Presidente del Congreso insta al gobierno a dar una solución a los campesinos desalojados

El presidente del Congreso, Roberto Acevedo, instó al Gobierno a encontrar una solución pacífica al conflicto registrado en Colonia Guahory, donde 12 campesinos fueron detenidos y varios resultaron heridos durante una intervención policial.

Los labriegos, que fueron luego puestos en libertad, intentaron impedir el martes la llegada de los colonos para realizar la siembra, lo que provocó la intervención de la Policía Nacional. Fuentes policiales señalaron que los campesinos agredieron a los agentes con piedras y otros objetos.

“Solicito a las autoridades buscar el diálogo como único medio de resolución de conflictos y en ningún caso utilizar la violencia. Se debe buscar una salida pacífica, ajustándonos a derecho, como establece nuestra Constitución”, dijo el senador Acevedo. Una delegación parlamentaria, encabezada por el presidente de la Comisión Permanente, Ariel Oviedo, visitó el miércoles la colonia Guahory para recabar información sobre lo ocurrido.

Oviedo sugirió la posibilidad de que el Congreso mediara en el problema creado en esas tierras, en disputa entre los campesinos y los colonos brasileños. El conflicto tuvo su punto álgido el pasado septiembre, cuando los campesinos de Guahory fueron desalojados por más de 1.500 policías en un procedimiento que se realizó sin ninguna orden judicial, según denunció la Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay.

Sin embargo, un mes después el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) anunció que los campesinos serían reubicados en nuevas tierras a partir de ese mes. El Indert también se comprometió a verificar cuáles son los títulos de propiedad que ya están vencidos y cuáles son los linderos de estas fincas, debido a que la titularidad de las tierras está en disputa entre los campesinos y los colonos de la zona, en su mayoría brasileños.

ABC Color


Avanzan para la solución de la crisis en Guahory

El Instituto Nacional del Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) opera en dos frentes para dar solución al conflicto surgido en la colonia Guahory, distrito de Tembiaporã, Caaguazú. Por un lado, mejora las condiciones de las familias que aceptaron ser trasladadas a unos 40 Km del lugar, en el distrito de Yhú; por el otro, verifica los 40 lotes que el Estado recuperó en Guahory, pues no habían sido titulados.

En las tierras de Yhú, el Indert asegura víveres hasta tanto las familias instaladas inicialmente en las casas patronales puedan cosechar los primeros frutos de la agricultura familiar, en su respectivas parcelas.

La Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), en estrecha colaboración, llevó al lugar casas provisorias de madera, que luego serán reemplazadas por viviendas a ser construidas por la Senavitat.

En cuanto a los trabajos en Guahory, en total fueron verificados 40 lotes, mediante los funcionarios del Sistema de Información de Recursos de la Tierra (SIRT), con el acompañamiento de dirigentes del FNC (Federación Nacional Campesina). Los trabajos iniciaron el miércoles y culminarían hoy, si el clima lo permite.

El presidente del Indert informó que de los 40 lotes recuperados en Guahory, 34 son agrológicamente viables, mientras que otros 7 están en zonas bajas. Después de los trabajos de verificación, la FNC deberá enviar un listado de las familias a ser reubicadas en los lotes recuperados. Desde el ente agrario garantizaron que la lista será verificada para evitar que sujetos que no califican a la Reforma Agraria ocupen lotes que no les corresponde.

“Estos lotes que son recuperados volvieron al patrimonio del Indert, vía administrativa, teniendo en cuenta que la institución todavía puede hacer ese trámite. Sin embargo, aquellos inmuebles titulados, es decir, ya inscriptos en Registros Públicos y el Servicio Nacional de Catastro, escapan de la jurisdicción del instituto. Cualquier reclamo sobre esos lotes titulados se deberá realizar en los estrados judiciales”, refiere un comunicado emitido del instituto agrario.

La Nación