“Los primeros anuncios y órdenes ejecutivas de la nueva administración de los Estados Unidos nos obligan a pensar sin histerismo que estamos frente a una complicada amenaza estratégica para Suramérica” – Rafael Correa, presidente del Ecuador