo en la plaza Intendente Seeber, frente al edificio, y casi todos pronunciaron un discurso sobre una tarima improvisada con un tronco cortado.

“Algunos intentan distorsionar nuestro mensaje para que parezca violento, quieren secuestrar nuestro mensaje. No estamos aquí por odio a Donald Trump, sino en favor de los derechos de las mujeres, que son más de la mitad de la población mundial y no gozan de los mismos derechos que los hombres”, declaró a su turno Cliff, quien vive hace “muchos años” en Buenos Aires junto con su esposa e hija, de 26 años.

“Nos sumamos en solidaridad con todos los que salen a la calle en el mundo a decirle no a esta persona xenofóbica y misógina que quiere avanzar sobre los derechos de las mujeres. Si las mujeres no somos libres, cómo podemos imaginarnos una humanidad mejor. A las miles de personas que marchamos hoy en el mundo nos une el amor a la vida”, dijo Jimena, de la Comuna Socialista, parte del movimiento internacional Socialista Humanista.

Por el contenido de los discursos, que invitaban a “transformar la enorme energía del enojo en amor” y a “luchar unidos”, y que fueron pronunciados casi todos en inglés y ante un público que reaccionaba con aplausos y el típico grito de los encuentros masivos que ocurren en Estados Unidos, parecía una réplica reducida de las movilizaciones que desde ayer copan las calles de ciudades como Washington o Chicago.

Télam