Uruguay: parlamentarias buscan prorrogar la cuota y paridad en número de cargos

Las mujeres en el Parlamento van por el premio mayor: en el año que se inicia aspiran a que se aprueben los dos proyectos que les incumben. Uno es el que prorroga la cuota femenina obligatoria a las dos próximas elecciones de 2019 y 2024, y el otro proyecto de ley es el de paridad, es decir la misma cantidad de cargos electivos para ambos sexos.

La Bancada Bicameral Femenina (BBF) realizó una reunión de fin de año para evaluar los resultados de su trabajo en 2016. Hablando con El País, las legisladoras coincidieron en reconocer la valía de exigir ciertas garantías y derechos en dos temas sensibles para la sociedad así como en buscar apoyo a estas iniciativas. En el encuentro se analizó la realidad y las perspectivas de estos proyectos. Esta instancia permitió transmitir el compromiso colectivo entre todos los partidos políticos y culminó con una declaración sobre estos puntos.

Mariela Demarco, representante del Partido Independiente (PI), explicó a El País que quieren “mejorar el número de mujeres en cargos parlamentarios” porque “aún es un déficit de la democracia y es una demanda de la sociedad”. También aspiran a que se apruebe en 2017 el proyecto de ley sobre la violencia basada en género. “Hemos celebrado la aprobación por unanimidad de la ley que pretende evitar la evasión del pago de pensiones alimenticias, creando un registro a cargo del Banco de Previsión Social, donde se incluya a las personas que están obligadas por una sentencia judicial o un acuerdo homologado”, se congratuló Demarco. “La participación política de las mujeres no va a mejorar si no se establecen normas que consigan una acción afirmativa, como las llama Naciones Unidas”, dijo Demarco, quien remarcó que los dos proyectos, el de cuota y el de paridad, “tienden a resolver ese déficit que tiene la democracia, como es el bajo número de mujeres en lugares de decisión”.

Ambos proyectos están radicados en comisiones del Senado. La bancada femenina tiene aspiraciones de que a ambos se les de un impulso definitivo en 2017. “Queremos que haya una ley que permita a Uruguay estar entre los primeros países de América Latina en cuanto a la calidad de su democracia”, remató la dirigente del PI.

Las legisladoras y dirigentes políticas están buscando el apoyo de sus respectivos partidos. De acuerdo con los sondeos previos efectuados, los partidos Colorado, Independiente y el Frente Amplio están a favor de extender la cuota femenina para las dos próximas elecciones. El otro proyecto es un poco más resistido, pero se seguirá conversando. Ese proyecto fija el 50% de hombres y un 50% de mujeres en los cargos electivos.

La diputada frenteamplista Berta Sanseverino, por su parte, destacó a El País que la delegación uruguaya participante del Parlatino (Parlamento Latinoamericano) apoyó una ley marco sobre paridad en los cargos electivos. “Uruguay apoyó esa propuesta, como casi todos los países del continente. Esos son compromisos que se firman y nos darán fortaleza a la bancada bicameral”, explicó. A su vez, la senadora suplente Viviana Pesce, del Partido Colorado, confirmó a El País que según su información “nuestros senadores están apoyando el proyecto de cuota y participación femenina”.

En el Partido Nacional aún no hay decisión, el tema está comenzando a ser discutido. La postura de los nacionalistas es clave porque un proyecto de esta naturaleza necesita una mayoría especial de 2/3 de componentes de cada Cámara para ser aprobado, lo cual requiere votos blancos.

La representante del Partido Nacional en la bancada bicameral Grisel Pereyra dijo que “hay algunos legisladores hombres (del partido) que son aliados nuestros”, aunque destacó que hay que seguir trabajando para que el proyecto se convierta en ley.

“Uruguay ha sido pionero en el avance de las leyes. Hoy estamos en un debe en cuanto a la participación política de las mujeres en cargos de decisión y eso es lo que nos mueve”, dijo la dirigente a El País.

El País