Autoridades de Bolivia y Paraguay cuestionan la nueva política migratoria del gobierno argentino

Bolivia: Legisladores y el Ejecutivo rechazan la medida de Macri

Autoridades del Gobierno, legisladores del oficialismo y de oposición calificaron que la medida migratoria de Argentina es xenófoba, racista y discriminadora contra los bolivianos.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, aprobó un decreto que endurece el control migratorio en su país y acelera el proceso de expulsión en caso de delitos y de ingreso ilegal de extranjeros a su territorio.

A eso se suma la propuesta del diputado argentino Alfredo Olmedo, quien sugirió la construcción de un muro en la frontera con Bolivia para evitar el paso de los extranjeros sin control.

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, manifestó que la medida es una “política apresurada”, porque en la reunión que se realizó en Brasil, el 2016, los países miembros del Conosur se comprometieron a llevar adelante una política de integración y coordinación para la lucha contra el narcotráfico, la trata de blancas, los delitos ambientales, entre otros.

“Estas acciones unilaterales lo que pueden generar son acciones de xenofobia, racismo y discriminación”, dijo Ferreira y agregó que la propuesta de construir un muro entre la frontera Bolivia-Argentina es “mala copia de Trump”, dado que “se están queriendo replicar en América Latina las políticas discriminatorias, abusivas”.

Ante esa situación, el presidente del Senado, José Alberto Gringo Gonzales, no descartó que una comisión viaje hasta la frontera con Argentina para verificar si existe o no maltrato a los bolivianos que pretendan ingresar al vecino país.

“No hay que descartar nada. Cualquier iniciativa que conduzca a verificar por los derechos de nuestros hermanos, creo que es bienvenida”, dijo Gonzales, quien aclaró que aún no se definió nada y que cada tarea será en el marco de las leyes nacionales e internacionales.

Para la presidenta de Diputados, Gabriela Montaño, una inspección “no es suficiente” y por esa situación existirán otro tipo de acciones, todo en coordinación con el Órgano Ejecutivo.

“Lo que hace (Argentina) es vincular al migrante con la delincuencia, que es inaceptable. El migrante es un ciudadano que trabaja fuera de su país. No es un delincuente y no se lo puede tachar de esta manera”, reclamó.

Por otro lado, Gonzales advirtió a Olmedo que “no vaya a ser que por mucho construir un muro, supuestamente para luchar contra el narcotráfico, de pronto se estén quedando sin esos bolivianos que han levantado Argentina”.

Por su lado, el diputado Amilcar Barral, de la opositora Unidad Demócrata (UD), lamentó que el Gobierno recién pretenda asumir acciones contra la discriminación de bolivianos, cuando “la amiga del gobierno del MAS, Cristina Kirchner, ordenó el enmallado de toda la frontera Villazon-La Quiaca, una especie de muro, pero con malla y alambres de púas”.

A través de Twitter, el presidente Evo Morales pidió a los presidentes latinoamericanos que no sigan “políticas migratorias del norte”.

Los bolivianos

Datos En 2010 había poco más de 1.800.000 extranjeros en Argentina, un 5% de la población total. Los bolivianos (345.272, según el Censo Nacional de Población y Vivienda) conformaban la segunda colectividad (19 por ciento del total de extranjeros), detrás de los paraguayos (30%) y los seguían chilenos, peruanos e italianos, según un estudio.

Página Siete


Embajador paraguayo en Argentina: “No quiero que se estigmatice a una comunidad laboriosa”

El embajador paraguayo en Argentina Federico González Franco avaló la política migratoria de ese país, pero puso reparos sobre los dichos de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, sobre sus compatriotas. “No queremos que se estigmatice a una comunidad laboriosa”, declaró el diplomático.

Paraguay transmitió a la Argentina su preocupación por las declaraciones de Bullrich, el pasado 24 de enero a una radio capitalina, “que vinculan a la comunidad paraguaya y a otras de la región” como “principales responsables” de delitos relacionados con el narcotráfico en territorio argentino.

En un comunicado, la Embajada paraguaya en Buenos Aires explicó que su titular, Federico A. González, se reunió con el vicecanciller argentino, Pedro Villagra, al considerar preocupantes las expresiones que “generalizan y estigmatizan a la comunidad paraguaya, la cual, muy por el contrario, siempre se ha destacado por su laboriosidad y honestidad”.

“En tal sentido, la Representación Diplomática ha hecho llegar su inquietud a distintas esferas del Gobierno argentino”, asevera el texto según EFE. El presidente Mauricio Macri firmó un decreto que modifica la ley migratoria con el fin de acelerar los procesos de deportación y prohibición de ingreso al país de extranjeros que hayan cometido delitos graves, como el narcotráfico, problema que el Ejecutivo se ha planteado erradicar.

El embajador paraguayo respaldó el espíritu del decreto que modifica la Ley de Migraciones pero pidió no estigmatizar a sus compatriotas. Así lo declaró para el diario Perfil. “No estamos de acuerdo con esas declaraciones. Todos los que vienen son muy trabajadores. No quiero que se estigmatice a una comunidad laboriosa, que trabaja; reiteramos nuestra preocupación por la estigmatización”, señaló.

Con respecto a la modificación migratoria el embajador del país vecino remarcó que no habrá una masiva deportación de paraguayos. “El objetivo del decreto es trabajar contra el crimen transnacional organizado. No pasa por las deportaciones masivas, se trata de reformar los controles fronterizos”, sostuvo el diplomático al mencionado medio.

Hoy


Argentina: El director de Migraciones afirmó que se evalúa crear un fuero migratorio, que pueden ser secretarías ad hoc en los juzgados

El director nacional de Migraciones, Horacio García, afirmó que el gobierno nacional trabaja en un proyecto de ley para crear un fuero especializado en el ámbito de la Justicia, porque el país “necesita jueces y fiscales que se dediquen a la cuestión migratoria para lograr agilidad”, mientras fuentes del Ministerio de Justicia precisaron que se analiza crear secretarías especiales dentro de los actuales juzgados.

“Es una idea que le pareció interesante al gobierno”, sostuvo el funcionario y agregó: “necesitamos jueces y fiscales que se dediquen a la cuestión migratoria para lograr agilidad. Los magistrados del fuero contencioso administrativo tienen una gran cantidad de tareas que hacen muy pesada la carga”.

“En muchos lugares del mundo”, existen los fueros especializados en temas migratorios, señaló durante una entrevista en radio Mitre, ante una consulta sobre las versiones periodísticas sobre la posibilidad de que el Poder Ejecutivo avance con un proyecto de ley tendiente a crear un fuero especializado en cuestiones migratorias.

No obstante, fuentes del Ministerio de Justicia consultadas por Télam a partir de esa declaración precisaron que la idea en gestación no apunta a crear un nuevo fuero, sino que, en reuniones que se hacen por estas horas, se concluyó en que es más efectivo y expeditivo que la Corte Suprema o las Cámaras de los fueros creen secretarías especiales para el tema migratorio dentro de los juzgados ya existentes.

Por otro lado, en relación a las modificaciones a la Ley de Migraciones dispuestas a través del Decreto de Necesidad y Urgencia 70/2017, publicado ayer en el Boletín Oficial, García insistió en subrayar que están vinculadas “a la seguridad y no a la política migratoria”.

“El decreto se vincula con la seguridad y no con la política migratoria, que es el cúmulo de garantías que se les ofrecen a los extranjeros”, afirmó García.

En ese marco, subrayó que el gobierno es receptivo al ingreso de extranjeros a la Argentina y precisó: “En 2016, el gobierno de Mauricio Macri radicó en la Argentina a 215.000 personas. Somos el país de América del Sur que más personas radica. Esto nos da autoridad moral”.
Además, aclaró que la Ley N° 25.871 ya establecía la prohibición de ingresos de “personas condenadas por procesos graves”, pero resaltó que se carecía de “información genuina en el país” y de “organizaciones internacionales, como Interpol”, con la que destacó la cooperación que se estableció en ese sentido “desde hace dos meses”, por la que el país cuenta con “información de los 164 millones de restricciones en el mundo” de Interpol.
García subrayó que el sistema de Información Anticipada de Pasajeros permitirá que “apenas las empresas cierren sus viajes a la Argentina, y el avión esté a punto de despegar”, las autoridades nacionales van a “recibir el listado de pasajeros”, lo que permitirá cruzar los datos de las bases nacionales con los de Interpol y los países con los que la Argentina tiene convenios.
Entre otros puntos, el decreto que modifica la ley de migraciones establece las categorías de “residente permanente”, “residente temporario”, o “residente transitorio”; y dispone que mientras estas se tramitan podrá obtenerse la “residencia precaria”, revocable cuando se desnaturalicen los motivos de su otorgamiento.
Además, la norma define qué causas impedirían el ingreso y permanencia de extranjeros en el país y enumera entre ellas el presentar documentos falsos, tener una prohibición de ingreso; haber sido condenado o estar cumpliendo condena, o tener antecedentes o condena no firme en el país o el exterior por delitos que merezcan la privación de la libertad en la legislación argentina; haber tenido condena o antecedentes por delitos de tráfico de armas, personas o estupefacientes; o tener antecedentes de haber participado en genocidio, o en delitos de corrupción.
“El proceso que se propone a través del decreto es muy ágil y, conjugado con la información que hoy tenemos en los ingresos al país, me parece que va a ser una herramienta interesante para disuadir a los que vienen a delinquir,y para abrir las puertas para los que vienen a producir”, definió García.