Ciudadanía en Panamá presiona para que se investiguen los actos de corrupción

Dos marchas y dos destinos diferentes, pero con el mismo propósito: manifestarse en contra de la impunidad y la corrupción, así como exigir una investigación profunda sobre el pago de coimas por la empresa Odebrecht a funcionarios de los dos anteriores gobiernos y el actual.

A las 4:00 de la tarde de este jueves miembros del Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso) iniciaron su marcha desde el parque Porras hasta la Asamblea Nacional.

A su paso por Calidonia los manifestantes coreaban consignas contra los partidos políticos y miembros del actual Gobierno por sus posibles vinculación con la trama de Odebrecht.

Genaro López, dirigente del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs) , expresó a La Estrella de Panamá que no está de acuerdo con que se separe a la procuradora general de la Nación, Kenia Porcell, como ha sugerido algunos sectores.

López agregó que se debe resarcir el dinero que le pertenece al pueblo panameño y que se sancione a los ‘corruptos’. Frenadeso mantiene su postura de que los funcionarios públicos que se les compruebe que aceptaron dinero sean encarcelados y que se llame a una asamblea constituyente originaria.

Por su parte Priscila Vázquez, representante de los funcionarios administrativos de la Caja de Seguro Social, dijo que el Gobierno y los empresarios son cómplices de la impunidad .

Para Vázquez la acción de protesta realizada por Frenadeso en una demostración de unidad del movimiento popular panameño contra los políticos corruptos.

La estudiantes universitaria y miembro del Frente Estudiantil 29 de noviembre, Mariela Hidalgo, hizo un llamado a la juventud panameña a que se pronuncien en torno a la situación a que vive el país.

Hidalgo agregó que la imagen de Panamá se ha visto afectada internacionalmente por todos los escándalos de corrupción como los ‘Papeles de Panamá’ que involucran a la firma de abogados, Mossack-Fonseca, que también aparece en la investigación de los fiscales de Brasil conocida como ‘Lava Jato’, por la cual los dos socios principales (Ramón Fonseca Mora y Jürgen Mossack) están detenido desde el jueves 9 de febrero.

CIUDADANOS CONTRA LA IMPUNIDAD

Cárcel para los corruptos y que se de a conocer la lista completa de las personas vinculadas con el pago de coimas por Odebrecht para beneficiarse de contratos con el Estado.

La empresa admitió ante autoridades de Estados Unidos que pagó $59 millones en coimas durante el 2010 y 2014, cuando el país era gobernado por Ricardo Martinelli, autoexiliado en Miami.

Para el catedrático de la Universidad de Panamá Miguel Antonio Bernal la población debe de continuar manifestándose para exigir la verdad de todos los casos de corrupción.

José Alberto Álvarez, presidente en licencia del Colegio Nacional de Abogados, dijo que ningún panameño, excepto los altos funcionarios de este Gobierno, consideran que solo las personas que han sido señalados estén vinculados con el escándalo.

Los ciudadanos, dijo, tampoco creen que solo fueron $59 millones lo que se otorgaron en coimas. La manifestación denominada ‘’la marcha por la verdad’ inició desde la iglesia del Carmen hasta la Procuraduría de la Nación, donde los manifestantes recordaron el juramento a la bandera y entonaron el himno nacional exigiendo transparencia en las investigaciones y que se de a conocer toda la verdad.

La Estrella


Miles marcharon en Perú contra la corrupción y alzaron su voz frente al Poder Judicial

Este jueves se desarrolló la marcha en contra de los casos de corrupción que involucran a altos funcionarios del gobierno. En la movilización, que congregó a alrededor de cinco mil asistentes, se aprovechó por reclamar por la impunidad en los exteriores de la sede del Poder Judicial.

A la movilización se hicieron presentes colectivos civiles, miembros universitarios, sectores sociales y gremios sindicales. Además, también se hicieron presentes diferentes personajes de la escena política, como fue el caso de la congresista Marisa Glave o el exlíder del partido Patria Roja, Gregorio Santos.

Cuando la cita -que reunió a alrededor de cinco mil manifestantes- llegó a la sede del órgano jurisdiccional, los asistentes expresaron “Poder Judicial, vergüenza nacional”, exhibiendo su malestar por la impunidad ante diferentes casos de corrupción.

Cabe recordar que la marcha inició en la Plaza 2 de Mayo y tuvo como punto de cierre la Plaza San Martín.

 

La República


Alan García, expresidente de Perú: “Siento vergüenza, me dan ganas de pedirle perdón al país”

“A mi no me metan en la pandilla de los ex presidentes”, así definió el Alan García su participación en el caso Odebrecht. De esta forma el político aprista buscó deslindar su nombre del escándalo de corrupción que ensombrece a los tres gobiernos anteriores (Toledo, García, Humala.

“Yo le puedo garantizar que no tenía ningún conocimiento ni nada que ver con eso, de manera que a mí no me metan en la pandilla de los ex presidentes”, dijo García.

En diálogo con RPP, el ex presidente aseguró “no saber nada” de las coimas que recibieron de parte de la empresa brasileña los funcionarios durante su segundo gobierno (2006-2011). A partir de ello indicó sentirse “indignado” por la actuación de Jorge Cuba y otros implicados.

“Siento vergüenza, me da ganas de pedirle perdón al país”, puntualizó.

En otro momento, recomendó al ex presidente Alejandro Toledo –quien se encontraría en EE.UU– volver al Perú y ponerse en orden con la justicia. Como se conoce, el esposo de Eliane Karp, es acusado por la Fiscalía de haber recibido US$20 millones de parte de Odebrecht.

Un poco más de una hora duró la audiencia que sostuvo el ex mandatario Alan García con el fiscal anticorrupción Reynaldo Abia, en el marco de la citación referida a las investigaciones del caso Gasoducto Sur Peruano.

A su salida, García Pérez –quien asistió en calidad de testigo– leyó un breve comunicado donde manifestó que en su Gobierno (2006-2011) se firmó el contrato para el Gasoducto Sur Peruano por 1,400 millones, mientras que en el mandato de Ollanta Humala (2011-2016), este fue cambiado a uno de 7,200 millones.

“Fue sobredimensionado”, indicó.

Asimismo, reiteró que acudirá a la Fiscalía, Poder Judicial o Congreso las veces que sea citado. “Colaboraré con la justicia para que todo funcionario corrupto sea severamente sancionado”, manifestó.

García Pérez dijo sentir repudio por los actos de corrupción que envolvieron a los gobiernos anteriores.

“La verdadera riqueza de un político es el honor de servir al pueblo y de haber representado a su nación”, manifestó, aunque fue claro en señalar que “siempre se cuelan en los gobiernos (los) corruptos”.

Perú21