Cumbre del ALBA: el bloque reactiva un fondo para migrantes en EEUU y nombra nuevo secretario general

ALBA reactiva fondo para migrantes latinoamericanos en EEUU

Los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) acordaron este domingo reactivar el fondo de apoyo legal, financiamiento y asesoría a migrantes latinoamericanos y caribeños en Estados Unidos (EE.UU.), informó este domingo el presidente venezolano Nicolás Maduro.

Desde el Palacio de Miraflores, en Caracas, donde se desarrolla la XIV Cumbre Extraordinaria de esta organización, Maduro especificó que se activará con la misma efectividad para el caso europeo.

“Hemos decidido reactivar, con mucha fuerza, el fondo para el apoyo legal y asesoría a los migrantes, que activó el Banco del Alba, y que fue útil motivo de la resolución llamada De Regreso que Europa tomó contra nuestros pueblos hace varios años. Fue muy útil, la vamos a activar ampliamente hacia los Estados Unidos”, señaló.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, destacó durante su participación en la Cumbre la importancia de la unidad del ALBA para consolidar el desarrollo de los pueblos de la región, “consideramos la asociación solidaria como una forma imprescindible para crecer en el desarrollo al frente a los grandes bloques que dominan la economía mundial”.

Dijo que la nueva agenda del gobierno de los EE.UU. amenaza con desatar un proteccionismo comercial extremo y egoísta, que afectará el comercio exterior del bloque y a miles de migrantes. “La pobreza, los migrantes y las catástrofes no se contienen con muros”, aseveró.

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, recordó el legado revolucionario de Hugo Chávez, quien “nos enseñó a levantar la voz ante el imperio, a rebelarnos contra quienes nos oprimían”. También dijo que obligación del bloque sumar más presidentes al ALBA.

“Hay una batalla económica contra nuestros gobiernos. Hay muros contra los migrantes, pero no hay muros contra las guerras”, por lo que este bloque regional debe ser el frente de lucha para liberación de los pueblos.

La resolución final de la cumbre también incluye la decisión de sumarse a la convocatoria hecha por su homólogo de Bolivia, Evo Morales, para participar en la Conferencia Mundial de Pueblos por un Mundo sin Muros, que se realizará del 20 al 21 de junio en Cochabamba, Bolivia.

Maduro mencionó que igualmente serán incorporados miembros del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) y del Grupo de los 77 más China (G77+China).

Esta cumbre extraordinaria del Alba se efectúa a propósito de las actividades programadas para rendir homenaje al líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, al cumplirse cuatro años de su partida física.

TeleSur


David Choquehuanca es el nuevo secretario general del Alba

El boliviano David Choquehuanca fue designado este domingo como el nuevo secretario general de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), informó el presidente de la República, Nicolás Maduro, durante la instalación de la XIV Cumbre Extraordinaria de dicha organización, que se realiza en Caracas en honor al líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez.

Choquehuanca se desempeñó como ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia durante 11 años.

A través de Venezolana de Televisión, el presidente Maduro exhortó a Choquehuanca a colocarse frente a “esta agenda intensa de integración, de hermandad, de unidad”.

AVN


Venezuela llama al Alba a crear un modelo económico productivo integral

La Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TCP) tiene como tarea la creación y el desarrollo de un modelo económico productivo integrador e integral, señaló este domingo el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro.

En la instalación de la XIV Cumbre del Alba-TCP, en Caracas, el Mandatario nacional mencionó que el objetivo es crear las bases sólidas en materia económica en función del bienestar de los pueblos.

“Es necesario poner énfasis en el tema principal que creemos tenemos como punto por aprobar, y no es otro que la construcción, desde el Alba, de una visión, de un proyecto, de un modelo económico productivo integrador e integral”, dijo el Jefe de Estado, quien preside dicho evento, en el que participan los presidentes Raúl Castro, de Cuba; Evo Morales, de Bolivia; Daniel Ortega, de Nicaragua, así como el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, y delegaciones de otros países.

Mencionó que este modelo debe tener como fin único la inversión social que, además —agregó— es la esencia que dio nacimiento a este bloque de integración, fundado por los líderes de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, y de la Revolución Cubana, Fidel Castro.

“El gran reto de esta generación y de la generación que está por venir será tener la misma capacidad de realización, de construcción y de éxito en la construcción de un modelo productivo que nos dé independencia y base sólida de riqueza para poder mantener la inversión y el desarrollo de nuestras sociedades”, subrayó el Mandatario venezolano.

Alba, ejemplo para el mundo

Al inicio del evento, el presidente Maduro recordó que precisamente el Alba, creada hace 13 años y que está conformada por 12 países, ha demostrado que otro mundo es posible, donde el espíritu humanista, social, de reivindicación de las luchas de los sectores históricamente excluidos, marca el camino a seguir.

“Nació al calor del inicio de una nueva era de Nuestra América”, dijo, y señaló que los poderes imperiales, con el objetivo de imponerse, buscan por todas las vías quebrantar para impedir la integración y, con ello, apostar al retroceso en soberanía económica, política y en derechos sociales.

Asimismo, destacó la fortaleza del Alba, que tiene entre sus miembros a Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominicana, Ecuador, Granada, Nicaragua, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Venezuela; y tres países observadores: Haití, Irán y Siria.

“El Alba es el resultado de las luchas de resistencia de nuestro pueblo, encabezada por Cuba, por el presidente Fidel Castro, y en la nueva era, después del año 1999, liderada por el comandante Hugo Chávez Frías”, quien recogió las ideas y proyectos históricos del Libertador Simón Bolívar y de los demás próceres independentistas de la región.

Es así como —agregó— surge el Alba, que pone lo social en el centro de su agenda. “El paso valiente, audaz y necesario de fundación del Alba se dio precisamente en el momento en que se conjugaron todas las fuerzas morales, políticas, que permitió dar ese paso que como todo paso revolucionario, que rompe estructura, que reta poderes, parecía imposible”.

Sin embargo, “13 años después, podemos decir, sin ninguna duda, con toda la certidumbre de los esfuerzos y logros, el Alba ha demostrado que otro mundo es posible, que es posible poner en el centro de nuestro complejo andamiaje de poder al ser humano”.

Por ello, ha puesto en desarrollo diferentes proyectos, en los que figuran el Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP), para un comercio justo y complementario entre los países; el Banco del Alba; el Sistema Único de Compensación Regional (Sucre), para sustituir el dólar en los intercambios comerciales del bloque; las empresas grannacionales; programas de cultura, alfabetización, salud y cooperación energética.

“Datos de Naciones Unidas y de la Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) muestran clara y fehacientemente cómo los países partícipes del Alba y de Petrocaribe son, en América Latina, los que gozan de los mejores índices de seguridad social, estabilidad social, de estabilidad política, de estabilidad economía, de igualdad social, y no es por casualidad, es porque nos atrevimos” a apostar a los pueblos, dijo.

“El Alba ha demostrado que otro mundo es posible y que además es necesario hacerlo, y que hay otro camino; que el camino que querían imponer, desde el pensamiento único de una derecha (…), ese camino de perdición, de entrega de la soberanía, de miseria, de guerra, de intervencionismo, ese camino unipolar sí tiene alternativa: desde América Latina y el Caribe hemos demostrado que tiene alternativa en lo político, en lo social, en lo cultural”, subrayó el presidente Maduro.

AVN


Naciones del Caribe ratifican compromiso con ALBA, Cuba y Venezuela y mantienen principios de Fidel y Chávez

Las altas autoridades y jefes de delegaciones de los países del Caribe, que forman parte de la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio para los Pueblos (ALBA-TCP), ratificaron que siguen firmes en el compromiso de afianzar y consolidar el bloque integrador fundado por los Comandantes Hugo Chávez y Fidel Castro.

Desde el Palacio de Miraflores, donde los altos dignatarios y representantes realizaron la sesión plenaria de la XIV Cumbre en Caracas, como homenaje a la memoria del Líder Bolivariano en su cuarto año de su paso a la eternidad, los voceros principales de las naciones caribeñas confirmaron que sin ALBA hubiesen sucumbido a las dificultades y a la rapiña de las transnacionales y sectores vinculados a países colonialistas e imperialistas.

SAN VICENTE Y GRANADINAS: Fidel y Chávez han sido inspiración

Ralph Gonsalves, Primer Ministro de San Vicente y Granadinas, agradeció a Cuba y a Venezuela por tanta solidaridad a su nación, así como a los países caribeños, e informó que en su país construyen un aeropuerto donde se honrará la memoria de Fidel Castro y Hugo Chávez con fotografías históricas en exposición permanente. “Han sido fuente de inspiración y mucho más. Nos han aumentado la nobleza que tenemos dentro y que fue despertada”.

“San Vicente y las Granadinas sigue comprometido en este proceso de integración y seguiremos firmes en este bloque”, expresó.

SAN CRISTÓBAL Y NIEVES: Apoyamos firmemente a Venezuela y al ALBA

El Primer Ministro de San Cristóbal y Nieves, Timothy Harris, manifestó su apoyo al pueblo y gobierno de Venezuela y también se sumó al compromiso de hacer cada vez más grandes a ALBA. Confirmó que la ayuda recibida les ha permitido sobrevivir a tantos retos y dificultades de los tiempos actuales.

“Es excelente que podamos ver dentro de ALBA para encontrar soluciones a las dificultades que han sido impuestas por la comunidad internacional”; dijo, e instó a las naciones integrantes a estar alertas ante próximos ataques financieros.

ANTIGUA Y BARBUDA: Potenciar a TeleSUR en el Caribe

Nicolas Melford, jefe de la delegación de Antigua y Barbuda, manifestó su complacencia de haber asistido a esta cumbre extraordinaria en Caracas, y afirmó que con el ALBA se ha acelerado la curva de aprendizaje de todos los estados miembros. Comentó que ha sido un honor para él esta experiencia, porque además compartió con quien fue un héroe de su juventud, el comandante y presidente de Nicaragua Daniel Ortega.

Expresó la necesidad de que ALBA potencie la presencia de TeleSUR en la región, al destacar que las naciones caribeñas siempre han sido manejadas con informaciones interesadas a través de la lente de los medios de EEUU.

GRANADA: ALBA es alianza clave en políticas dirigidas a la gente

El Jefe de la Delegación de Granada, Oliver Joseph, tras agradecer a Cuba y Venezuela por esta iniciativa en franca consolidación, manifestó que la alianza sigue siendo una clave para políticas orientadas a la gente y de no intervención en asuntos internos.

Rindió tributo a Hugo Chávez y a Fidel Castro, afirmando que sus ideas han hecho nacer mecanismos que ayudan a elevar el nivel de vida de los pueblos. “Su determinación y compromiso han permitido la mayor colaboración en las islas del Caribe y del resto de América del Sur”.

SURINAM: Nuestra mejor defensa tiene que ver con el sueño de Bolívar

El Jefe de la Delegación de Surinam, Winston Lackin, ratificó el apoyo de su gobierno y de su pueblo a las políticas integradoras de ALBA, Petrocaribe y todas las iniciativas que han surgido de la mano de Fidel y Chávez.

“Nuestra mejor defensa tiene que ver con el sueño de Bolívar, que seamos una región suramericana fuerte y unida”, dijo, proponiendo, además, un desarrollo en el comercio entre las naciones para superar el sistema imperante que se arrastra desde la época cuando todavía eran colonias de los poderes imperiales.

MANCOMUNIDAD DE DOMINICA: Liderazgo de Maduro es digno de admirar

Reginald Austrie, Jefe de la Delegación de la Macomunidad de Dominica, afirmó que gracias al talante y firmeza del presidente Nicolás Maduro, y pese a los retos y dificultades que enfrenta en Venezuela, el ALBA y Petrocaribe hubiesen sido saqueados y sucumbido ante las presiones de intereses egoístas en el mundo.

“A muchos países no les gusta decirlo, pero su liderazgo presidente Maduro, es digno de admirar”, expresó a nombre de su gobierno y pueblo, ratificando que gracias a estos mecanismos de integración y cooperación de la mano de Cuba y Venezuela, ellos han podido avanzar en educación, salud, infraestructura y otros ámbitos de desarrollo.

“Estamos firmes con los principios de Fidel Castro y Hugo Chávez, los fundadores de ALBA y Petrocaribe”, puntualizó.

VTV


Declaración de la XIV Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del ALBA-TCP

DEFENDAMOS LA UNIÓN, LA DIGNIDAD Y LA SOBERANÍA DE NUESTRA AMÉRICA

Los Jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) nos reunimos en Caracas, a cuatro años de la siembra del Comandante Hugo Chávez Frías y a cuatro meses de la partida del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, nuestros fundadores, y cuyos ejemplos e ideas interpretan y resumen el legado de los libertadores.

Ellos nos educaron en entender nuestras luchas y anhelos nacionales como procesos interdependientes y como contribuciones solidarias a los sueños comunes de libertad, dignidad, justicia y paz para la Patria Grande; a anteponer los intereses colectivos a los nacionales.

El ALBA-TCP, alianza política, económica, y social, defiende la independencia, la autodeterminación y la identidad de nuestros pueblos. Nos une la solidaridad, la complementariedad, la justicia y la cooperación, con el propósito histórico de aunar las capacidades y fortalezas de nuestros países, a fin de alcanzar el desarrollo integral y existir como naciones soberanas.

América Latina y El Caribe atraviesa una etapa crucial de su historia: los procesos democráticos populares, liderados por gobiernos, fuerzas políticas y movimientos de izquierda, enfrentan una nueva embestida del imperialismo, el capital transnacional y las oligarquías nacionales. El declive del hegemonismo imperial, los impactos de la crisis sistémica internacional y la caída de los precios de nuestros recursos de exportación, en particular de los hidrocarburos, abren nuevos desafíos. Son generados por las mismas fuerzas que crearon la pobreza, la exclusión y la dependencia de nuestras naciones y que nos impusieron invasiones y dictaduras para consolidar su poder.

En todos estos años y contra nuestra resistencia, el neoliberalismo no ha cejado en su empeño de extender su lógica financiera: no se trata de una teoría de desarrollo, es la doctrina del saqueo total a nuestros pueblos. Con el neoliberalismo, la economía mundial no ha crecido en términos reales y en cambio se ha multiplicado la inestabilidad, la especulación, la deuda externa, el intercambio desigual, las crisis financieras cada vez más frecuentes, la pobreza, la desigualdad, el desempleo y el abismo entre el Norte opulento y el Sur desposeído.

Su retorno ha resucitado al peor conservadurismo, reactivó el fundamentalismo, la xenofobia, el racismo y el militarismo. La política es financiada por empresas y gobiernos extranjeros. Los adelantos científico-tecnológicos han propiciado un alto nivel de concertación político-comunicacional entre imperialistas y oligarcas para manipular a las masas y agredir nuestras culturas. Nuevos rostros, instrumentos y métodos confunden a los votantes y trastocan los resultados electorales.

Los partidos de derecha utilizan los poderes legislativo, judicial y mediático como plataformas de conspiración y quiebran, sin escrúpulos, el orden democrático que solían defender, imponen paquetazos de ajuste con privatizaciones y despidos masivos y fomentan la articulación de la subversión política y la lucha de ideas.

La corrupción contra la que lucharon las organizaciones y movimientos de izquierda y progresistas de la región antes de llegar al poder, y contra la que han debido combatir fuertemente una vez convertidos en gobiernos, es manipulada con fines políticos, para criminalizar y desmoralizar a organizaciones y líderes. Unos se escudan en ella para atacar la eficacia, justicia y eficiencia de las administraciones públicas, limitando la confianza de los ciudadanos en sus instituciones y su ejercicio participativo. Otros se evaden, ocultando inmoralmente sus capitales en paraísos fiscales.

Debemos denunciarlos a todos y combatirlos con energía, a la vez que incrementamos los esfuerzos para fortalecer una buena gestión en la administración de los bienes públicos y colectivos. El control social de los mismos debe asumirse como una prioridad en los países miembros del ALBA-TCP. Este enfrentamiento resulta esencial y deberá formar parte de nuestra integridad y ética, mientras trabajamos por la prosperidad de nuestros países.

El ataque principal es contra la Revolución Bolivariana. Las arbitrarias sanciones estadounidenses contra Venezuela, en especial contra su Vicepresidente Ejecutivo compañero Tareck El Aissami, deben ser anuladas. La inexplicable orden ejecutiva del Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica que declara a Venezuela una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional de ese país, debe ser derogada. Venezuela, es la cuna de la libertad de Nuestra América, impulsora de la integración regional y bastión del antiimperialismo.

La defensa de Venezuela y de su revolución no es problema exclusivo de los venezolanos. Es causa que convoca a todos los que luchamos por la verdadera independencia en América Latina y El Caribe. En Venezuela se libra hoy la batalla de Ayacucho del siglo XXI.

La unidad y la integración regional de la América Latina y El Caribe es una necesidad impostergable, en este complejo entorno. El ALBA-TCP, junto con bloques como el MERCOSUR, la UNASUR, CARICOM, y otros que recobraron su protagonismo en la última década, deben continuar contribuyendo a la integración regional.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), es nuestra obra más preciada. Es el mecanismo para fraguar la unidad en la diversidad a través de la concertación política. La Comunidad ha debido enfrentar la resistencia de los defensores del fracasado panamericanismo. Debemos preservarla.

Nuestro compromiso con la Proclama de América Latina y El Caribe como Zona de Paz guía nuestra actuación internacional. Ella refrenda nuestro estricto apego a los principios de la Carta de las Naciones Unidas y del Derecho Internacional, reafirma nuestro respeto a la libre determinación, la soberanía nacional y la igualdad soberana de los Estados. Expresa la voluntad de solucionar diferencias de forma pacífica, por el diálogo y la negociación; y reconoce el derecho inalienable de todo Estado a elegir su sistema político, económico, social y cultural.

Las pequeñas economías del Caribe, que sufrieron el genocidio contra la población nativa y la esclavitud, y el saqueo colonial y neocolonial, enfrentan hoy los desafíos resultantes del cambio climático, los desastres naturales y otras crisis globales, lo que las hace las más vulnerables de nuestra familia. El Caribe, apoyado decididamente por la generosa iniciativa de Petrocaribe, merece la mayor solidaridad y toda nuestra atención.
Resaltamos que el agua y el saneamiento básico son un derecho humano que no puede estar en manos de privados y que es deber de los Estados garantizar su suministro para el bienestar de los pueblos.

Frente al ALBA-TCP y a todos los esfuerzos integracionistas genuinos, está la Organización de Estados Americanos, en la que las preocupaciones de nuestros pueblos no hallan expresión y mucho menos respaldo o defensa sino tentativas y proyectos hegemónicos. La conducta de su Secretario General es indigna y carece de mandato alguno de los Estados Miembros.

Nuestra América enfrenta una nueva agenda de dominación imperial, signada por el anuncio de un proteccionismo egoísta y extremo que impactará a nuestras aún dependientes economías. La implementación del Acuerdo de París sobre cambio climático está hoy bajo amenaza. Nuestra gente, forzada a la migración por las condiciones de vida resultado del subdesarrollo y de un orden económico internacional injusto y excluyente, es perseguida, criminalizada, deportada y sus derechos humanos frecuentemente violados. En nombre de la seguridad se incrementan los gastos militares y policiales, se persigue a las personas por motivos religiosos o raciales, y se construyen muros, como el de la frontera norte de México, a cuyo pueblo le expresamos toda nuestra solidaridad.

En el ALBA-TCP expresamos nuestra preocupación por el tratamiento a nuestros hermanos latinoamericanos y caribeños que se encuentran en condición de migrantes, en este sentido proponemos reactivar el Fondo para el Apoyo Legal y Asesoría a los Migrantes dentro del Banco del ALBA.

Los gobiernos y pueblos del ALBA-TCP vemos en estos fenómenos una nueva oportunidad para la reagrupación, la movilización y la lucha. Debemos apoyar las acciones emancipadoras, fijar con claridad y realismo los horizontes, identificar bien los valores y principios que nos unen y asumir un programa de acción integracionista, solidaria e internacionalista, que establezca las premisas económicas, sociales y políticas del cambio liberador.

Necesitamos fortalecer las organizaciones y movimientos sociales para enfrentar a nuestros adversarios. Tenemos que explicar mejor a los pueblos el alto grado de dependencia externa de nuestras economías y cómo ello compromete la independencia y la soberanía nacional. Podemos y debemos abrir más oportunidades al comercio y a la cooperación intrarregional para asegurar la independencia económica, garantía de nuestra independencia política.

En ese sentido, ratificamos nuestro compromiso para profundizar una agenda de trabajo social, económica y productiva que fortalezca la Alianza y facilite a nuestros pueblos las condiciones adecuadas para su desarrollo integral.

Respaldan y apoyan la convocatoria del Estado Plurinacional de Bolivia, la Conferencia Mundial de Los Pueblos Por un Mundo Sin Muros Hacia la Ciudadanía Universal, a realizarse los días 20 y 21 de junio de 2017 en la ciudad de Cochabamba, Tiquipaya, de ese país.
Saludamos la designación del compañero David Choquehuanca, como nuevo Secretario Ejecutivo del ALBA-TCP y le deseamos éxitos en sus funciones.
Somos responsables no solo de construir conciencia de la necesidad del cambio, sino de persuadir y demostrar la certeza de su posibilidad.
Integrémonos y unámonos todos. En ello está la victoria.

Caracas, 5 de marzo de 2017

ALBA-TCP