Paraguay: protestas por la elevada cifra de feminicidios durante el primer mes del año

Piden mayor acción estatal ante ola de feminicidios

Ayer se llevó a cabo frente al Ministerio de la Mujer una manifestación ante la creciente ola de feminicidios en el país. Pidieron mayor acción del Estado, a través de todas las instituciones responsables.

Participaron de la actividad: Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (FENAES), Desde Abajo, Movimiento Universitario Jaguata, Movimiento Alternativa Socialista, Partido Kuña Pyrenda, Partido de los Trabajadores, Asunción de Colores, así como actores independientes de la sociedad.

“En rojo”

En lo que va del 2017, han ocurrido siete hechos. “Un promedio de un asesinato cada cuatro días, sin que el Estado haya mostrado el interés en llevar adelante mayores medidas para la prevención de los casos de violencia, sostiene un comunicado del movimiento politico Kuña Pyrenda.

Lamentan la falta de acción para la investigación y detención de los responsables de estos hechos.

Demandan la creación de una mayor cantidad de centros de protección de las mujeres víctimas de violencia. Además de apoyo económico a las mismas, un seguimiento efectivo de las denuncias por hechos de violencia así como de los casos de feminicidio.

“Pedidos puntuales ya que generalmente las denuncias no culminan con la detención del autor”, expresaron los manifestantes.

La Nación


Baiardi: “Cifra de feminicidio es la más alta de los últimos años”

En los últimos meses, la palabra “feminicidio” apareció con fuerza en las portadas de los medios de prensa del país. Muchos quizás aún no dimensionan las características y el verdadero significado de esta palabra, ya que no es solo el hecho de sacar la vida a una mujer, sino que va mucho más allá de eso e involucra varios otros factores.

La ministra de la Mujer, Ana María Baiardi, indicó que en apenas 29 días ya fueron 6 los casos confirmados este año. Sin embargo, el viernes en horas de la mañana se registró un nuevo homicidio en la ciudad de Mariano Roque Alonso, que sí reúne las características necesarias, podría convertirse en el séptimo caso en lo que va del año.

“La cifra de feminicidio es la más alta que tuvimos en los últimos años; son prácticamente 4 muertes cada 4 días. Pero no todos son feminicidios. Es considerado como tal cuando entre el autor y la víctima hay una relación no solamente de dependencia sentimental, sino de dependencia psíquica o física”, manifestó.

Explica que esto se da generalmente cuando el agresor se apodera de su víctima, considerándola de su propiedad.

“El feminicidio es cuando el asesino es su pareja o su ex pareja. Cuando el responsable de la muerte es un extraño, se analiza si previamente hubo violación sexual. También se da el caso de que una persona quiere entablar o reestablecer una relación sentimental, pero la víctima se niega, por ende el agresor toma la determinación de acabar con la vida de la mujer, en esas circunstancias sí se trata de un feminicidio, ya que el criminal la considera como su pertenencia y no acepta un no de respuesta”, explicó.

Otras situaciones consideradas también es cuando la víctima se encuentra en una etapa de subordinación o dependencia respecto a la otra persona y esta aprovecha la vulnerabilidad psíquica y física para cometer el hecho.

“Un ejemplo claro es lo que pasó con Carolina Marín, la niña que era criadita en una casa de familia en Caaguazú; ese caso sí podemos afirmar que es un feminicidio, porque allí el autor haciendo uso y abuso de esa autoridad de superioridad que tenía sobre ella, cometió el crimen”, indicó la ministra.

La Nación