La Sala Tercera de Apelaciones ordenó dejar en libertad a José Manuel Morales Marroquín y Samuel Everardo Morales Cabrera, hijo y hermano del presidente Jimmy Morales. Ambos sindicados guardaban prisión preventiva por su presunta vinculación al caso el Estado como Botín: Registro de la Propiedad.

_Nac3_1bLa Sala también otorgó arresto domiciliar a Mario Estuardo Orellana López, padre de la exnovia de Morales Marroquín, y a Alma Verónica Barrios Moreno.

Los parientes del presidente Morales y los otros dos sindicados deberán pagar una fianza de Q100 mil para poder salir de prisión.

Además, no podrán salir del departamento de Guatemala ni tampoco acercarse al Registro de la Propiedad.

En relación a Morales Cabrera y Orellana López, la Sala ordenó al Juzgado Sexto de Primera Instancia Penal que los ligue a proceso por el delito de lavado de dinero, como inicialmente había pedido el Ministerio Público (MP).

ARGUMENTO

Los magistrados de la Sala expusieron que es “incongruente” que tanto los parientes del Presidente como Orellana López puedan interferir en el curso de las investigaciones, puesto que fueron ellos quienes voluntariamente se pusieron a disposición de las autoridades.

En relación al hijo del Presidente, manifestaron: “Él llegó al MP, proporcionó las fechas, indicó que llegó a declarar, proveyó información y estaba, de alguna manera, arrepentido de lo que había sucedido”.

Por tales hechos, la Sala resolvió que no existía ningún tipo de peligro de obstaculización en las investigaciones.

SALA DICE QUE SE VIOLÓ DERECHO DE DEFENSA

Al momento de dictar la resolución, la judicatura dijo que se violó el derecho de Morales Marroquín de ejercer su defensa.

Según la Sala, durante el desarrollo de la audiencia de primera declaración, el hijo del Presidente solicitó la palabra para declarar; sin embargo, la jueza Sexta de Instancia Penal, Silvia de León, le indicó que el momento para hacerlo ya había pasado.

Posteriormente, antes de finalizar la audiencia, la jueza concedió la palabra a Morales Marroquín, pero a criterio de la judicatura, la petición se debió autorizar al momento en que fue planteada.

“La ley no le limita ese momento procesal para que él pueda declarar, situación que considero pudo haber incidido en la juzgadora en su momento de resolver para dictar una resolución contraria”, señaló una de las magistradas de la Sala.

Los magistrados que firmaron la resolución son: Jaime Amílcar González, Sonia Santizo y Edith Pérez.

En casos de corrupción distintos, otro sindicados también han solicitado salir de prisión con el argumento de que están a disposición de la justicia. Sin embargo, Juan Francisco Sandoval, jefe de la FECI, señala que dicha resolución no sienta ningún precedente ya que todos los casos son diferentes.

La Hora