Puerto Rico: el gobernador Ricardo Rosselló critica las restricciones migratorias firmadas por Trump

El gobernador Ricardo Rosselló calificó de “injustas” las órdenes ejecutivas emitidas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que suspenden la entrada de refugiados y de ciudadanos de siete países de África y el Medio Oriente.

Esta última prohibición incluye a personas que ya son residentes permanentes o tienen una visa de entrada a los Estados Unidos.

“Considero que la implantación inicial de esta orden no se ha realizado de una manera efectiva y ordenada”, dijo Rosselló en un parte de prensa.

“Cientos de personas, a las cuales ya se les había otorgado una visa de entrada y estaban en ruta o habían aterrizado en Estados Unidos, quedaron varadas en diferentes aeropuertos del País. Esto es sumamente injusto”, agregó el gobernador.

Las controversiales órdenes ejecutivas de Trump, que han sido duramente criticadas a través del mundo, suspenden por 120 días la entrada de refugiados a los Estados Unidos, prohíbe indefinidamente la entrada de refugiados procedentes de Siria, y suspende por 90 días la entrada de cualquier ciudadano proveniente de siete países de África y el Medio Oriente.

Rosselló opinó que la lucha contra el terrorismo, el radicalismo y la protección de los ciudadanos de Estados Unidos se puede lograr sin menoscabar los derechos humanos.

“Uno de los derechos fundamentales que nos garantiza la Constitución de los Estados Unidos de América es la libertad de expresión y ejercitando la misma manifiesto mi rechazo a medidas de corte xenofóbico que alteran la paz en la nación”, dijo el mandatario.

“La complejidad que implica la lucha contra el terrorismo se debe enfrentar con inteligencia y determinación al amparo de las leyes y la Constitución de los Estados Unidos de América”, agregó.

Se anticipa que se cuestione en los tribunales de Estados Unidos la constitucionalidad de las órdenes ejecutivas emitidas por el presidente Trump, relacionadas a las mencionadas restricciones migratorias.

El nuevo día