Chile Vamos le quita piso a Alejandra Bravo en sus dichos sobre homosexualidad

Dirigentes de Chile Vamos le quitaron piso a la presidenta del PRI, Alejandra Bravo, tras sus polémicas declaraciones contra el matrimonio igualitario y la adopción homoparental, que generaron una ola críticas en redes sociales y fueron catalogados como “homofóbicos” por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

“Alejandra y otros dirigentes del PRI, de hacer este tipo de expresiones, se tienen que hacer cargo y no nos pueden endosar esa responsabilidad a Chile Vamos, que es mucho más amplio que solamente el PRI”, señaló el vocero semanal de Chile Vamos y secretario general de la UDI, Pablo Terrazas.

El directivo gremialista pidió no confundir la opinión de la timonel con una postura oficial del bloque: “El PRI es un partido relativamente pequeño dentro de todo el mundo que hay en Chile Vamos”, apuntó.

“Profundamente no de acuerdo”

Desde Evolución Política (Evópoli) su presidente, Jorge Saint-Jean, anunció que en el comité directivo del próximo lunes le pedirán explicaciones a la timonel de PRI.

“Claramente en Evópoli nosotros no compartimos sus declaraciones. Respetamos la diversidad, valoramos la diversidad y creemos que es una riqueza para el país. Por lo tanto, profundamente no estamos de acuerdo con ellos”, expresó.

“En la próxima reunión de Chile Vamos creo que hay que conversar con ella con respecto a las últimas declaraciones que se han manifestado, que creemos que no representan el sentir de Chile Vamos”, subrayó.

En tanto, desde RN se pidió moderación en voz de su vocero, el diputado Leopoldo Pérez.

“Como Renovación Nacional no compartimos las declaraciones, en segundo lugar, no ayudan en nada a lo que es el gran proyecto que tenemos como Chile Vamos, y en tercer lugar, si ya empiezan a ser reiterativas (estas declaraciones) indudablemente incomodan”, aseveró.

El presidente (s) de Amplitud, Patricio Nawrath, sostuvo que las declaraciones de Bravo “son arcaicas, medievales y de una ignorancia tremenda. Desde Amplitud rechazamos y condenamos estas declaraciones, tenemos un fuerte compromiso en construir una sociedad diversa, tolerante e inclusiva”.

Desde el Movilh, Rolando Jiménez planteó que “ella está jugando con una carta que ya jugó en su momento (Iván) Moreira, que ya jugó Jacqueline Van Rysselberghe para perfilarse en un nicho conservador (…) respecto a esos temas que tiene que ver con los derechos humanos de las minorías sexuales”.

En Twitter los dichos de Bravo han recibido críticas de Luciano Cruz-Coke, el alcalde de La Florida, Rodolfo Carter, y también del asesor del senador Andrés Allamand, Tomás Fuentes. Marcó el contraste el precandidato presidencial independiente José Antonio Kast (ex UDI).

“Me siento discriminada y ofendida”

En declaraciones a Cooperativa, Alejandra Bravo salió al paso de los cuestionamientos y llamó a la derecha que la respalde: “Yo les pediría, más bien, que no contribuyan con aquellos que rechazan una posición distinta, como la que tiene el PRI”

“Yo diría que más bien contribuyan, que hagan lo contrario, que haya mucha lealtad respecto de la comprensión y de entender que muchas veces lo que uno dice o es malinterpretado o claramente hay malas intenciones, toda vez que uno opina contrario a lo que los otros piensan”, comentó.

Bravo además pidió no ser discriminada por sus polémicas opiniones y ahondó en su visión del asunto.

“Matrimonio es, etimológicamente hablando, entre un hombre y una mujer. Entonces la discusión es si tenemos que cambiarle de nombre, esa es la pregunta que me hago. A lo mejor en el curso de toda esta discusión y debate probablemente en algún momento se llegue al consenso de que hay que cambiar el nombre, yo no estoy de acuerdo con eso, pero no por eso tengo que ser rechazada o ser discriminada”, manifestó.

La timonel y precandidata a diputada también habló con La Segunda y especuló que: “Si las encuestas demuestran que por primera vez Chile Vamos le gana lejos a la Nueva Mayoría, ese resultado también es gracias a mis vocerías, a la forma en que yo he hecho mis vocerías”.

“Me siento discriminada y ofendida por este tipo de opiniones, porque estoy lejos de ser homofóbica”, añadió, asegurando que respeta “profundamente a la comunidad homosexual”, pero le parece que “todos estos avances tampoco pueden ser totalitarios”.

“No porque uno esté en desacuerdo con el matrimonio homosexual eso signifique que toda la comunidad te denoste como una persona ultraconservadora”, argumentó.

Chile Vamos no puede quitarle vocería

Sobre quitarle la vocería a Bravo, desde Chile Vamos respondieron que no es posible, dado que, por acuerdo, todos los presidentes de partido deben cumplir con ésta vocería del bloque una vez por semana. Es decir, ella podría renunciar a ese derecho y traspasarlo voluntariamente a alguien de su colectividad.

Cabe recordar que ésta no es la primera polémica protagonizada por Bravo, pues en enero pasado, en medio de la catástrofe de los incendios forestales, escribió en Twitter: “Se aprueba despenalización del aborto. Es aborto libre con los votos de la DC. Al mismo tiempo Chile en llamas… quizás no es coincidencia”.

En otra publicación subió una foto del SuperTanker con otra imagen del ex Presidente Sebastián Piñera pilotando, y opinó que el país lo necesitaba.

Cooperativa