Nicaragua: alertan sobre los feminicidios cuyas víctimas ya habían denunciado los hechos

Siete mujeres asesinadas habían denunciado agresiones

En los últimos dos años al menos siete mujeres que fueron asesinadas habían denunciando previamente a sus agresores, según un reporte de Católicas por el Derecho a Decidir (CDD). “Estos siete casos son solo un subregistro de las muchísimas mujeres que denuncian sin que las autoridades les presten la atención debida, son solo ejemplos de Managua y uno de Matagalpa. Pero en la práctica hay cientos de mujeres que denuncian y si no se detiene a estos hombres, pueden acabar matando a estas mujeres”, aseguró Magaly Quintana, directora de las CDD.

El último caso registrado es el de la joven matagalpina Yessenia Suyén Montenegro Morán, quien la madrugada del pasado domingo recibió un disparo en el cuello por parte de su expareja Douglas Antonio Zamora Valle y murió en una gasolinera de Matagalpa.

El supuesto femicida huyó del lugar y se encuentra prófugo. Familiares de la joven que fue sepultada el pasado lunes en el cementerio de la localidad Molino Norte aseguraron que Douglas Antonio ya había sido denunciado por la víctima, después de que en una ocasión la golpeó y la sacó tomada del cabello de un restaurante.

El hombre, con quien la mujer procreó un hijo de un año de nacido, estuvo preso unos días y después fue puesto en libertad por la Policía Nacional. Las agresiones continuaron hasta la muerte de la joven. Hoy la familia exige justicia.

El comisionado mayor Ángel Martín Solórzano, jefe departamental de la Policía de Matagalpa, indicó que el hombre se encuentra circulado en todo el país y las investigaciones continúan.

Versiones extraoficiales indican que el supuesto femicida huyó en un taxi conducido por un familiar de él.

Llegó a su casa, tomó una camioneta y en su huida hacia Managua colisionó contra otro vehículo en San Benito, Tipitapa. Al resultar solo con golpes leves, se bajó de la ambulancia, sin que hasta ahora se conozca su paradero.

NO HAY CONFIANZA

Magaly Quintana, explicó que este caso “es un claro ejemplo de la indolencia de las autoridades frente a la vida de las mujeres. Los familiares de las que no pusieron denuncia nos dicen que no lo hacen por dos razones: miedo a que provoque que el hombre se ponga más agresivo y porque no hay confianza en la Policía Nacional”.

El 29 de octubre de 2014, Sandra Nohemí Chamorro Ayala fue asesinada por su esposo Lorenzo Ernesto Almanza en el barrio Venezuela de Managua. La mujer había denunciado a su agresor en el Distrito IV en dos ocasiones. “La oficial que tomó la denuncia lo citó (al femicida) y él nunca se hizo presente, al caso no le dieron seguimiento”, comentó Mayra Fuentes, hermana de la víctima.

El nuevo diario