Santos supervisa las condiciones en las zonas de transición para las Farc

Santos hará visita a zonas veredales donde estarán las Farc en el Meta

El presidente Juan Manuel Santos viaja hoy al municipio de Mesetas, en el departamento del Meta, donde realizará un recorrido por la Zona Veredal Transitoria de Normalización que está en ese lugar.

Según confirmó la Casa de Nariño, el jefe de Estado recibirá un informe sobre la adecuación de las 20 zonas, al igual que los seis campamentos donde se deben ubicar los miembros de las Farc, según el acuerdo de paz. Santos estará acompañado por miembros de su Gobierno y de las Fuerzas Militares.

El hecho se da en medio de polémicas en algunos de estos puntos. Además de las denuncias sobre demoras en la adecuación de las zonas de concentración, hace unos días el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, afirmó que en un punto de pregrupamiento temporal (PTT) de ese departamento la tropa guerrillera armada “mantenía contacto con la población civil, bajaba a las zonas urbanas a ingerir licor, estaba cerca de niños y jóvenes y se ha advertido sobre una alta circulación de mujeres”.

Sobre ello, se tomó la decisión de que las autoridades del departamento harían una visita cada día de dos de estas zonas de preconcentración.

Las visitas empezaron el martes en En Ituango, norte antioqueño, donde hay dos zonas de preagrupamiento: Los Sauces y Quebrada del Medio, y una de concentración, en la vereda Santa Lucía.

Otro hecho que ha causado revuelo es el baile que se dio el pasado 31 de diciembre entre miembros de la Misión de Observación de la ONU y guerrillas en el corregimiento Conejo, en La Guajira. Por este hecho, funcionarios de ese organismo podrían ser retirados de la misión.

El Tiempo


ONU anunciará en breve medidas por comportamiento de observadores en Colombia

La Misión de la ONU en Colombia anunciará en breve medidas para evitar que se repitan incidentes como el sucedido el pasado 31 de diciembre cuando observadores del organismo fueron grabados mientras bailaban con guerrilleras de las FARC en un campamento en el norte del país.

Así lo expresó el secretario general adjunto para Asuntos Políticos de la ONU, Jeffrey Feltman, en una carta en la que responde a una misiva que la Cancillería colombiana le envió por medio de su embajadora en el organismo, María Emma Mejía.

“Dada la seriedad con la cual tomamos este incidente, esperamos que la Misión anuncie pasos decisivos en breve. Nuestra sede dará total apoyo a las decisiones que la Misión anuncie”, señala la respuesta de la ONU, a la cual tuvo acceso Efe.

El Gobierno colombiano manifestó hoy a la ONU su “gran preocupación” por la conducta de los observadores de la Misión de Monitoreo y Verificación (MM&V) del Cese el Fuego que participaron, vistiendo los chalecos azules del organismo, en la fiesta de Año Nuevo de las FARC en Conejo, caserío del departamento caribeño de La Guajira, y pidió que se adopten los “correctivos necesarios” para que no se repita ese tipo de situaciones.

“Agradeceré que las Naciones Unidas, a través de la Misión en mi país, adopten los correctivos necesarios a fin de que este tipo de situaciones no vuelvan a presentarse, y evitar así, que se ponga en tela de juicio la confianza y el prestigio de las Naciones Unidas”, señala la carta enviada a la ONU.

En su respuesta, Feltman afirma que la preocupación de Colombia por el comportamiento de los observadores, que es motivo de polémica en el país, es un asunto que la ONU “se toma con la mayor seriedad”.

“El comportamiento descrito en su carta es inapropiado y no refleja los valores de profesionalismo e imparcialidad de las Naciones Unidas. Estos valores son esenciales para la exitosa implementación de la tarea de la Misión y el soporte al histórico proceso de paz de su país”, expresa el secretario general adjunto para Asuntos Políticos de la ONU.

El funcionario de la ONU recuerda que la Misión en Colombia expidió el pasado martes, “inmediatamente después del incidente”, un comunicado indicando que tomaría “la acción apropiada” y señala que ya se completó “la investigación de las circunstancias que rodearon ese evento”, por lo cual anunciarán en breve las medidas de rigor.

Los observadores que participaron en la fiesta, cuyas imágenes fueron grabadas por la Agencia Efe, integran la Misión de Monitoreo y Verificación acordada como parte del acuerdo de paz firmado por el Gobierno y las FARC el pasado 24 de noviembre.

El campamento de las FARC donde fueron grabadas las imágenes está a unos cinco kilómetros de distancia de Pondores, el lugar donde se sitúa la zona veredal transitoria de normalización que albergará a los guerrilleros y que incluye un puesto de la MM&V, mecanismo tripartito del que hacen parte miembros de la ONU, del Gobierno colombiano y de la guerrilla.

Caracol