Correa: las elecciones pueden ser “un punto de quiebre para acabar con la restauración conservadora” en la región

Contexto Nodal
El 19 de febrero Ecuador elegirá presidente y vicepresidente, 137 legisladores y cinco representantes al Parlamento Andino. El oficialista Alianza PAÍS presenta a Lenín Moreno como candidato para suceder a Rafael Correa mientras que el empresario y banquero Guillermo Lasso aparece como el principal aspirante de las siete listas opositoras. Simultáneamente se realizará una consulta popular que buscará prohibir que los funcionarios tengan capitales en paraísos fiscales. La segunda vuelta está prevista para el 2 de abril.

Correa dice que con triunfo electoral en Ecuador, la izquierda recuperará impulso

El mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, aseguró el jueves 2 de febrero de 2017 que con un eventual triunfo del oficialismo en las elecciones presidenciales del próximo 19 de febrero en su país, la izquierda latinoamericana podría recuperar impulso y frenar los avances conservadores en la región.

Las elecciones en Ecuador “pueden ser un punto de quiebre para acabar con esa restauración conservadora” y para que retomen impulso los movimientos de izquierda, en un momento en que la región debe encarar las políticas del nuevo gobierno en Estados Unidos, señaló Correa en un diálogo con periodistas en Quito.

El gobernante ecuatoriano, que ha estado 10 años en el poder y quien dejará el cargo en mayo próximo, admitió que “son momentos difíciles” para el progresismo en la región, por los encajareveses dos en países como Argentina y Brasil.

Sin embargo, Correa, quien se declara como un humanista-cristiano de izquierda, dijo que la realidad no es “tampoco terrible” para el progresismo, que se ha anotado una sonada victoria en Nicaragua.

Los movimientos izquierdistas de la región deben tomar un impulso que se presenta “más urgente que nunca”, frente a las políticas antimigratorias y proteccionistas del nuevo gobierno en EE.UU., agregó.

Por ello, según Correa, “los ojos de Latinoamérica y del mundo están puestos en la elección en Ecuador”.

El exvicepresidente Lenín Moreno es el candidato del movimiento oficialista Alianza País para suceder a Correa en el poder, cargo por el que también disputan otros siete candidatos opositores y críticos al actual gobierno.

El centroderechista Guillermo Lasso, la conservadora Cynthia Viteri, el socialdemócrata Paco Moncayo, los populistas Abdalá “Dalo” Bucaram y Patricio Zuquilanda, y los independientes Iván Espinel y Washington Pesántez completan la lista de candidatos presidenciales en Ecuador.

El próximo 19 de febrero, 12,8 millones de ecuatorianos están facultados para elegir al futuro presidente de la República, 137 integrantes de la Asamblea Nacional (Legislativo) y cinco miembros del Parlamento Andino; además de votar por una consulta popular impulsada por el Ejecutivo, que busca prohibir que los servidores públicos tengan dinero o bienes en paraísos fiscales.

El Comercio


Presidente Correa llama a la región a adoptar “un discurso contundente” frente a política migratoria de EE.UU.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, hizo un llamado a los países de la región a unir fuerzas y “tener una actitud como bloque” frente a las políticas “inhumanas atentatorias de los derechos humanos y de la movilidad humana” adoptadas por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

“Nos hace falta un discurso muy contundente, en eso Europa nos está dando ejemplo en eso cuando es menos perjudicada que nosotros”, sostuvo durante un conversatorio con medios de comunicación realizado en la sede de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasu), en la Mitad del Mundo.

En días pasados, en su último discurso como secretario de la Unasur, Ernesto Samper, también instó a la región a adoptar una estrategia de reacción oportuna, serena, proporcional y soberana ya, porque mañana puede ser tarde”.

“Los primeros anuncios y órdenes ejecutivas de la nueva administración de los Estados Unidos nos obligan a pensar sin histerismo que estamos frente a una complicada amenaza estratégica para Suramérica”, afirmó al presentar su informe de labores final, tras más de dos años y medio de gestión.

Posición de Ecuador sobre el conflicto entre Palestina e Israel

El presidente ecuatoriano ratificó este jueves el respaldo de su gobierno a Palestina frente al conflicto que mantiene con Israel en busca de su independencia. “Siempre hemos defendido a Palestina y mientras yo sea presidente esa posición de gobierno no va a varias”, afirmó.

Dijo que admira a Israel por ser un pueblo “que hizo florecer el desierto” y que tiene “la mayor innovación per capital en el mundo”, pero aclaró que no comparte su política internacional sobre todo con respecto a Palestina.

“En muchos casos Israel comete una contradicción, ellos sufrieron la opresión del nazismo pero algunas veces aplican política represivas, en este caso, contra Palestina”, dijo al respaldar a su embajador en Naciones Unidos, Horacio Sevilla.

En una declaración pasada, Sevilla dijo que en la actualidad, lo más parecido a la persecución y asesinatos nazis contra los judíos es “lo que el imperialismo y el sionismo cometen contra el pueblo palestino”.

“Yo no veo nada de malo que se hagan comparaciones, tal vez por lo que ha sufrido el pueblo de Israel pueden ofenderse al invocar el nazismo, lo entendemos, pero es claro que hay que rechazar contundentemente cierta políticas que tiene Israel sobre todo contra Palestina y que atenta contra el derecho internacional y los derechos humanos”, anotó Correa.

Desde hace más de medio siglo las políticas expansionistas del Gobierno de Israel, han obligado al exilio forzado de al menos 2 millones de palestinos, cuyo país ha quedado con 12% de su territorio histórico.

De acuerdo con organizaciones defensoras de derechos humanos, unos 7.000 palestinos, 400 de ellos menores de edad, viven en condiciones infrahumanas en prisiones israelíes, carentes de derechos como agua, alimentos, atención médica, educación, visitas regulares y defensa jurídica.

Andes