ONU: el 85% de las mujeres víctimas de violencia en Paraguay no presenta denuncia

Sólo un 15 % de las mujeres víctimas de violencia en Paraguay acudieron a una comisaría a denunciar estos hechos y apenas un 12 % recurrieron al Juzgado de Paz, por lo que el 85 % de ellas no denunció, según los datos de un informe sobre violencia machista presentado ayer por ONU Mujeres.

El documento, que describe los avances y desafíos de Paraguay en la asistencia a mujeres víctimas de violencia, se presentó en la sede de la ONU en Asunción con la presencia de la ministra de la Mujer, Ana María Baiardi, y de la representante de ONU Mujeres en el país, Carolina Taborga.

Las cifras dan cuenta de que el porcentaje de denuncias por violencia machista es “muy bajo”, y generalmente se presenta la denuncia “después de reiterados actos violentos, cuando las mujeres empiezan a temer por su integridad física o la de sus hijos”, explicó a Efe Marcela Zub Centeno, autora del estudio.

Además, explicó que el momento de presentar la denuncia “es el de más alto riesgo para las mujeres”, por lo que muchas de ellas deciden después retirarla o abandonar el caso.

“Muchas veces, la denuncia se ve como un medio para cesar un acto violento, y no busca encarcelar a la pareja o expareja que está agrediendo. No todas las mujeres buscan justicia, algunas buscan contención psicológica y orientación legal”, declaró la experta.

Para ello, muchas mujeres acuden a los Servicios de Atención a la Mujer (Sedamur) del Ministerio de la Mujer, que en 2015 atendió a un total de 1.779 mujeres.

En Sedamur, más de 700 mujeres fueron atendidas ese año por haber sufrido violencia psicológica, mientras que 362 alegaron padecer violencia física, 269 se refirieron a violencia económica y 77 a violencia sexual, además de 159 mujeres que declararon padecer otros tipos de violencia.

El 35 % de las usuarias de Sedamur en ese año tenía entre 30 y 39 años, y el 25 % estaba en la franja de edad de 20 a 29 años.

Además de los datos de Sedamur, el informe ofrece cifras recopiladas en los Centros Regionales de la Mujer, la Policía Nacional, la Fiscalía y el Poder Judicial entre otras fuentes, dado que no existe en Paraguay un registro unificado de servicios brindados a mujeres víctimas de violencia de género por las diferentes instituciones.

Zub advirtió, sin embargo, que estos datos coinciden en que son las parejas o exparejas de las mujeres los autores de la violencia en un 79 % de los casos.

Agregó que las estrategias de prevención, atención y protección a mujeres víctimas de violencia debe ser “integrales” y coordinadas entre las distintas instituciones.

En ese sentido, reconoció como un avance la promulgación en diciembre de la ley de protección integral contra la violencia hacia las mujeres, que se encuentra en proceso de reglamentación.

Además, señaló como desafíos pendientes la reforma en el Código Penal de otras formas de violencia contra las mujeres, como la coacción sexual, el acoso laboral o la violencia política, y celebró que la ley tipifique el delito de feminicidio, que constituye la forma más extrema de violencia contra las mujeres.

En 2016, Paraguay registró un total de 39 casos de feminicidio, uno cada 9 días y medio, mientras que en lo que va de 2017 ya son al menos 6 los asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o exparejas, en un promedio de uno cada cuatro días, según cifras oficiales.

Terra