A pesar de la expectativa, no se presentó la polémica enmienda para habilitar la reelección

El proyecto de enmienda constitucional para impulsar la reelección presidencial en el Paraguay finalmente no fue presentado ayer ante la Cámara de Senadores, razón por la cual el estudio de la figura quedará aún pendiente. Así lo argumentó la senadora colorada Lilian Samaniego, quien forma parte del sector interesado en impulsar la reelección constituido por el oficialismo del Partido Colorado, el Frente Guasu y el sector llanista del Partido Liberal.

“No sé de dónde sacaron eso, escuché que se iba a presentar a las 15:00 y otro a las 17:00. Para que sepan oficialmente, no está prevista hoy (ayer) esa presentación, ya que no era el momento oportuno, justamente para que no se tergiverse porque seguro iban a decir que aprovecharíamos la marcha campesina. Nosotros presentaremos el proyecto en el momento oportuno”, comentó.

Samaniego expresó también que la inclusión de la reelección en la Constitución será un avance para la democracia. “El Paraguay es el único país de Sudamérica que no cuenta con esta herramienta. Queremos avanzar, legitimar y fortalecer la democracia y creemos que es con la decisión de la gente”, sostuvo.

Respecto a las denuncias provenientes de sus colegas antienmienda, quienes señalan que se procederá a una “violación” de la constitución al volver a analizar el proyecto, la colorada expresó que fueron los mismos quienes desde un inicio cometieron varias irregularidades. “Ellos sí cometieron un fraude a la ciudadanía, argumentando mejor que nosotros la reelección por la vía de la enmienda y después lo rechazaron. Ellos no saben qué hacer, por eso acudieron a la Corte Suprema de Justicia. Debemos tener una oportunidad para debatir y llegar de esa forma al referéndum”, dijo.

Los rumores de una supuesta presentación obligó a los senadores opositores y de la disidencia colorada a permanecer desde tempranas horas atrincherados y en vigilia dentro de la institución.

Punto pendiente

Los senadores proenmienda deberán dar legalidad al acta respecto al tratamiento de la sesión donde modificaron el reglamento interno de la cámara. Una vez finalizado el procedimiento, no tendrán obstáculos para conseguir dictaminar a favor de la figura dentro del pleno.

La Nación