Crisis institucional en Paraguay: alta tensión por enmienda que busca la reelección presidencial

CONTEXTO NODAL: Algunos sectores oficialistas y opositores impulsan una enmienda constitucional para permitir la reelección presidencial. La iniciativa habilitaría las candidaturas del mandatario Horacio Cartes y del expresidente Fernando Lugo para los comicios de 2018. La Constitución paraguaya establece que el período presidencial es de cinco años sin posibilidad de reelección. Sin embargo, diversos juristas consideran que la Carta Magna no prohíbe la enmienda como vía para habilitar un segundo mandato.

25 senadores modifican a la fuerza reglamento para impulsar enmienda

Oficialistas, luguistas y llanistas llevaron a cabo ayer una sesión paralela en la bancada del Frente Guasu y contra todo lo estipulado en su estatuto y violentando las normas, modificaron tres artículos del reglamento interno que rige en el Senado con una urgencia pocas veces vistas.

De esta forma allanaron el camino a la presentación del proyecto de enmienda constitucional, ya que con la modificación del reglamento dejan sin atribuciones al titular de la Cámara, Roberto Acevedo, para retener el proyecto “por inconstitucional”.

Los senadores se abroquelaron en la bancada luguista, luego de que minutos antes el colorado Julio César Velázquez se haya proclamado presidente del Senado para dar trámite al proyecto. Los oficialistas intentaron primero por todos los medios forzar la convocatoria a sesión que tuvo la negativa de Acevedo, quien convocó a la plenaria recién para mañana.

Ante la premura de los aliados, Velázquez, en calidad de vicepresidente segundo, luego de dar entrada al proyecto y de hacer dictaminar en tiempo récord por la comisión de Peticiones Poderes y Reglamento, donde firmaron cinco de los siete miembros, dirigió la sesión secreta.

Los legisladores justificaron el atropello argumentando en palabras de Juan Darío Monges, quien ofició de secretario, que “el pedido de sesión extraordinaria fue desatendido por una minoría encabezada por el presidente Acevedo y el vicepresidente primero Eduardo Petta, por lo que Velázquez se tuvo que hacer cargo dentro de la indisciplina de una minoría para proceder”.

Igualmente indicó que con esto se da paso al proceso para la aprobación de la enmienda, y que oportunamente y “apegados al reglamento y a las normativas” darán a conocer la fecha en que presentarán el documento.

Con el cambio aprobado por los 25 senadores en el artículo 41 del reglamento se le sacó al presidente del Congreso la atribución de rechazar proyectos.

El documento aprobado a la fuerza establece que una vez que se presente un proyecto de ley, el presidente del Congreso deberá comunicar al Senado, inmediatamente después de haberlo acogido.

Actualmente el artículo menciona que el presidente debe “recibir e informarse de las comunicaciones dirigidas al Senado y ponerlas en su conocimiento, reteniendo las que a su juicio fueran inadmisibles”.

Esta modificación allana el camino al tratamiento de la enmienda, ya que Acevedo se mantiene firme en que el proyecto debe ser rechazado por inconstitucional ya que fue tratado el 25 de agosto.

La modificación del artículo 117 del reglamento reduce la cantidad de votos requeridos para que la plenaria dictamine a favor de un proyecto como la enmienda.

Plantea que las mociones tratadas sobre tablas para constituirse en comisión requerirán 23 votos y no 30 como actualmente se establece.

Al grupo que forzó la sesión ayer y originalmente contaba con 23 votos y uno en duda, el de Velázquez, se le sumaron dos más, el de los liberales Blanca Lila Mignarro y Julio César Yoyito Franco. Fernando Lugo fue el único ausente.

Lilian Samaniego justificó la sesión realizada en apuros señalando que si esperaban hasta el jueves “ellos (los antienmienda) iban a encontrar otra excusa para no tratar”.

Por su parte, Carlos Filizzola del Frente Guasu, se sinceró diciendo que “cada uno va por su interés político” y aseguró que “no se sobrepasó el reglamento”.

“Cuando hay voluntad de una mayoría se hace la sesión a la hora que pide esa mayoría”, dijo a su turno Velázquez.

Última Hora


Ciudadanía repudia golpe en el Senado

Personas afines del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), del P-MAS y gremios de distintas agrupaciones, se congregaron en las calles de la capital para repudiar la actitud de senadores que pisotearon la autoridad del presidente del Congreso, Robert Acevedo, para tratar una sesión extraordinaria donde inválidamente modificaron el reglamento interno, aparentemente, para dar inicio al proyecto de la enmienda constitucional.

A la concurrencia también se adhirió el intendente de Asunción, Mario Ferreiro, informó el periodista Christian Núñez.

Uno de los referentes del PLRA, Salyn Buzarquis, aseguró que sus correligionarios que apoyaron esta sesión “trucha”, serán expulsados del partido.

Así también, desde el Partido Liberal difundieron imágenes de una gran caravana en Villarrica que estaría arribando Asunción.

Paraguay


Cartes operó desde Mburuvicha Róga y Lugo no mostró la cara en el Senado

Durante todo el tiempo en que los legisladores oficialistas se pulsearon ayer con la oposición en el Congreso, el presidente Horacio Cartes y su equipo de asesores se pasaron monitoreando paso a paso los acontecimientos desde Mburuvicha Róga.

Hubo intensas llamadas y tratativas para encaminar el tema, pese a todos los cuestionamientos que surgieron sobre el intento de forzar la sesión para llevar adelante el proyecto de enmienda.

Hubo nulo movimiento desde tempranas horas de la mañana en la residencia presidencial. Cartes solamente tuvo una reunión oficial con un equipo de funcionarios del Ministerio de Agricultura y Ganadería para tratar el tema de la carne. Estuvieron por la residencia los ministros Juan Carlos Baruja (Agricultura y Ganadería) y Antonio Barrios (Salud Pública). Ninguno dio declaración oficial.

Los principales operadores desde el Senado, Lilian Samaniego y Juan Darío Monges, mantuvieron al tanto de las negociaciones principalmente a los asesores políticos Darío Filártiga, Arnaldo Franco y Basilio Núñez.

Un colaborar cercano de Cartes aseguró que se juegan al todo o nada y que llegarán hasta conseguir aprobar la enmienda, necesaria para plantear la reelección para las elecciones de 2018.

Desaparecido:

El que se borró durante la confrontación política en el Senado fue el Fernando Lugo. Sus aliados solamente señalaron que se mantiene en su posición de no apoyar la enmienda. Sin embargo, será uno de los principales beneficiados ya que una vez aprobado el plan iniciará su campaña para competir contra Cartes.

Desde el oficialismo aseguran que ya tienen el paso asegurado para aprobar la enmienda y que hay conversaciones avanzadas con la Justicia Electoral para impulsar el referéndum.

La idea de los cartistas y sus aliados es que puedan realizar el referéndum a más tardar entre mayo y junio, para arrancar luego con las internas.

Desde el cartismo indican que ya tienen armada la lista de senadores de Honor Colorado y que la lealtad de muchos en el Congreso es una señal de que ya tienen asegurado su espacio, como Lilian Samaniego, quien nuevamente quiere ocupar uno de los primeros lugares.

Última Hora


Afirman que todo se ajusta a la ley

Senadores oficialistas del Partido Colorado dijeron ayer que el proceso de modificar el reglamento interno de la Cámara Alta cuenta con la legalidad requerida teniendo en cuenta que la solicitud fue realizada por una mayoría amplia.

Así lo sostuvo el senador colorado Juan Darío Monges, a la vez de minimizar la postura de sus colegas opositores, quienes argumentaron que la aprobación de las modificaciones no tiene validez.

“El reglamento nos concede la posibilidad de reunirnos para sesionar. Esta sesión fue absolutamente legal, todos fueron testigos de la arbitrariedad que todos los opositores hicieron”, sostuvo el legislador.

Respecto a la denuncia que será realizada contra su colega, el vicepresidente segundo de la Cámara Julio César Velázquez ante el Ministerio Público por usurpación de funciones, tal como lo anunció Roberto Acevedo, Monges aclaró que “el senador Julio César Velázquez se tuvo que hacer cargo dentro de los griteríos y de la indisciplina de una minoría para proceder a dar entrada al proyecto de resolución que modifica artículos de nuestro reglamento.

No existe ningún acto que merezca penalización en términos del Código Procesal Penal, ellos no permitieron sesionar ante una petición legítima”, indicó.

Mientras que su colega Lilian Samaniego mencionó que la oposición debe dejar que el pueblo decida en torno a la reelección. “Yo estoy actuando por convicción. Cual es el temor que la gente decida.

Nosotros estamos convencidos que ellos deben interpretar la Constitución”, dijo. Los legisladores anunciaron que no renovarán “por el momento” la actual mesa directiva encabezada por el liberal Roberto Acevedo.

La Nación


lea también:

Juristas paraguayos coinciden con el dictamen emitido por el argentino Jorge Vanossi respecto a la reelección y la enmienda