“Una América Latina en paz demanda poner fin al acoso, a la conspiración en contra de la hermana República Bolivariana de Venezuela” – Daniel Ortega, presidente de Nicaragua

Celac concluye con apoyo a Venezuela

Coinciden. “Una América Latina en paz demanda poner fin al acoso, a la conspiración contra la hermana República Bolivariana de Venezuela”, dijo el presidente Daniel Ortega en la cumbre.

La Celac concluyó ayer en República Dominicana su V cumbre con una tímida declaración en contra de las nuevas políticas de EE. UU., a pesar de una defensa del diálogo en Venezuela y del fin del bloqueo en Cuba, en el día en el que el nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, anunció la “construcción inmediata” del muro en la frontera con México, los delegados se limitaron a condenar la “criminalización de la migración irregular” y evitó cualquier pronunciamiento contra el muro.

En la llamada Declaración Política de Punta Cana, adoptada al final de la cumbre y que lleva anexos 70 puntos entre declaraciones especiales y planes de acción, los 33 países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) rechazaron “el racismo y la xenofobia” y pidieron simplemente reconocer las “contribuciones de los migrantes en los países de origen y destino”.

Ni siquiera la representante de México en la cumbre, la vicecanciller para América Latina y el Caribe, Socorro Flores, se refirió en su discurso en la plenaria de la cumbre al muro.

Se trataba de la primera cumbre de la Celac después de la llegada a la Casa Blanca del magnate inmobiliario y representaba una ocasión de oro para que la región construyese una postura homogénea contra la retórica antiinmigración del nuevo mandatario estadounidense.

Sin embargo, ha sido la cumbre que ha reunido al menor número de presidentes desde que se creó este foro regional en 2011.

APOYO A VENEZUELA

El presidente de la República Daniel Ortega Saavedra dijo en su discurso que “una América Latina en paz demanda poner fin al acoso, a la conspiración en contra de la hermana República Bolivariana de Venezuela”.

Ortega recalcó que “la revolución encabezada por Hugo Chávez lo que hizo fue tender su mano solidaria, tal como lo ha hecho Cuba a los pueblos de América. La cooperación bolivariana ha sido un factor determinante para la estabilidad de muchas naciones”.

“Sabemos todo lo que se sigue viviendo en cuanto a tratar de hundir (revolución bolivariana en Venezuela) este proceso profundamente solidario, profundamente humanitario”, reiteró  Ortega al manifestar su “solidaridad” con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Ortega aseguró que Maduro  “sigue luchando por la paz a través de la vía del diálogo” y que “lo que esperamos los latinoamericanos y caribeños de los Estados Unidos y de las potencias del planeta, de la Unión Europea, es cooperación para la paz, contribución para la paz, eso es lo que esperamos”, aseguró.

Ortega también se refirió a las medidas económicas anunciadas por el nuevo presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Donald Trump.

MEDIDAS ECONÓMICAS

“Las iniciativas tomadas por una potencia mundial, los Estados Unidos de Norteamérica, están marcando pautas en la economía global, donde lo que era el proceso de globalización, que se había establecido en el planeta, entra en una redefinición por el peso que tiene la economía norteamericana en la economía mundial, y por las medidas que anuncia de carácter profundamente proteccionistas”, señaló Ortega en la Cumbre del Celac celebrada en República Dominicana.

“En este contexto, expresamos nuestra determinación de  adoptar medidas pertinentes para prever, evitar o mitigar posibles efectos en nuestras economías y la pérdida de puestos de trabajo”,  agregó el mandatario.

Ortega recalcó la importancia de mantener “la unidad” de las naciones latinoamericanas, porque esta es “la base para enfrentar de manera coordinada los retos de un mundo en constante procesos de cambios, transformaciones aceleradas y globalización, así como los riesgos e incertidumbres que se ciernen sobre la economía de la región y a nivel global, entre estos, la volatilidad del mercado financiero internacional y el proteccionismo”.

También destacó como temas prioritarios para la región continuar con la demanda de que se ponga “fin al bloqueo económico a Cuba”.

“Tenemos que seguir luchando en la agenda latinoamericana por una serie de puntos que tienen que ver con la paz. Está el compromiso, libre de armas atómicas, está ese compromiso, zona de paz (en) la comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, pero también está el compromiso que ya es un compromiso casi unánime de Naciones Unidas, de que cese el bloqueo en contra de Cuba”, mencionó.

El Nuevo Diario